*

X

Ars Futura: un festival gourmet de exploración musical en la ciudad de México

Por: pijamasurf - 04/09/2015

Destacando por su fina selección de artistas, el festival Ars Futura se llevará a cabo este sábado 11 de abril en el Teatro Ángela Peralta

Screen Shot 2015-04-09 at 10.33.20 PM

Hoy, se podría decir, vivimos en la era dorada de los festivales musicales. Y a pesar de que esto se debe en buena medida a que la mercadotecnia está viviendo un intenso romance con la música y decenas de marcas aprovechan estos eventos para llegar a su "target", los jóvenes, por otro lado se amplía la oferta musical y se tienen más opciones que nunca.

Entre este mar de festivales hay unos cuantos que destacan por la finura de su curaduría y por la identidad cultural que promueven más allá de aspirar al evento masivo o a la comercialización radical. Y tal es el caso de Ars Futura, un festival que evidentemente privilegia la calidad, tanto musical como experiencial, y ofrece un suculento line up. Además, siendo la locación al aire libre (el Teatro Ángela Peralta en Polanco), la vivencia promete ser aún más grata. 

El menú se compone de un par de actos asociados, ambos de altísimo nivel y que serán complementados por el fabuloso chelista californiano Jeffrey Zeigler –quien estuvo varios años con el Kronos Quartet y ha colaborado con músicos como Steve Reich y Philip Glass.

En cuanto a los binomios, el primero está integrado por John Medeski (de Medeski, Martin & Wood), quien sin duda es uno de los mejores tecladistas de la actualidad, acompañado por el guitarrista estadounidense Todd Coultier, mientras que en el segundo figura Murcof (Fernando Corona), indiscutiblemente uno de los músicos de electrónica contemporánea más propositivos, quien junto al célebre trompetista Erik Truffaz presentará Human Being Human.

En entrevista para Pijama Surf, Murcof comenta sobre la obra que tendremos oportunidad de escuchar en Ars Futura:

Empieza muy abstracto, etéreo, ambiental; poco a poco se van introduciendo elementos rítmicos y va creciendo, un poco de melodía, armonía, y de repente termina en un caos total, en una pared de ruido y cacofonía, para luego regresar a la armonía y el silencio. Vamos oscilando y explorando territorios emocionales.  

En cuanto al festival, el músico originario de Tijuana nos comentó: 

Aprecio mucho el trabajo detrás de este esfuerzo, no siempre es fácil montar propuestas con esta calidad dentro de los festivales. Y obviamente debería de haber más espacios donde se presenten propuestas alternativas al mainstream. Ars Futura forma parte de ese esfuerzo por presentar cosas novedosas y diferentes, pero sin descuidar la calidad. No se trata nada más de abrir las puertas sino que haya una curaduría detrás de la selección de artistas. 

Así que si estás en la ciudad de México este sábado 11 de abril y quieres participar en esta envolvente sesión musical, acude al Teatro Ángela Peralta (ubicado en Polanco dentro del parque Lincoln o "parque de los Espejos"), a las 16:00.

Para más información, visita arsfutura.mx

El dinero, el arte como estatus, las fórmulas preconcebidas, el que cualquiera puede ser artista... ¿un frenético loop en el arte contemporáneo?

benedicto3Podría pensarse que hablar sobre arte contemporáneo es ocioso; un lugar en el terreno de los privilegiados que pueden darse el lujo, el interés y el tiempo para discutir sobre la pregunta eterna que preocupa a algunos: ¿es arte o no?

En su libro Vs el arte contemporáneo, de Tumbona Ediciones, Javier Toscano nos introduce brevemente a un singular fenómeno: cómo el sistema del arte se alimenta a sí mismo con fórmulas repetidas que probadamente funcionan en el mercado.

El "ready made" de Duchamp (la pieza que adquiere un carácter estético en su descontextualización) o la exaltación de los productos y la mercadotecnia con el trabajo estético de Warhol han sido durante décadas replicados, con algunas pocas variaciones, en el discurso creativo de miles de nuevos "artistas". Toscano nos explica lúcidamente este fenómeno a partir de la ilusión creada por el sistema capitalista democrático, pues la mercadotecnia ha impregnado al arte: cualquiera puede ser artista, algo que se materializó en el mensaje de la famosa obra de 1993 llamada Do it; unos años antes, en 1988, una campaña masiva de Nike lanzaba el mensaje Just Do It. 

Si a Marck Zuckerberg, a Steve Jobs o a Bill Gates les fue bien saltándose la universidad y escalando en la cumbre socioeconómica a partir de su talento, estos casos representan sólo unos capítulos de éxito de entre los millones que no alcanzan el pedestal. Así, la noción del “tú puedes” ha permeado al arte y miles de nuevos artistas creen poder “ser artistas” por mera decisión: sólo basta subir a la cumbre con estrategia y por supuesto, relaciones sociales. 

FLYER-ARTE2-01-e1421114808377-700x307

Con el concepto de Know How, Toscano también nos advierte que hoy las escuelas de arte parecieran enseñar más a los alumnos cómo ascender en el sistema del arte que a seguir sus propios impulsos creativos (en caso de que estos existan). 

Hoy pareciera que las relaciones públicas son más importantes que cualquier otro talento para llegar a la cima. Así, se tiene la noción de que el artista que no llegó al reconocimiento es culpable de ello porque no supo cómo hacerlo: cómo si ese fuese el trabajo de un creador (muchas veces, la personalidad del genuino artista suele ser antagónica a esta capacidad).

Al leer este breve pero sugerente ensayo de Toscano, el autor nos invita a preguntarnos cómo es que el sistema del arte (los curadores, los museos, las escuelas, los coleccionistas, etc.) sigue legitimando un discurso que ya está sobrentendido: ¿una tendencia de mercado redituable?, ¿un público por demás fácil?

Recomiendo ampliamente este texto que desmadeja hábilmente cómo es que el sistema del dinero, las relaciones públicas y la falsa idea de que todos podemos lograr lo que queramos, han desvirtuado la creación actual de arte (nada que no pueda remediarse, por cierto). 

Puedes encontrar el libro aquí.

Twitter de la autora: @anapauladelatd

Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad del autor y no necesariamente reflejan la posición de Pijama Surf al respecto.