*

X

Sistema de cableado que controla tu mente con puro placer

Ciencia

Por: pijamasurf - 07/11/2013

“¿Qué pasaría si pudieras controlar los deseos de alguien más usando un aparato inalámbrico?”, postulan los científicos de la Universidad de Washington. De hecho, aunque parezca ciencia ficción, la ciencia para lograr esto ya existe.

 

k-bigpic
Los investigadores de la Universidad de Washington utilizaron un control remoto en ratones para estimular neuronas que liberan dopamina. Como resultado transformaron el comportamiento de los roedores, remotamente y en ausencia de cualquier recompensa tangible. Es decir, al momento que los ratones tocaban alguna parte específica de su cuerpo (como su nariz, por ejemplo) una descarga del químico dopamina los hacía sentir placer.

Esto lo lograron con optogenética, un campo emergente en el que neuronas vivas y otras células pueden ser manipuladas o controladas mediante tecnología óptica (normalmente con cables de fibra óptica). Aunque sólo ha sido tratado en animales no humanos como roedores y changos, los investigadores creen que eventualmente puede llegar a tratar parálisis, problemas del corazón, diabetes y, sobretodo, se podría utilizar para controlar el dolor de algunas enfermedades como el cáncer, o para la tratar la depresión y las adicciones. 

Su efectividad ha probado ser bastante prometedora; sin  embargo las implicaciones en cuanto al automatismo son evidentes (si se instituye, entonces seríamos controlados por algún extraño, como en el caso de los ratones). Lo que queda claro es que la dopamina está siendo explotada por la ciencia y que el futuro siempre será de los ratones primero.

[io9]

Te podría interesar:

Artista visualiza la densidad de redes Wi-Fi que atraviesan el espacio público de Washington D.C.

Ciencia

Por: pijamasurf - 07/11/2013

En nuestro tiempo, especialmente en las grandes ciudades, el número de redes Wi-Fi que coexisten en una misma área puede contarse por decenas aun en espacios reducidos. Un edificio habitacional, por ejemplo, con 20 o 30 apartamentos, puede albergar igual número de routers, en una calle donde, además, puede haber otros 4 o 5 construcciones de condiciones similares.

Para evidenciar esta densidad de las redes solamente en algunos puntos de Washington D.C., la capital de Estados Unidos, el artista visual Nickolay Lamm realizó una serie de ilustraciones en las que colorea vívidamente las señales Wi-Fi que como una red invisible se tiende sobre el espacio público de la metrópoli.

Según Lamm, el ejercicio no tuvo otro propósito más que satisfacer su curiosidad con respecto al asunto, aunque igualmente vale la pena aclarar que para realizarlo contó con la colaboración de Browning Vogel, astrofísico y antiguo empleado de la NASA, quien asistió en la representación gráfica de los campos de energía. En cuanto al procedimiento, Lamm consultó un mapa de la cobertura Wi-Fi en Washington D.C., extrapoló esta información e imaginó las ondas en formas tridimensionales.

Y si bien las imágenes son estéticamente sugerentes, estimulantes, la visualización también nos hace preguntarnos por todas las señales que nos atraviesan a cada momento, casi en cualquier lugar, con consecuencias que no están del todo aclaradas.

En Ecoosfera: El Wi-Fi hace que los árboles se enfermen

En Pijama Surf: El Wi-Fi podría alterar la capacidad de tu esperma

[Co.Design