*

X

Al interior de extáticas catedrales modernas (FOTOS)

Por: pijamasurf - 09/12/2014

Lo invisible escenificado

Las iglesias y sitios de culto religioso son probablemente lugares de reunión tan antiguos como las cocinas de las chozas, los hospitales y los casinos. Pero los valores de cada cultura van moldeando históricamente la forma no sólo del edificio, sino del dios o dioses que se veneran en su interior.

La arquitectura religiosa es fascinante por su conexión con algo que –al menos en la mística del catolicismo— se hace presente sólo a través de la comunión –por su conexión, pues, con lo invisible escenificado.

First Presbyterian Church, Stamford, Connecticut. Arquitecto: Wallace K. Harrison.

El fotógrafo Christoph Morlinghaus, a pesar de confesarse agnóstico, emprendió una expedición a través de algunas de las más impresionantes iglesias, mezquitas y sinagogas de Estados Unidos, recorriendo trabajos de arquitectos como Eliel y Eero Saarinem (padre e hijo), Marcel Lajos Breuer y Pietro Belluschi en el libro Form/Faith.

“Trato de mantener mis fotografías tan alejadas como puedo de mis interpretaciones personales”, dice el fotógrafo, quien en ocasiones expone la película hasta 45 minutos, para capturar los juegos de iluminación natural y artificial que dan a estos sitios de culto su particular atmósfera religiosa.

Kramer Chapel, Concordia Theological Seminary, Fort Wayne, Indiana. Arquitecto: Eero Saarinen.

Techo de la Capilla de la Academia de la Fuerza Aérea de Estados Unidos, Colorado Springs. Arquitectos: Walter Netsch / Skidmore, Owings and Merrill.

Catedral de Santa María de la Asunción, San Francisco, California. Arquitectos: Pier Luigi Nervi, Pietro Belluschi, John Michael Lee, Paul A. Ryan, Angus McSweeney.

Lo que podemos aprender de cómo los perros pastores controlan a las ovejas

Por: pijamasurf - 09/12/2014

Entender el comportamiento de los perros pastores permitirá a los matemáticos diseñar robots que limpien derrames petroleros, así como planes de evacuación de emergencia cuando los humanos se comportan como ciegas hordas

algoritmo_perro_pastor

El comportamiento de los perros pastores ha asombrado a los matemáticos que han tratado de reducir sus movimientos a unos cuantos algoritmos útiles. En cada pradera del mundo, un rebaño de ovejas desordenadas y rebeldes es guiado por un ladrido ciego que sabe hacerse obedecer, ¿pero cómo lo hace exactamente?

Un perro de pastoreo parece ir detrás del rebaño ladrando a diestra y siniestra, por un lado y por el otro. Cuando ese modelo se traslada a instrucciones de computadora, funciona bien si se mantiene el rebaño menor a 40 individuos; más allá de esto, las ovejas virtuales forman subgrupos y se desentienden del perro pastor. Pero en la vida real, los perros pastores pueden mover más de 80 individuos…

Un grupo de investigadores británicos y suecos liderados por Andrew J. King decidió, en lugar de transportar prejuicios teóricos a modelos matemáticos, observar el movimiento real de los perros pastores.

Un rebaño de 46 ovejas de 3 años y una Kelpie australiana (todos equipados con transmisores GPS) debía moverse a través de un campo de 5 hectáreas. Utilizando los puntos del sistema de posicionamiento global se derivó un modelo matemático que describe las reglas del movimiento del rebaño, así como de las decisiones del perro pastor.

Este modelo se redujo a dos reglas: si el perro pastor observa que las ovejas se dispersan, las mueve juntas en un movimiento de recolección, y cuando las ovejas están juntas, las mueve hacia donde desea, en un movimiento de conducción.

Recolectar y conducir dependen de la cohesión del grupo pero, desde el punto de vista del perro pastor, se trata de una nube de individuos. Según los investigadores, si el perro observa huecos en la continuidad de la masa de ovejas, las reúne. Los usos de este conocimiento no pretenden sustituir a los perros pastores por robots (después de todo, estos perros han estado desde el principio con nosotros).

La idea sería más bien entrenar a robots para que pastoreen a otros robots de vuelta a una base, o para enseñar a grupos de robots a limpiar derrames petroleros en el agua. Igualmente, podría servir para controlar mejor a grupos de gente en momentos de emergencia o con poca visibilidad. Eso, o aplicarlo a una teoría política de control de masas ("persovejas" o "sheeple").