*

X

Satanismo Disney, ¿otra forma de fanatismo religioso? (VIDEO)

Por: pijamasurf - 03/30/2015

¿El que busca encuentra, o se trata de una peligrosa conspiración Illuminati que utiliza dibujos animados para pudrir a las jóvenes mentes del mundo?

Esta teoría de conspiración revive casi estacionalmente: ¿cuál es el vínculo satánico/nazi/Illuminati de Disney?

Como si se tratara de una narrativa secreta, existen fanáticos cristianos obsesionados en encontrar el número de la Bestia y referencias apocalípticas en todas las películas de Disney, además de denunciar travestismo, bestialidad y necrofilia sistemáticamente.

Ellos dicen: "¡Deberían leer la Biblia!", pero, ¿no son esos fanáticos los que deberían leer algunos otros libros además de la Biblia?

Las "desconcertantes" etiquetas pseudosatánicas de los dibujos animados solamente activan el inconsciente infantil de los fanáticos religiosos, quienes no dejan de ver signos y señales por todas partes. La esquizofrenia paranoide inducida por vía religiosa está documentada en la literatura psiquiátrica.

Esta no es propiamente una defensa de Disney: sus peligros son otros, y mucho más reales que atraer a los niños al Infierno. 

¿Cuáles son dichos peligros? Alentar el consumo desmedido y las narrativas victimizantes. 

Los cuentos infantiles están presentes en todas las culturas y mitologías y su trasfondo puede comprenderse como el camino del héroe que sale de su zona de confort para arriesgarse a los peligros del mundo, sólo para completar el periplo regresando a su lugar de origen para compartir su aprendizaje.

Los gringos están obsesionados con la xenofobia, incluso con la producida por ellos mismos. Piénsenlo por un momento: una "cultura" que no ha hecho sino documentarse a sí misma desde hace 200 años y que se ha hecho millonaria administrando el entretenimiento mundial sólo tiene el horizonte del fanatismo religioso como forma de entretenimiento.

Incluso en Estados Unidos, el satanismo ha demostrado ser mucho más tolerante que sectas cristianas "oficiales" como el Ku Klux Klan, ¿pues qué es el satanismo sino una secta más del cristianismo? ¿Y no afirma Harold Bloom que el delirio estadounidense por excelencia --de índole claramente paranoica-- es la persuasión de que Dios conoce y ama a cada feligrés de manera individual y personal?

Reflexiones de un sadhu (hombre santo de la India)

Por: pijamasurf - 03/30/2015

Por primera vez un sadhu acepta abrir su historia y esta se plasma en una cimbrante autobiografía

_66055141_american-rampuri1

En el misticismo hindú, el sadhu (sādhu, del sánscrito “buen hombre”, “hombre santo”) ocupa un lugar especial. A medio camino entre el asceta y el yogui, él se caracteriza por una vida errabunda y solitaria, enfocada en la búsqueda persistente y casi exclusiva de la liberación. Las ropas en tonos ocres, que simbolizan su voluntad de renunciación (sanyāsa), distinguen a estos monjes de otros.

La sobriedad, hasta cierto punto hermética, que caracteriza a estos hombres santos empapa de misterio su vida y sus actos. Y por eso, un documento impreso hace un par de años adquirió tal valor: nos abre las puertas a la vida de un sadhu. 

NewImage_2

Hace poco, un sadhu de nombre Rampuri, perteneciente desde hace varias décadas a la orden de los Naga Babas, dio a la imprenta un relato autobiográfico que subtituló Un viaje por la India mística. Gracias a este texto tenemos una idea de cómo es el camino de un monje asceta hacia la liberación de la mente.

Entre la voluntad didáctica y la atmósfera característica del misticismo hindú, Rampuri va trazando ese camino no siempre claro pero sí lleno de certeza, trenzado netamente con su propia vida:

Uno de esos días, el mundo de 10 años de Hari Puri Baba cambió. Encantado por el baba, y siempre un cabeza dura, el niño decidió seguir a Sandhya Puri Baba. Él no quería convertirse en un astrólogo, diciéndole a los demás qué hacer. Quería ser libre como el viento, vagando de aquí para allá, aprendiendo y practicando siddhis como Sandhya Puri Maharaj. Las lágrimas de su madre no pudieron detenerlo (con todo, su madre le dio su permiso y su bendición para irse), y su padre, impresionado por Sandhya Puri Baba, coligió que si su hijo sería un sadhu, entonces al menos tendría la disciplina de un gran santo.

A lo largo del relato surgen ideas y conceptos que quizás pueden ya ser conocidos pero quedan vivificados por la experiencia directa de Rampuri, para quien significaron realidades materiales y espirituales.

om purnamadah purnamidam

purnat purnamudacyate

purnasya purnamadaya

purnameva vasisyate

om shanti shanti shantih !

 

(«Eso es todo, esto es todo.

Del todo, el todo se manifiesta.

Cuando el todo se toma del todo,

¡el todo permanece!»)