*

X

5 sorprendentes beneficios de consumir marihuana en pareja

Por: pijamasurf - 04/09/2015

Hay cosas que son mejores cuando se hacen en pareja, y consumir marihuana no es la excepción

tumblr_na5nbiZZZo1rxwlxqo1_1280

Las propiedades médicas y terapéuticas de la marihuana han sido objeto de numerosos estudios desde hace ya varios años, muchos de los cuales han demostrado su efecto positivo en el tratamiento de enfermedades como el cáncer, síndromes psicológicos como el autismo, como medida preventiva contra la diabetes o en malestares mentales como la ansiedad. La lista es más o menos extensa aunque poco conocida, pues en general los medios tradicionales evitan difundir información al respecto.

Inesperadamente, es posible que estos beneficios sean todavía mejores cuando la actividad de fumar marihuana recreativamente se realiza en pareja. Si ya muchas de nuestras acciones cotidianas tienen mejores resultados cuando las hacemos en compañía o en cooperación con otros, sacar provecho de la ganga puede no ser la excepción.

Ahora presentamos 5 beneficios de consumir marihuana con tu pareja:

 

1. La marihuana ayuda a las parejas a abrirse emocionalmente

Uno de los problemas recurrentes de la vida en pareja es la dificultad de algunos para exteriorizar sus emociones y pensamientos con respecto a la propia subjetividad y el estado de la relación. De acuerdo con la doctora Julie Holland, psiquiatra y autora de varios libros sobre las relaciones amorosas, el consumo de marihuana puede ayudar a superar esta barrera y llevar a los integrantes de una pareja a reconocer sus verdaderos sentimientos.

 

2. La marihuana puede aliviar la angustia

En nuestro cerebro existe un compuesto químico conocido como anandamida, un neurotransmisor nombrado en honor a la palabra sánscrita "ananda" (beatitud interior o portador de paz y felicidad interna) por el efecto que provoca en nuestro ánimo. Este, sin embargo, puede interrumpirse cuando entra en reacción con el ácido graso amida hidrolasa, una enzima relacionada con emociones de angustia y ansiedad.

Según apunta Holland, el cannabidiol de la marihuana suprime al ácido graso amida hidrolasa y, en consecuencia, permite que la anandamida genere su reacción positiva, reduciendo así la angustia de una persona y la posibilidad de que esta entre en conflicto con las personas a su alrededor, su pareja en primer lugar.

 

3. Mejoramiento de la vida sexual

De acuerdo con diversos testimonios, la marihuana puede beneficiar las relaciones sexuales de una pareja en la medida en que posibilita la relajación y la soltura, tanto física como emocionalmente.

 

4. ¿Menos violencia doméstica?

En 2014, un estudio publicado en la revista especializada Psychology of Addictive Behaviors sugirió una relación entre el consumo de marihuana y menores niveles de violencia doméstica (justo la relación inversa que se observa en parejas donde al menos uno de los integrantes consume alcohol habitualmente). La investigación cubrió 9 años de vida en conjunto de 634 parejas.

 

5. Fumar juntos: una actividad compartida

Los intereses compartidos son, en ocasiones, un elemento importante de una relación, pues permiten que los integrantes de la pareja realicen actividades compartidas y se diviertan juntos, lo cual, de acuerdo con esta investigación, eleva los niveles de satisfacción y atracción.

 

También en Pijama Surf:

10 beneficios médicos (comprobados) de la marihuana

¿Por qué es ilegal la marihuana? (Historia de la criminalización de una planta)

Cuerpos desnudos transformados en parques recreativos y sugerentes paisajes (FOTOS)

Por: pijamasurf - 04/09/2015

El fotógrafo Allan Teger nos presenta una serie de fotografías panorámicas donde el paisaje es el cuerpo desnudo

 Allan-Teger-5-600x335

Desde el punto de vista de figuras diminutas, el cuerpo humano puede ser cualquier cosa que se nos ocurra. El abdomen un mar, el ombligo un agujero de pesca, la espina vertebral un camino de arena, el torso un campo de golf y las costillas, algunas, el armazón de un antiguo buque.

A partir de esta reflexión, o mejor dicho proyección, emerge la serie de fotografías Bodyscapes, del fotógrafo autodidacta Allan Teger. El autor transforma el cuerpo desnudo de hombres y mujeres en parques recreativos y deliciosos paisajes. Los lugares toman forma con las curvas naturales del cuerpo para representar el territorio donde pequeños hombres se aventuran y nosotros, los observadores, fantaseamos –dando así una nueva dimensión al concepto de explorar un cuerpo. 

Uno de los atractivos de estas fotografías —además de la clara belleza de los cuerpos— es que no están hechas con fotomontaje o doble exposición, sino que fueron creadas por medio de fotografiar juguetes o figuras de personas diminutas directamente sobre el cuerpo humano. En este sentido se trata de una minuciosa y lúdica recreación a escala de escenarios que forman parte del imaginario colectivo sólo que, en esta ocasión, el lienzo de base son cuerpos desnudos.

Bodyscapes confabula una ilusión de aventura para el espectador, una ilusión nueva para mirar al cuerpo como se mira un páramo o una cordillera de montañas. A partir de ver estas fotografías podemos construir puentes virtuales en cualquier lugar del cuerpo que nos parezca conveniente, o de nuestro cuerpo a otro cuerpo, y aventurarnos a cruzar.