*

X

Más de 2,000 personas marchan pidiendo liberación del Chapo Guzmán (FOTOS)

Por: PijamaSurf Mexico - 02/27/2014

El apoyo social a los narcotraficantes es un fenómeno común en México. Como muestra, más de dos mil personas que buscan la liberación del Chapo Guzmán marcharon en Sinaloa a unos días de su arresto. Recordemos que en 2009, cuando supuestamente murió Nazario Moreno, líder de la familia michoacana, decenas de personas se manifestaron en las calles en apoyo a ese personaje. 

24 horas antes de la marcha en Culiacán, Sinaloa, aviones y helicópteros soltaron volantes que convocaron a la protesta en Guamúchil, uno de los pueblos de este estado donde se reunieron al menos 500 personas, además de las 2,000 concentradas en la capital sinaloense.

Las pancartas en apoyo emitieron mensajes como: "Al Chapo se le quiere y se le respeta más que a cualquier mandatario", "Queremos libre al Chapo", “Sinaloa quiere libre al Chapo”, “No queremos otra guerra" , “Chapo hazme un hijo”, “Joaquín Guzmán daba trabajo, no como ustedes políticos corruptos”. También se registraron movilizaciones en los municipios de Salvador Alvarado y Mocorito. La mayoría de los asistentes fueron jóvenes que confrontaron la ilegitimidad social del gobierno, en comparación con la supuesta aportación colectiva del Chapo. 

 

 

 

 

Saltarse una comida produce una reacción cerebral parecida a fumar marihuana

Por: pijamasurf - 02/27/2014

La importancia del olfato como ayuda para conseguir comida no puede desestimarse, y según este estudio, los receptores olfativos producen su propia forma sintética de THC cuando perciben hambre.

Kumar-Got-Munchies-456x472

La comida nunca huele tan bien como cuando estás hambriento: donas, dulces, una hamburguesa con queso y tocino (¡incluso el olor mismo del queso y el tocino!) o cualquier apetencia que tu cuerpo requiera desencadena esa constelación neuroquímica que por brevedad llamamos "hambre", y que en su forma extrema (o bien, en su forma alentada por el consumo de cannabis) llamamos munchies.

Y es que el cerebro inundado de THC podría orientar a los neurólogos sobre el mecanismo del hambre: Giovanni Marsicano y un equipo de la Université de Bordeaux publicaron un estudio en Nature Neuroscience donde afirman que los receptores olfativos en los cerebros de ratones se activan cuando éstos tienen hambre, pero también cuando sus cerebros están drogados.

La importancia del olfato como ayuda para conseguir comida no puede desestimarse, pero lo interesante en este caso es que saltarse una comida o hacer ayuno activan los mismos receptores en el cerebro que cuando te fumas un porro. Estos receptores producen un compuesto llamado endocanabinoide, que actúa justamente como el THC de la marihuana, produciendo efectos similares al consumo de la sustancia, incluyendo un hambre voraz y un aguzado sentido del olfato.

En otras palabras: si no comes, tu cerebro se comporta como si estuviera drogado.

Pero los cerebros de los humanos y de los ratones tienen algunas diferencias: por ejemplo, nuestros receptores de canabinoides están localizados en el cerebro, pero también en otras partes del cuerpo; por otro lado, el sentido del olfato en los roedores es mucho más agudo que en los humanos (ellos pasan mucho más tiempo que nosotros observando el mundo a través de los aromas).  

Sin embargo, esta asociación entre hambre y olfato no ha sido desaprovechada por los Big Pharma, quienes crearon drogas como Rimonanbant para bloquear los receptores de canabinoides e impedir la aparición del hambre (aunque al menos desde el 2009 esta droga fuera sacada del mercado, debido a sus maliciosos efectos secundarios.)

También en Pijama Surf

¿Por qué la cannabis provoca hambre? La neurociencia detrás del “munchies”

Mango, el compañero ideal de la marihuana (consumirlo potencia los efectos positivos del cannabis)

No puedes dejar de comer patatas fritas porque son como la marihuana