*

X

Haruki Murakami encabeza la lista de los apostadores en Ladbrokes para ganar el Nobel de Literatura 2013

Por: pijamasurf - 09/05/2013

La conocida casa de apuestas Ladbrokes da como favorito para obtener el Premio Nobel de Literatura de este año al japonés Haruki Murakami, un autor ampliamente leído que quizá corone así su celebridad global.

murakamiHaruki Murakami es un fenómeno literario de nuestra época, acaso uno de los primeros escritores para quien el calificativo de “global”, con todo lo que ello implica, puede aplicársele con suficiencia. Inicialmente un autor de culto en Japón, de reconocimiento únicamente inter pares, su salto ya irreversible a la fama mundial y al éxito que otorga el mercado ocurrió con Tokio Blues, una novela que el japonés planeó deliberadamente para convertirse en el best-seller que le permitiera salir de ese semi-anonimato que significa ser un escritor joven que escribía en japonés.

Este logro, sin embargo, no resta calidad o mérito al resto de su obra. Entre los títulos de Murakami se encuentran unos cuantos ―La caza del carnero salvaje, Crónica del pájaro que da cuerda al mundo, acaso Sputnik, mi amor y algunos cuentos cortos― en los que la prueba de su talento literario es manifiesta.

Ahora es posible que dicha celebridad consiga el reconocimiento que otorga la Academia Sueca, esto al menos si los apostadores de la conocida casa londinense Ladbrokes aciertan y, como prevén, el Nobel de Literatura de este 2013 sea concedido al japonés.

Según los números de Ladbrokes, Murakami es con 3-1 el favorito de este año para obtener el premio, hasta ahora muy por encima de Joyce Carol Oates (6-1), el húngaro Peter Nádas (7-1), o el poeta surcoreano Ko Un (10-1).

Por otro lado destaca la presencia de Adonis (14-1), el legendario poeta sirio que en 2011, en plena Primavera Árabe, parecía un ganador inminente, aunque al final el Nobel le fue concedido al sueco Tomas Tranströmer.

Con todo, experiencias anteriores muestran que en elecciones de este tipo ―que dependen de criterios tan caprichosos como sus electores mismos e incluso de razones fuera de la literatura y más bien políticas y sociales―, la intuición de los apostadores pocas veces se ha revelado precisa, y el ganador del Nobel resulta de entre los menos favorecidos por las probabilidades.

En Pijama Surf: Salinger, Murakami y la secreta hermandad de los introvertidos

[Guardian]

Te podría interesar:

Por qué trabajar en Facebook podría ser tu peor pesadilla

Por: pijamasurf - 09/05/2013

No todo es miel sobre hojuelas en la sede del gigante de las redes sociales: entérate de lo que algunos empleados (y antiguos empleados) dicen sobre la realidad de trabajar en Facebook.

mark-zuckerberg-thumbs-down-facebook

Tal vez creas que trabajar en Facebook sería algo así como una fiesta interminable; después de todo, la gente trabajando tan sólo en prácticas gana $25 mil dólares más al año que el empleado promedio. La encuesta Glassdoor optó por hacer a Facebook la compañía número 1 para trabajar --pero según algunos de los empleados de Mark Zuckerberg en los foros de Quora, el día a día laboral de Facebook no es tan envidiable.

Keith Adams, programador en Facebook, afirma que los ingenieros deben cubrir horas (semanas) de guardia, como en una sala de urgencias. En ese tiempo no pueden abandonar la ciudad, deben responder inmediatamente a cualquier hora, en cualquier momento, incluso a altas horas de la noche, lo que los asemeja a un esquema militar.

Otro programador que prefiere mantener el anonimato afirma que la barrera que divide la vida personal de la laboral no existe si trabajas en Facebook. No es lo mismo "ser tú mismo" si trabajas en una compañía con 500 personas que si trabajas en una con 4,000, lo que levanta constantes dudas sobre el profesionalismo de la empresa. Además, dicen, el espacio de trabajo está sobrepoblado:

"Cuando tienes grandes habitaciones llenas con filas y filas de mesas estilo picnic, con gente sentada codo a codo con seis pulgadas de separación y ninguna privacidad entre ellos, lo siento, eso es como tener ganado en un chiquero, no talento de alta calidad ganando cifras bajas o medias de seis dígitos."

Y es que el meteórico crecimiento de Facebook desde sus inicios ha hecho imposible "enfatizar en organización, cuidado o estabilidad". Algunos empleados incluso afirman haber sido tratados como "basura", pues se les solicita realizar tareas "realmente inapropiadas, como separar la ropa de lavandería del director, con las pantaletas sucias de su esposa incluidas."

Y si crees que todos tus amigos te envidiarán por trabajar en Facebook, piénsalo dos veces. La esposa de un antiguo empleado de Facebook afirmó que sus amigos y familiares le solicitan ayuda tanto a ella como a su esposo cuando el sitio cambia alguna configuración de seguridad o de interfaz, lo que ocurre con cierta frecuencia. Según ella, la gente cree que cada empleado es algo así como una extensión de Mark Zuckerberg.

Hablando de la cereza del pastel, el amado y odiado director general, Mark Zuckerberg, así como la directora operativa, Sheryl Sandberg, pasan mucho tiempo en "actividades extracurriculares", o dándose aires de grandeza, lo que vuelve incómodo y difícil tratar con ellos cuestiones de trabajo.

La falta de dirección de la compañía se ve redondeada y ejemplificada cuando incluso el personal temporal carece de la capacitación mínima. "Fui temporalmente contratado [como administrador] con muy poca guía o apoyo, sirviendo a dos de los peores líderes con los que jamás he interactuado. Además, el proceso de toma de decisiones es absolutamente discrecional:

"He visto tomar decisiones a ingenieros únicamente. O a un ingeniero y a un diseñador durante el almuerzo. O por pasantes, todo sin decírselo a sus gerentes, incluso. Esta especie de toma de decisiones autónomas sugiere una completa falta de entendimiento de cómo se supone que deben funcionar las corporaciones.

Ninguna compañía y ningún empleo es perfecto, pero por lo que podemos deducir de la retroalimentación que sus empleados comparten, Facebook cobra muy caro a sus empleados el dudoso prestigio de trabajar para ellos.

[Business Insider]