*

X

Entender la inequidad de la riqueza es el primer paso para transformarla

Por: pijamasurf - 07/24/2013

A través de videos y materiales gráficos, Inequality.is trata de hacer más comprensible la inequidad en la riqueza y empoderar a la población para hacer algo al respecto.

Entender cómo funciona la economía no es un lujo o un privilegio: es algo que debería preocuparnos a todos para no ser esclavos de la ideología que ciegamente nos impulsa a valorar la acumulación de capital económico a costa de la explotación de los menos favorecidos. Este esquema no es accidental: sitios como Inequality.is muestran de qué manera la ignorancia de la población respecto a sus propios derechos ha permitido que la inequidad en la riqueza crezca a niveles de desproporción que sobrepasan los de cualquier otra etapa histórica.

Al menos en Estados Unidos, entre 1983 y el 2010, el top 5% de inversionistas y millonarios han visto su riqueza crecer 74.2%, mientras que los dos tercios de la escala más baja de ingresos vieron su riqueza contraerse. La diferencia entre inequidad en el ingreso y en la riqueza se explica en que la primera es volátil (pues depende del trabajo, el cual puede desaparecer de un momento a otro dadas las condiciones volátiles de los medios de producción y la cada vez mayor dificultad para que los trabajadores de bajos o medianos ingresos se organicen en esquemas de sindicatos, admitiendo el uso de mano de obra por outsourcing, sin ningún tipo de prestaciones laborales), y la segunda es el capital estable que está sujeto a fluctuaciones, pero que tiende a acumularse y a afectar la brecha del ingreso macroeconómicamente.

Si esto parece rebuscado, pensemos simplemente que en Estados Unidos el 10% de la población tiene el 48% de la riqueza. Esta inequidad no apareció por accidente: existe en función de las políticas públicas de los gobiernos, de los impuestos y del comercio. Esta situación puede arreglarse teóricamente cambiando las variables anteriores, pero el primer punto es comprender y compartir la información a la mano: nuestra única arma contra la explotación es la información.

[Fast Co.Exist]

Fiestas sexuales organizadas a través de Twitter

Por: pijamasurf - 07/24/2013

Mientras las autoridades británicas tratan de filtrar el porno de Internet, agencias de call girls organizan fiestas sexuales en hoteles de Inglaterra.

UKPP_image04

Twitter es un lugar increíble para seguir de cerca la información replicada en todo el mundo, los eventos más interesantes, las personas más fascinantes... y al parecer también las fiestas sexuales más salvajes.

Un periodista británico del diario Brentwood Gazette ha hecho una interesante investigación respecto a fiestas sexuales en hoteles, organizadas por trabajadores sexuales, a los cuáles asisten hombres de entre 30 y 60 años, los que adquieren su entrada a través de un complicado y selectivo proceso.

La cuenta que promueve la fiesta a la que se refiere la investigación es @essexbukkakee (NSFW), una de miles de cuentas que postea material para adultos a través de la red social; pero no sólo eso: también aporta información sobre la hora, los costos y el lugar para los asistentes a las fiestas sexuales, dos de las cuáles tuvieron lugar el viernes pasado.

El procedimiento para asistir era el siguiente: los interesados debían enviar su número de teléfono a través de un sitio para adultos y recibir un mensaje de texto como confirmación. El viernes por la mañana, los participantes recibieron la localización del hotel y la instrucción de presentarse 15 minutos antes de la cita. En el estacionamiento, los hombres esperarían la confirmación del número de habitación a la que tendrían que dirigirse sin pasar por la recepción.

Recientemente el gobierno británico pensaba que sería buena idea instalar filtros para bloquear el acceso a sitios pornográficos desde la isla; el problema en realidad radica en que las prácticas de los usuarios en Internet son tantas y tan diversas, especialmente las relacionadas al sexo, que es difícil imaginar cómo estos filtros podrían cumplir su supuesta función.

[Brentwood Gazette]