*

X

Alexander Bogdanov, el genio vampírico que se mató a sí mismo tratando de ser inmortal

Por: pijamasurf - 03/28/2014

El ruso Alexander Bogdanov, aunque no muy famoso en la historia, es uno de los personajes soviéticos más extraños y geniales que cambiaron el rumbo de la ciencia.
aijcor5cxakxlknbbdsm Bogdanov jugando ajedrez con Lenin

La carrera de Alexander Bogdanov desafía cualquier caracterización. Fue escritor de ciencia ficción, doctor, ideólogo marxista, pionero de la cibernética y un hombre que se alimentaba de utopías para vivir por siempre; mismas que acabaron con él.

En su libro Red Star, Bogdanov imaginaba un ideal techo comunista en el cual las labores manuales eran hechas por autómatas y las personas pasaban su tiempo trabajando para mejorar su cultura o contemplando el progreso que esa cultura había logrado. Y mientras otros estaban intentando convertir a Marx en una revolución, él estaba tratando de convertir a Marx en ciencia.

Escribió ensayos sobre tectología (término que él inventó), que proponían ver el mundo como un sistema de redes interrelacionadas gobernadas fundamentalmente por las matemáticas de la naturaleza. Algunos han sugerido que la tectología fue el prototipo para la cibernética moderna y la teoría de sistemas; una especie de influencia marxista oscura en las ciencias generalizadoras. Sin embargo, Bogdanov nunca pudo reunir los recursos necesarios para desarrollar y probar sus teorías. En lugar de ello, de dedicó a experimentar con la entonces desconocida ciencia de la transfusión de sangre, que lo llevaría a su muerte.

Bogdanov-portraitEl ruso estaba convencido de que la vida podría ser radicalmente prolongada mediante el intercambio de sangre entre camaradas de distintas edades. En esta utopía vampírica y socialista, la nueva sangre reemplazaría literalmente a la vieja. Así, Bogdanov creía que, si se transfería a sí mismo suficiente sangre de personas jóvenes, podría hacerse inmortal.

Después de la muerte de Lenin pudo de alguna manera convencer a Stalin de patrocinar su programa de experimentos, y, en 1928, después de llevar a cabo un “intercambio entre camaradas” con un estudiante enfermo de malaria, murió.

Para nosotros, hoy en día, es obvio que sus experimentos estaban destinados a la ruina. Bogdanov ideó la técnica de transfusión, pero esta rebasó por mucho sus habilidades para analizar la sangre. No tuvo el mismo cuidado que los vampiros eternos de Only Lovers Left Alive, que beben sólo la mejor sangre y se intoxican de la vida de personas sanas. Sin embargo, sus muy pretenciosas teorías socialistas-vampíricas hicieron que la Unión Soviética se convirtiera en la primera nación en implementar un sistema centralizado de bancos de sangre. Nada mal para un hombre que, mientras los revolucionarios de todo tipo tenían la cabeza en las nubes, él la tenía en un planeta tectólogo donde la vida se lee en sistemas y puede ser alargada para siempre. 

 

Publicarán "Echo's Bones", una historia inédita escrita por Samuel Beckett

Por: pijamasurf - 03/28/2014

Una historia rechazada en 1934 por el editor del Nobel irlandés fue finalmente rescatada y se publicará el próximo 17 de abril.

Screen Shot 2014-03-30 at 7.05.33 PM

En 1934 Samuel Beckett escribió una historia de 13,500 palabras que llamó Echo's Bones. Era un encargo de su editor Charles Prentice de la casa Chatto & Windus, para completar More Pricks Than Kicks, una compilación de historias entrelazadas escritas por el brillante irlandés que se publicaría ese mismo año. Sin embargo, la pieza no fue muy bien recibida por Prentice, quien en una carta destrozó Echo's Bones.

Es una pesadilla... Echo's Bones provocaría que, estoy seguro, el compilado perdiese muchos lectores. la gente se va a estremecer y a confundir y no se concentrarán en digerir el estremecimiento... Odio tenerte que decir esto.   

Tras el tajante rechazo, la historia quedó archivada e ignorada por los estudiosos de Beckett, aún después de su muerte en 1989. Afortunadamente, según reporta el diario The GuardianEcho's Bones será publicada por primera vez este 17 de abril, a ochenta años de haber sido escrita. La edición será lanzada por Faber & Faber, y la noticia ha emocionado a cientos de seguidores de Beckett. Además del valor histórico y lo atractivo que resulta poder leer algo nuevo de uno de los grandes escritores del siglo XX, al parecer la historia en sí manifiesta notables méritos literarios que pronto tendremos oportunidad de confirmar.