*

X

Así se ve la Tierra desde Saturno, a 1.5 mil millones de kilómetros de distancia (FOTOS)

Ciencia

Por: pijamasurf - 07/24/2013

El pasado 19 de julio la sonda espacial Cassini tomó una fotografía a la Tierra, pero en este caso se trató de un retrato peculiar, en cierto modo irrepetible, al menos solo por la distancia desde la cual se realizó: 1448409600 kilómetros o 900 millones de millas, enmarcada además por los portentosos anillos de Saturno, planeta que Cassini orbita y estudia desde el 1 de julio de 2004 (luego de haber sido lanzada el 15 de octubre de 1997).

“Probablemente no podemos ver continentes individuales o personas en este retrato de la Tierra, pero ese pálido punto azul es un sumario suscinto de dónde estuvimos ese 19 de julio”, dijo al respecto Linda Spilker, una de las científicias involucradas en el proyecto. Y abundó:

La imagen de Cassini nos recuerda cuán pequeño es nuestro hogar planetario en la vastedad del universo, pero también da testimonio de la ingenuidad de los ciudadanos de este pequeño planeta al ser capaces de enviar una nave robótica tan lejos de su casa a tomar una fotografía de la Tierra y estudiar un mundo distante como Saturno.

Esta es apenas la tercera ocasión en que la Tierra posa como protagonista de un retrato. La primera fue en 1990 para la lente de la Voyager-1 y la segunda para la misma Cassini en 2006.

Cabe hacer notar que, a pesar de las apariencias, la imagen no es tan fácil de obtener, pues entre otras circunstancias la cercanía de la Tierra al Sol pone en riesgo los sensores de las cámaras, más o menos en la misma posibilidad de daño que se presenta con la retina humana. El 19 de julio el Sol se encontraba detrás de Saturno con respecto al punto de ubicación de Cassini, con lo cual el retrato pudo realizarse.

En Faena Sphere: Un “Pálido Punto Azul” en la inmensidad del cosmos

[The Independent]

Faltas de ortografía en los libros de texto gratuitos: ¿cuál es el meta-mensaje de este descuido?

Por: Ana Paula de la Torre - 07/24/2013

Los libros de educación gratuita en México contienen 117 faltas de ortografía; ¿planean autoridades poco educadas, educar a una población?
[caption id="attachment_62425" align="alignleft" width="270"]sep Emilio Chuayffet[/caption]

En pasados días, diversos medios de comunicación difundieron un caso tan delicado, como surrealista. El gobierno mexicano imprimió 225 millones de libros de texto (como se conoce en este país al material de estudio que aporta gratuitamente el Estado), conteniendo al menos 117 faltas de ortografía. Los libros serán repartidos entre los niños que actualmente cursan los niveles de educación básica.

La indignación sobre todo en redes sociales fue intensa –y evidentemente justificada. Ante esto, el Secretario de Educación Pública (SEP), Emilio Chuayffet, alegó que fue un error de la pasada administración, y que el haber evitado la impresión de los libros habría significado, además de millonarias pérdidas, la impuntual entrega de libros para el siguiente periodo escolar.

El asunto de las faltas de ortografía en los libros gratuitos de educación básica, implica múltiples lecturas. Y es que el hecho de que los redactores carezcan del cuidado, experiencia o conocimiento óptimo para realizar un impecable trabajo en este rubro, revela un radical problema de negligencia –aunado al hecho que no hayan sido minuciosamente revisados.

Cada acción o fenómeno encarna la significación de lo que representa. Este caso sobresale por su simbolismo: si los libros son el principal apoyo didáctico para los maestros y alumnos, y estos incumplen las formalidades básicas, entonces el mensaje sería mucho más trascendente que un simple descuido: difícilmente se podrá educar a una sociedad, sin estar educado.

@anapauladelatd