*

X

Así se ve la Tierra desde Saturno, a 1.5 mil millones de kilómetros de distancia (FOTOS)

Ciencia

Por: pijamasurf - 07/24/2013

El pasado 19 de julio la sonda espacial Cassini tomó una fotografía a la Tierra, pero en este caso se trató de un retrato peculiar, en cierto modo irrepetible, al menos solo por la distancia desde la cual se realizó: 1448409600 kilómetros o 900 millones de millas, enmarcada además por los portentosos anillos de Saturno, planeta que Cassini orbita y estudia desde el 1 de julio de 2004 (luego de haber sido lanzada el 15 de octubre de 1997).

“Probablemente no podemos ver continentes individuales o personas en este retrato de la Tierra, pero ese pálido punto azul es un sumario suscinto de dónde estuvimos ese 19 de julio”, dijo al respecto Linda Spilker, una de las científicias involucradas en el proyecto. Y abundó:

La imagen de Cassini nos recuerda cuán pequeño es nuestro hogar planetario en la vastedad del universo, pero también da testimonio de la ingenuidad de los ciudadanos de este pequeño planeta al ser capaces de enviar una nave robótica tan lejos de su casa a tomar una fotografía de la Tierra y estudiar un mundo distante como Saturno.

Esta es apenas la tercera ocasión en que la Tierra posa como protagonista de un retrato. La primera fue en 1990 para la lente de la Voyager-1 y la segunda para la misma Cassini en 2006.

Cabe hacer notar que, a pesar de las apariencias, la imagen no es tan fácil de obtener, pues entre otras circunstancias la cercanía de la Tierra al Sol pone en riesgo los sensores de las cámaras, más o menos en la misma posibilidad de daño que se presenta con la retina humana. El 19 de julio el Sol se encontraba detrás de Saturno con respecto al punto de ubicación de Cassini, con lo cual el retrato pudo realizarse.

En Faena Sphere: Un “Pálido Punto Azul” en la inmensidad del cosmos

[The Independent]

Te podría interesar:

Nieve virtual ayuda a aliviar el dolor de pacientes quemados

Ciencia

Por: pijamasurf - 07/24/2013

SnowWorld, un juego de realidad virtual, no sólo distrae a pacientes de quemaduras de su propio dolor sino que ayuda a aligerarlo por medio de la evocación de una temparatura fría.

20061005_pid27215_aid27213_snowworld2_w600

En el futuro, y ya en la actualidad, la realidad virtual no sólo podría servir como terapia para inducir experiencias extra-corporales o para tratar desórdenes perceptivos, sino que podría ayudar (ya lo está haciendo) a víctimas de quemaduras severas. Science Central sigue la historia de Sam Brown, un soldado que sufrió quemaduras extremas cuando servía a la armada estadounidense en Afganistán, y quien en un juego de realidad virtual llamado SnowWorld ha encontrado alivio temporal a su incontenible dolor.

En SnowWorld, los pacientes juegan con un disparador de bolas de nieve bastante básico contra un contrincante hecho también de nieve.

“El juego fue como un ruido blanco que cancelaba el dolor, mejor aun que la morfina”, escribe Jay Kirk, creador del videojuego. Al parecer, el hecho de que los pacientes piensen en el frío de la nieve y en su blancura los aleja de pensar en su propio dolor causado por el fuego. Los gogles de realidad virtual son puestos sobre los ojos de los pacientes cuando estos están recibiendo dolorosas terapias de rehabilitación epidérmica.

Sam Brown, quién fue uno de los primeros en recibir esta terapia reportó haber sentido alivio y una suerte de nostalgia por tiempos felices que pasó alguna vez en la nieve de Colorado; como si SnowWorld lo catapultara a su “lugar feliz” y pudiera olvidar por un segundo la realidad de su cuerpo. En los resultados de los estudios, las señales de dolor enviadas al cerebro disminuyeron en cantidades considerables. Desde entonces SnowWorld está siendo considerado seriamente como una terapia alternativa para todos los pacientes de quemaduras extremas.

 

Aquí un video que ilustra el caso (en inglés):

 

 

[Slate]