*

X

Colonias de bacterias forman imágenes psicodélicas repletas de color (FOTOS)

Por: pijamasurf - 08/07/2013

A través de organismos microscópicos o gigantescos como galaxias, el ente móvil y orgánico que llamamos por comodidad Naturaleza parece replicar y reproducir sus formas: Eshel Ben-Jacob, físico biológico y artista de la Universidad de Tel Aviv, ha manipulado distintas clases de bacterias para formar intricadas y cautivadoras imágenes.

Uno no suele asociar una bacteria con algo artístico, pero ese es precisamente el trabajo de los artistas: enseñarnos a mirar. Einstein, Newton, Kepler, Mendel o Darwin nos enseñaron a mirar de un modo nuevo el mundo natural. Aunque salvando las distancias, el trabajo de manipulación bacteriológica de Ben-Jacob plantea una manera de acercarse a la contemplación del crecimiento de las bacterias desde una perspectiva que recuerda más a un viaje de LSD que a un libro de biología de secundaria.

En sus propias palabras, Ben-Jacob describe así su trabajo:

Las bacterias deben mantener un orden, pero también deben mantenerse flexibles; así, cuando las condiciones cambian, pueden adaptarse mejor al medio ambiente. Tenemos afinidad por cosas que combinan ambas, orden y desorden. Si analizas la música clásica es lo mismo. Las cosas que nos gustan y cautivan son las cosas que presentan esa mezcla. (...) Incluso sin saber nada [de bacterias] puedes sentir que hay algo dramático ocurriendo.

[Smithsonian]

Experimentos erróneos y accidentes fatales: 10 tragedias captadas en video (VIDEO)

Por: pijamasurf - 08/07/2013

Cuando el horror y la fascinación son indiferenciables de la imagen que el ojo ciego de la cámara registra.

La presencia de una cámara vuelve doble al espectador: por un lado, la imagen de la cámara (sea foto o video) es el único marco del que disponemos como espectadores para presenciar el evento registrado; por otro lado, el que sostiene la cámara no puede abstraerse a sí mismo de la situación, y la forma en que los movimientos del camarógrafo son también indicios de la conmoción que le produce el evento.

En los 10 clips de este video, el observador se debate igualmente entre dos modos contrapuestos pero no mutuamente excluyentes de la mirada: el horror y la fascinación. 

La mirada no puede dejar de sentir empatía por lo que se registra pues, a diferencia de la mirada artística del cine o la fotografía, estos 10 segmentos fueron captados por periodistas, por documentalistas, o por aficionados que asistían a algún evento de entretenimiento. Queda abierta la pregunta: ¿puede considerarse una forma de suerte el hecho de asistir como testigo a una tragedia como las arriba mostradas, o el accidente de que alguien estuviera grabando sólo refuerza, con su presencia, la tragedia misma?