*

X

El proceso, la adaptación cinematográfica de Orson Welles a la novela de Kafka, completa y subtitulada (VIDEO)

Por: pijamasurf - 07/03/2013

Uno de los rasgos fundamentales de Orson Welles fue su desmesurada ambición, su voluntad desaforada de emprender proyectos cinematográficos al borde de la imposibilidad, cierto espíritu falstalffiano que le hizo dejar de creer en los límites materiales del mundo del cine.

Una posible prueba de esto es su adaptación, en 1962, de El proceso, la emblemática novela de Franz Kafka, un relato que al menos de inicio parecería cercado entre las fronteras del lenguaje escrito, la narración de uno de los llamados escritores para escritores, un artífice de la literatura absoluta. Y, con todo, Welles se impuso el reto.

El resultado es una suerte de traducción surreal del mundo kafkiano, el absurdo gratuito y último de una sucesión de situaciones —que, por otro lado, parecen de pronto una metáfora y un reflejo de la existencia misma— sin sentido ni propósito.

Además de la actuación de Anthony Perkins, destaca el uso de luz y del espacio como elementos imprescindibles del estilo del checo.

Te podría interesar:

Vibración fantasma, ¿por qué sentimos que nuestro teléfono vibra cuando no lo hace?

Por: pijamasurf - 07/03/2013

La mayoría de nosotros experimentamos falsas alarmas con los teléfonos, y estamos constantemente checando si sí vibró o no. Esto se debe a que nuestro cerebro trabaja correctamente.

buzzmadrigal615Sentir vibraciones fantasma es una experiencia común. El 80% de nosotros hemos imaginado que nuestro teléfono vibra en nuestro bolsillo, o incluso que suena. Este fenómeno es parte de las alucinaciones prevalentes de la era de la comunicación.

De acuerdo Tom Stafford, psicólogo e investigador de la Universidad de Sheffield en el Reino Unido, las vibraciones fantasma ilustran un principio fundamental de la psicología llamado “teoría de detección de señales”. Somos el ejemplo de un sistema perceptivo, idéntico al de una alarma de incendios o una puerta automática, que debe decidir constantemente si el teléfono vibra o no.

“Cuando el teléfono está en tu bolsillo hay dos posibilidades: que esté vibrando o que no esté vibrando”, apuntó Stafford para la BBC. “Obviamente quieres empatar estos estados de manera correcta. Las verdaderas vibraciones deben ir con “está sonando” y las no-vibraciones deben ir con “no está sonando”.

Sin embargo, al igual de las alarmas de incendio, nuestro juicio perceptivo es tan sensible que está diseñado para errar ocasionalmente. Es por eso que a veces se detona una alarma de fuego y no hay fuego: no es que esté mal diseñadas, sino que es tan sensible al humo y al calor que prefiere prevenir que lamentar.

Así que (al menos que alucines que suena tu teléfono porque realmente deseas que suene tu teléfono), sentir una vibración fantasma no es una alucinación patológica; refleja simplemente el diseño casi-perfecto que tenemos los humanos para percibir. 

[BBC]