*

X

La ciencia encuentra la manera de recrear la percepción de un "fantasma" (VIDEO)

Por: pijamasurf - 11/11/2014

Investigadores estudiaron lo que pasa en el cerebro cuando percibimos una presencia extraña o paranormal que no podemos ver

tumblr_ncdpdgaHev1tahyrfo1_500Se te eriza la piel de la nuca, sientes una presencia atrás de ti, respiras un aire cargado: algunos creyentes en lo paranormal atribuyen estas sensaciones a la presencia de un fantasma o algún otro ser invisible.

Ahora, un grupo de neurocientíficos encontró la manera de invocar a esos espíritus, o al menos la sensación de que están ahí. La sensación de una presencia extraña de hecho se deriva de señales sensomotoras confusas en el cerebro, en las cuales la autoconciencia del cuerpo de una persona se proyecta a un espacio aparentemente desconectado. En tales casos, el cerebro manda señales de vida como si pertenecieran a algo o a alguien más. El solo hecho de que esto pueda suceder en el cerebro ya es en sí fantasmagórico.

Después de estudiar el cerebro de una docena de pacientes que sufrían de tales apariciones, los análisis de IRM mostraron que todos tenían actividad anormal en tres regiones del cerebro involucradas en la autoconciencia, el movimiento o la propiocepción (el sentido que informa al organismo de la posición del cuerpo en el espacio).

Luego, trataron de recrear esta experiencia neurológica en voluntarios sanos. Les cubrieron los ojos y les pidieron que llevaran a cabo una serie de movimientos con los brazos mientras los conectaban a un robot “esclavo”. Al mismo tiempo, la parte esclava del robot, situada detrás de la persona, imitaba perfectamente los movimientos del participante y trazaba ese patrón en su espalda. Eventualmente, el robot introducía un retraso entre el movimiento actual y el imitado, y creaba una arruga en la percepción espaciotemporal del voluntario.  

Después de 3 minutos, los investigadores le preguntaron a los participantes (que no tenían idea del propósito del estudio) cómo se sentían. Varios reportaron “una presencia extraña”; otros simplemente se asustaron y pidieron que pararan el experimento.

Cuando nuestros cerebros representan erróneamente cuerpos en el espacio, ya sea por enfermedad o confusión neuronal, “esto puede crear una segunda representación del propio cuerpo, el cual ya no se percibe como “yo” sino como alguien más, como una presencia". Es decir, el cerebro tiene la capacidad de inducir una aparición, crear un fantasma del propio yo y percibirlo fuera del cuerpo. Lo cual no deja de ser una de las formas del fantasma.

 

5 geniales escenas de películas que muestran la farsa que es la democracia

Por: pijamasurf - 11/11/2014

5 escenas de películas de las últimas 4 décadas que muestran cómo el cine ha retratado la democracia, notando su carácter ilusorio

wag_1

La democracia es la gran ilusión retórica de nuestros días. Para Borges era sólo una superstición y para el novelista francés Louis-Ferdinand Céline el voto era una forma sofisticada de mantener contentos a los trabajadores (esclavos voluntarios) sin influir en el poder. Por otro lado la historia nos cuenta que la democracia fue parte de las luces más brillantes de la civilización, floreciendo en la época dorada de la razón bajo Pericles en Atenas (una luz opuesta a la visión espartana de control militar). Tal vez las cosas han cambiado, tal vez la historia es otra ilusión.

Compartimos aquí una lista de 5 escenas, basada en esta lista con algún añadido, que muestran de manera cómica o con una mordaz penetración cómo se vive la democracia en nuestra sociedad, siendo la política particularmente en Estados Unidos indisociable del marketing, las relación públicas y la manipulación de la opinión. Estas escenas muestran un linaje de prestidigitación política de épocas pasadas; un ejemplo más fresco sería ver cualquier escena de la serie de Netflix House of Cards.

 

En la película Election, de 1999, el director Alexander Payne muestra una elección escolar como un microcosmos de lo que sucede a escala nacional. Un profesor (el personaje de Matthew Broderick), ante la irritante presencia de una estudiante (Reese Witherspoon), decide alterar el conteo de los votos. Estados Unidos viviría dos procesos electorales en 2000 y en 2004 en los cuales existen dudas razonables sobre la integridad de las votaciones. 

 

En la película de 1972 The Candidate, Robert Redford encarna a un joven prospecto que gana el senado de manera inadvertida, casi como si fuera un juego. La película termina con la pregunta "¿Y ahora qué?", sugiriendo que realmente lo único importante era conseguir ser electo y después ya realmente no importa lo que se haga. 

En el clásico multipremiado de 1976 The Network tenemos un atisbo de la influencia del poder mediático y corporativo, que en muchas ocasiones va más allá del poder que tienen los políticos. En esta escena vemos cómo la democracia es una ilusión; lo que existe es la corporatocracia y los dictámenes del mercado. La cadena de TV que aparece en esta película como un suprapoder puede ser extrapolada a decenas de naciones.

Esta escena de Black Sheep muestra al personaje del comediante Chris Farley, el hermano de un candidato a gobernador, confundir a un público electoral con la audiencia de un programa de MTV: Rock The Vote. Un ejemplo de esta parte estilo Jackass que existe en los medios y en la política estadounidense. 

En Wag the Dog (1997), un operador político y un productor de Hollywood se unen para crear una guerra falsa en un vago lugar en los Balcanes que nadie en Estados Unidos conoce (revelando también la ignorancia geocentrista de muchos ciudadanos de este país) con el fin de que el presidente pueda ser elegido. La escena muestra, en términos del simulacro expuesto por Baudrillard, cómo la realidad de algo está dada por la televisión: si lo vemos en TV es que es real; si no, entonces no existe.