*

X

Así se ve la Tierra desde Saturno, a 1.5 mil millones de kilómetros de distancia (FOTOS)

Ciencia

Por: pijamasurf - 07/24/2013

El pasado 19 de julio la sonda espacial Cassini tomó una fotografía a la Tierra, pero en este caso se trató de un retrato peculiar, en cierto modo irrepetible, al menos solo por la distancia desde la cual se realizó: 1448409600 kilómetros o 900 millones de millas, enmarcada además por los portentosos anillos de Saturno, planeta que Cassini orbita y estudia desde el 1 de julio de 2004 (luego de haber sido lanzada el 15 de octubre de 1997).

“Probablemente no podemos ver continentes individuales o personas en este retrato de la Tierra, pero ese pálido punto azul es un sumario suscinto de dónde estuvimos ese 19 de julio”, dijo al respecto Linda Spilker, una de las científicias involucradas en el proyecto. Y abundó:

La imagen de Cassini nos recuerda cuán pequeño es nuestro hogar planetario en la vastedad del universo, pero también da testimonio de la ingenuidad de los ciudadanos de este pequeño planeta al ser capaces de enviar una nave robótica tan lejos de su casa a tomar una fotografía de la Tierra y estudiar un mundo distante como Saturno.

Esta es apenas la tercera ocasión en que la Tierra posa como protagonista de un retrato. La primera fue en 1990 para la lente de la Voyager-1 y la segunda para la misma Cassini en 2006.

Cabe hacer notar que, a pesar de las apariencias, la imagen no es tan fácil de obtener, pues entre otras circunstancias la cercanía de la Tierra al Sol pone en riesgo los sensores de las cámaras, más o menos en la misma posibilidad de daño que se presenta con la retina humana. El 19 de julio el Sol se encontraba detrás de Saturno con respecto al punto de ubicación de Cassini, con lo cual el retrato pudo realizarse.

En Faena Sphere: Un “Pálido Punto Azul” en la inmensidad del cosmos

[The Independent]

Observatorio de ALMA, en Chile, revela la sorprendente extinción de galaxias masivas

Ciencia

Por: pijamasurf - 07/24/2013

El casi recién inaugurado observatorio ALMA, en Chile, ha obtenido imágenes de un fenómeno asociado con los orígenes del universo: la huida de gas molecular del centro de la Galaxia del Escultor que impide la formación de nuevas estrellas.

extincion_galaxia

El 13 de marzo pasado tuvo lugar la inauguración de uno de los observatorios más extraordinarios que se han construido en los últimos años, tanto por sus dimensiones como por la tecnología de observación espacial con que fue equipado. Se trata de ALMA, siglas en inglés para Atacama Large Millimeter/submillimeter Array, un esfuerzo multinacional que incluyó tanto a agencias espaciales de Europa, Estados Unidos, Canadá y Asia, como a gobierno de Chile, donde se encuentran las instalaciones.

Ahora, a pocos meses de haber comenzado sus operaciones, el observatorio ya ha revelado uno de los fenómenos más impresionantes del cosmos: la extinción de una galaxia masiva a causa de una formación estelar que agota todo el gas disponible para la formación de otras estrellas.

En las imágenes obtenidas por 16 de las 66 antenas de ALMA se observa cómo grandes cantidades de gas molecular parecen fugarse del centro de la Galaxia del Escultor (NGC 253), situada a aproximadamente 11.5 millones de años luz de la Tierra, en la constelación austral del Escultor. Alberto Bolatto, investigador de la Universidad de Maryland que labora en el observatorio, escribe al respecto:

Con la extraordinaria resolución y sensibilidad de ALMA, podemos ver claramente y por primera vez, concentraciones masivas de gas frío siendo expulsado por ondas expansivas de intensa presión creadas por estrellas jóvenes.

La cantidad de gas nos proporciona muestras evidentes de que algunas galaxias en crecimiento expulsan más gas del que absorben. Es posible que estemos viendo un ejemplo actual de un fenómeno muy común que ocurría en el Universo temprano.

De acuerdo con estas observaciones, la masa que cada año pierde la Galaxia del Escultor equivale a 10 veces la masa del Sol, lo cual implica tanto una pérdida de dimensiones como la limitación del gas necesario para el nacimiento de nuevas estrellas. Si el fenómeno se mantiene, los científicos estiman que la galaxia podría quedarse sin gas en 60 millones de años. Asimismo, esto que sucede con la NGC 253 podría explicar por qué existen tan pocas galaxias masivas en el universo.

[mundo.es]