*

X

Encuentran 19 dibujos inéditos de Charles Bukowski que datan de 1974

Por: pijamasurf - 08/30/2013

Los dibujos se dan a conocer por primera vez, es posible que en conmemoración del aniversario de Bukowski el 16 de agosto pasado.

Charles Bukowski (Hank para los amigos) solía dibujar sencillos personajes en algunas dedicatorias de sus libros. Pero hace unos días se encontraron 19 dibujos de Hank que datan de la época de Notes of a Dirty Old Man, la columna que mantuvo en Los Angeles Free Press hasta 1976 y que fue en gran medida responsable de su proyección y difusión en la ciudad.

Los dibujos fueron hallados por el poeta Michael C. Ford, quien los recibió de Bukowski en 1974. Ford cuenta que estaba limpiando el escritorio de Hank cuando halló la carpeta; cuando Hank los vio le dijo "ah, quédate con ellos, hijo, podrían valer algo algún día." Ford tomó el consejo, y fuera de una pequeña exposición hace unos años no se ponen en circulación masiva hasta ahora. Incluso las dos ediciones de Notes of a Dirty Old Man las omiten.

Con respecto a los dibujos en sí, hay que decir que Hank tenía talento para captar la sutil y precisa colaboración entre la imagen y las frases que las acompañan, en la mejor tradición del New Yorker. Al igual que en sus poemas, Hank utiliza un humor descarnado que ofrece más de una lectura o interpretación; misógino y misántropo total, Bukowski apuesta todo a un único disparo y a la inmediata complicidad del lector/espectador, como en ese pequeño haikú "Right or Wrong in 18 seconds."

[BookTryst]

La simbiótica relación entre desorden y creatividad

Por: pijamasurf - 08/30/2013

Nuevos estudios revelan que trabajar en ambientes desordenados puede llevarte a detonar tu creatividad (aunque esto tenga también sus contras).

Messy desk

En años recientes, investigadores han identificado muchas maneras de avivar la creatividad, desde el ejercicio aeróbico hasta el barullo de una cafetería. Pero un estudio recién publicado revela otro método más, uno que muchos de nosotros hemos implementado sin darnos cuenta de los beneficios.

Encuentra que a las personas se les ocurren más ideas creativas si están sentadas en un cuarto desordenado.  

“Los ambientes desordenados parecen incitar a romper con la tradición, la cual puede producir percepciones frescas”, escribe la investigadora Kathleen Vohs, de la Universidad de Minnesota. “Los ambientes limpios, en contraste, fomentan la convención y el jugar a la segura”.

En uno de los experimentos que realizaron, les pidieron a cuarenta y ocho estudiantes de universidad que pensaran en diez usos no convencionales para pelotas de ping-pong. A la mitad de los participantes los pusieron en un cuarto muy organizado y limpio y la otra mitad en un cuarto desordenado con papeles esparcidos en una gran mesa (junto con otros en el piso).

Dos asistentes calificaron cada idea en una escala del uno al tres (de “nada creativo” a “muy creativo”). Después de sumar los resultados, los investigadores hallaron que aquellos que trabajaron en un cuarto desordenado fueron en general más creativos que los que hicieron la tarea en el cuarto limpio. En promedio, a aquellos trabajando en un ambiente prístino se les ocurrieron el mismo número de ideas, sólo que no fueron tan innovadoras.

“Ser creativo tiene que ver con romper con la tradición, el orden y la convención, y un ambiente desordenado parece ayudar a las personas a hacer justo eso, concluye Vohs.

Por más que el estudio sea interesante y el hecho de derrochar ideas en un espacio desordenado pueda ser más dinámico, el desorden tiene sus bemoles a la hora del trabajo. Si no estás en un espacio organizado (aunque organizado signifique un caos cuidadoso) no podrás estructurar claramente ningún proyecto. Todo espacio es forma y clima de lo que contiene. Quizá sea bueno hacer el ejercicio de la ocurrencia en un cuarto desordenado y desarrollar el proyecto en un cuarto organizado y limpio.

[Psmag]