*

X

Diferencias entre el sexo del porno y el sexo real explicadas con comida (VIDEO)

Por: pijamasurf - 08/03/2013

Todos sabemos que la pornografía es un montaje, una actuación, y es probable que en esa falsedad radique la clave de su éxito rotundo (quizá porque todos, de una u otra forma, necesitamos de esas fantasías para sobrellevar o entender nuestra propia existencia).

En este video, que ha circulado profusamente en días recientes, se evidencia algo de esa mentira por medio de una comparación de la "realidad", haciendo evidente ese abismo que existe entre lo normal del porno y lo normal de las relaciones sexuales en el mundo fuera del porno.

Los datos que se ofrecen son interesantes en sí mismos, pero igualmente la manera de presentarlos, en una ingeniosa sucesión de imágenes que metaforizan prácticas sexuales con comida. Dos placeres que, por otro lado, son sumamente cercanos entre sí.

También en Pijama Surf: Actrices porno sin maquillaje: desacralización del simulacro fundamental de la realidad (FOTOS)

Este despacho de diseño, fundado en Bélgica, parece materializar, desde ahora, el brillante futuro del arte objeto.

24milanointro_xlarge1

Pocas plataformas creativas hacen confluir de forma tan brillante la relación de arte y funcionalidad, como el trabajo de Job Smeets y NynkeTynagel, quienes agrupados bajo el nombre de Studio Job han revolucionado este apasionante binomio.

Forma, función y experiencia estética, son los encargados de triangular el proceso artístico de este despacho de diseño con sede en Amberes, Holanda. Creando lúdicas alegorías transformadas en inesperados patrones y exigiendo a sus materiales que adopten una flexibilidad casi surrealistas para ser maleados con inédita intrepidez, Studio Job retoma, para luego redefinir, la larga tradición del arte decorativo.

“A diferencia de la mayoría, nosotros tal vez no provenimos del modernismo. Nuestra contribución consiste en haber redescubierto un rumbo que estaba perdido. Cuidadosa y concientemente, estamos posicionando las artes decorativas en el siglo XXI. ¿Es eso diseño? Da lo mismo. ¿Es arte? Da lo mismo.” advierteSmeets en entrevista.

TSA_Nodus_Studio_Job_3

Con una explícita confianza en su trabajo, lo cual les permite transgredir sin estrés las normas ordinarias, Studio Job fusiona ingredientes que hasta ahora bien podrían haber calificado como elementos irreconciliables, por ejemplo: la opulencia con la fantasía, lo sagrado con lo kitsch, lo ordinario con lo majestuoso, e incluso lo angelical con lo funesto.

Todo lo anterior ha permitido que desde Amberes se haya labrado una especie de coqueta utopía –una revolución de azúcar y cianuro–, cuya heráldica pop y códigos corpóreos hacen de este estudio la consagración de una genial aventura en una contundente tendencia.

No me queda duda que a finales del siglo XXI, cuando se analice el estado del arte y el diseño, seguramente se estará hablando de este virtuoso dúo que reformó la fórmula del arte objeto.

 Twitter del autor: @ParadoxeParadis 

* Esta nota fue originalmente publicada en el sitio Trendsenter.