*

X

Los migrantes indocumentados aportan 130 mil MDD al PIB de California cada año

Por: pijamasurf - 09/13/2014

A pesar de carecer de derechos civiles y constitucionales, los migrantes indocumentados contribuyen con millones de dólares al presupuesto del país que se niega a reconocerlos
CALIFORNIA-FAMILIAS INMIGRANTES

El cantante Lupillo Rivera (AFP)

Durante los últimos años, un solo programa de deportaciones ha sacado de California, Estados Unidos, a 117 mil migrantes ilegales. Pero esta política migratoria parecería implicar un detrimento del crecimiento económico del país, pues los migrantes indocumentados constituyen 10% de la fuerza laboral del estado y contribuyen con 130 mil millones de dólares al año al producto interno bruto.

El LA Times reportó estas cifras a partir de una investigación de la Universidad del Sur de California y el Centro de Políticas de Inmigrantes de California. Se buscaba conocer de qué manera contribuían los migrantes al PIB, así como su participación en otros aspectos de sus comunidades.

Otros datos de interés recabados:

58% no tiene seguro médico.

38% trabaja en la industria agrícola.

La mitad lleva por lo menos 10 años en E.E. U.U.

¾ vive con ciudadanos estadounidenses.

De los 4.4 millones de inmigrantes de Los Ángeles, 1.1 carece de documentos, pero contribuye con 57 mil mdd al PIB local.

Aterradora animación muestra cómo las cirugías plásticas destruyen el cuerpo (VIDEO)

Por: pijamasurf - 09/13/2014

¿Dónde están las fronteras entre la realidad de nuestro cuerpo, la imagen que tenemos de él y cómo la cultura del consumismo insiste en verlo?

supervenus

Esta animación está causando furor en la red. Mezcla dibujos de anatomía con medios quirúrgicos para mostrar, en tan solo 2 minutos, los estragos que la cirugía plástica puede hacer en el cuerpo de una mujer a través de los años. Es aterrador ver cómo la búsqueda de la perfección va sustituyendo los cuerpos por monstruosos engendros de silicón y botox.

Supervenus, el video creado por Frederic Doazan, no sólo muestra el cambio en un cuerpo sino cómo cada parte modificada va cambiando la mente, y como la imagen propia se va ajustando al punto de querer sobrecompensar, exigiendo cada vez más modificaciones para sustituir los "horrores" del tiempo.

Esta no es una crítica a cualquier modificación corporal, sino a sus excesos y a cómo los cuerpos se ven deformados frente al espejo de la cultura del consumismo. Son difusas la fronteras que dividen al cuerpo de la propia visión del cuerpo; no es lo mismo querer ajustar el cuerpo a una imagen interior (después de un accidente, por ejemplo, o en el caso de un cambio de sexo) que volverlo víctima de las exigencias de una sociedad que desde hace mucho es incapaz de tener una imagen coherente de sí misma.