*

X

Un segundo "Ojo de Dios" mirándonos desde la lejanía del espacio, la nebulosa NGC 4921

Por: pijamasurf - 11/25/2013

Ojos cósmicos se acumulan en nuestro imaginario, la sublime estética de las nebulosas hace que el ser humano se quiera ver reflejado o proyecte parte de su estructura psíquica en el espacio.

nebul-god

 

Las imágenes de nebulosas generadas por telescopios como el Hubble son unas de las vistas más impresionantes que el ser humano ha podido disfrutar. Entre ellas, una de las más destacadas es la Nebulosa de la Hélice o NGC 7293, a una distancia relativamente cercana de la Tierra: 680 años luz. A esta nebulosa, conocida popularmente como "El Ojo de Dios", se le suma la nebulosa NGC 4921, a unos 310 millones de años luz de distancia, y que también ha sido rubricada como un "ojo de dios", en este caso "El Segundo Ojo de Dios".  La imagen que aparece a continuación está compuesta por varias fotografías de esta nebulosa tomadas por el Hubble, además de que ha sido retocada, dado que, naturalmente, los colores no se ven así; sin embargo, la maestría técnica de los fotógrafos al momento de elegir los filtros y armar la imagen es indudable.

 

eyegod-neb

 

Por otro lado, en el juego de equilibrio universal, y en este esquema de pareidolia cósmica, tenemos también el Ojo de Satán: la nebulosa NGC 4151, a 43 millones de años luz, que ha sido retratada por el telescopio Chandra, en la imagen siguiente. Esta temible nebulosa además cuenta con un supermasivo agujero negro en su centro.

eyeofsatan

 También en Pijama Surf: ¿Son las nebulosas la forma más sublime de arte en el universo? (FOTOS) 

[Gizmodo]

Nuevos capítulos de la Serie Gratis, la historia de una ingenua banda de covers que pone en jaque al mundo de las disqueras y nos hace reflexionar, en medio de una fiesta delirante de humor, sobre el copy-left y la mexicanidad.

La saga de webclips Tropikal Forever-La Serie Gratis continua con su desaforada dosis de diversión y crítica sociocultural disfrazada de entretenimiento. Nuestros héroes Edson y Wanatox, líderes de Tropikal Forever, la banda de covers que reinterpreta clásicos de la música anglosajona para acercarlos a las masas reales, se ven perseguidos por el imperio discográfico, una versión tropicalizada de los Iluminati, celosos del copyright.

En el segundo capítulo, una de las últimas apariciones del legendario actor y rockero Johnny Laboriel, vemos cómo el hijo del dueño de las disqueras (en ese esquema monopólico que tan bien conocemos los mexicanos) busca infiltrarse entre los seguidores de los Tropikal, "cambiándose de look", en un jugo de tribus urbanas y percepciones que llega al delirio.

 

En el tercer capítulo podemos presenciar cómo Reynaldo y la mafia de las disqueras buscan hacerle la vida imposible al carismático Wanatox, pegándole a su eros, a su kundalini, a través de su cuñado, agente de la élite usurera, con el  clásico "cebón" o "cagapalos", y es que el derecho a la libertad de expansión sexual debe de ser respetad y la creatividad de nuestro héroe no debe de ser coartada. 

 

En el cuarto capítulo le toca a Edson, quien se prepara (y se refocila) para tener un rendez-vous con una sexy chica, pero agentes nefandos de las disqueras le hacen un cockblock, y desatan, apagando la luz e impidiendo que se comunique con su novia (en esa esclavitud al celular), una ola de muertos vivientes, caminata voraz de zombies (y es que las corporaciones son una especie de calamar vampiro que se abalanza sobre la creatividad, creando robots hambrientos). La Serie Gratis, entre la farsa psicodélica y la nueva verbena, es dirigida por Paco Cano y producida por el colectivo Los Animals.

Los siguientes capítulos pueden seguirse en LaSerieGratis.tv,