*

X

Congelan a gurú mientras se decide si está muerto o meditando

Por: pijamasurf - 06/05/2014

Mientras la corte decide si Su Santidad Shri Ashutosh Maharaj está muerto o, más bien, en un estado de meditación profunda, sus discípulos lo mantienen congelado en un refrigerador industrial en un ashram en la India

382496607

That is not dead which can eternal lie.

And with strange aeons even death may die.

H.P. Lovecraft

 

La familia de uno de los gurús más importantes y ricos de la India asegura que aquél murió en enero de este año. Sus discípulos, sin embargo, dicen que en realidad se encuentra en un estado profundo de meditación, lo cual ha desatado una batalla legal por el cuerpo.

Su Santidad Shri Ashutosh Maharaj, el fundador de la orden religiosa Divya Jyoti Jagrati Sansthan, con una propiedad valuada en 100 millones de dólares, se encuentra en un congelador industrial en su ashram, en Jalandhar, en el  estado indio de Punjar.

De acuerdo con sus discípulos, él simplemente entró en un samadhi profundo, y decidieron congelarlo para preservar su cuerpo para cuando despierte de la meditación. El gurú (ya sea que esté vivo o muerto) estableció su secta en 1983 para promover conciencia sobre la paz global y crear un mundo “donde cada individuo se convierta en una encarnación de la verdad, la fraternidad y la justicia, mediante la ciencia eterna de la autorrealización”.

Según uno de sus discípulos, Maharaj ha pasado muchos años meditando en temperaturas bajo cero en los Himalayas, así que el frío no le parecerá inusual mientras se encuentra en ese samadhi profundo.

La corte de Punjar y los oficiales locales apuntaron que no se puede forzar a los seguidores del gurú a creer que está muerto, ya que es un asunto de espiritualidad. Su esposa e hijo, no obstante, creen que esta negación tiene que ver con retener el control sobre su vasto imperio financiero y están llevando a cabo una investigación para que liberen su cuerpo para ser cremado.

Rarámuri conquista carrera en España: Corrió 154 km en 16 horas y 42 minutos

Por: PijamaSurf Mexico - 06/05/2014

La fama de los rarámuris como los mejores corredores del mundo se confirmó en esta carrera internacional, que se celebra en España en sierras desniveladas y escarpadas

rarEn las sierras de Alcaraz y Segura, en Albacete, España, se celebra el Ultramaratón de los 154 km. Este año, los rarámuris Silvino Cubésare y Arnulfo Químare participaron, y uno de ellos ganó el primer premio. Los rarámuris, cuyo nombre significa "pies ligeros", emplean el hábito de correr como una forma de transporte pero, también, como una transformación ceremonial y sagrada, una manera de fundirse con el entorno a partir del trance que genera correr, mezclado con el sentido místico que le imprimen.

En otros años, los rarámuris (popularmente conocidos como tarahumaras) ya habían ganado carreras en Estados Unidos. Los miembros de este grupo indígena mexicano son considerados por muchos como los mejores corredores del mundo. Cotidianamente atraviesan valles a grandes velocidades o, como en este caso, compiten en carreras sin los sofisticados equipos deportivos, con sus huaraches de suela de llanta y un cordón que sujeta el dedo al tobillo y al resto de la pierna.

Más allá de los avances tecnológicos, la concentración y agudeza mental son esenciales para consumar las hazañas más inverosímiles. Este año, Cubésare ganó el primer lugar en la categoría senior del Ultramaratón y el segundo lugar general, quedando a tres segundos del primero. Esta carrera se desarrolla a lo largo de tres días, durante los cuales los competidores corren 50 km diarios, con algunos intervalos de descanso. La carrera inició el 30 de mayo y concluyó el 1 de junio, y participaron 700 corredores.

Se trata de una peculiar competencia, porque el trayecto recorre 8, 220 metros de caminos accidentados y desniveles, por tratarse de una sierra; algo así como la bici de montaña pero, en este caso, con el puro recurso de las piernas. Cubésare y Químare se preparan ahora para la última competencia, el 7 de junio en Cerdanya.