*

X

"Molly", la nueva encarnación del MDMA

Por: pijamasurf - 06/24/2013

El MDMA (o Éxtasis) ha pasado de ser una droga de fiesta a una droga de convivencia social para la generación Starbucks; sin embargo, su nueva presentación como "Molly" no hace menos peligrosos sus efectos adversos.

molly

En el mundo de las sustancias ilegales y su relación con la investigación de la conciencia (o el simple entretenimiento y el simulacro de iluminación y comunidad que aportan), el nombre comercial de las sustancias juega un importante papel en la narrativa dentro de la cual se inscribe la sustancia y los usuarios. Los ravers de los 80 y 90 no andaban por ahí diciendo que toman 3,4-metilendioxi-N-metilanfetamina (MDMA) --tomaban "Éxtasis" o "M", al igual que en los 70 los hippies no buscaban dietilamida de ácido lisérgico, sino LSD.

La última reencarnación del MDMA se comercializa como "Molly", y su presentación ha variado también: el MDMA fue patentado por los laboratorios Merck en 1914 y no volvió a aparecer hasta los años 70, cuando se buscaron algunos usos psicoterapéuticos debido a la empatía que la sustancia produce en los usuarios. Euforia, cercanía y disminución de la ansiedad, el MDMA pasó de ser una droga de fiesta durante los 90 a ser una sustancia casi tan común como la cafeína en algunos círculos de la población neoyorkina, por ejemplo en los gestores de bolsa de Wall Street.

La leyenda negra del MDMA afirmó durante mucho tiempo que la sustancia producía Parkinson, depresión aguda y "agujeros en el cerebro". El psiquiatra de la universidad de Harvard, John Halpern, afirma que esto es falso, y que la FDA ha aprobado que se investiguen los beneficios del MDMA en pacientes con estrés post traumático y control de ansiedad en pacientes terminales. "Una droga que de hecho mata células del cerebro --lo que no hace el MDMA-- es el alcohol", afirma. Esto, sin embargo, no quiere decir que el MDMA, aún en su nueva encarnación de Molly, sea una droga inocua o que deba tomarse a la ligera.

molly2

Molly viene como un polvo cristalino, lo que le ha dado la impresión de ser una forma más pura de MDMA a algunas personas que nunca habían probado ningún tipo de drogas. Además "Molly" en el nombre mismo tiene algo de infantil, maternal y seguro, como "Mary Jane" para la cannabis o "Lucy" para el LSD. Así, Molly se abre paso a gran velocidad no en la escena de la fiesta y el baile como en los 90, sino en una generación de profesionales jóvenes que realizan cuidadosas decisiones de compra sobre su comida orgánica, su café hiperpersonalizado y su ropa libre de texturas sintéticas.

El peligro sigue siendo confiar en que la sustancia que se consume sea lo que efectivamente dice ser: nadie puede comprobar a primera vista la pureza de una sustancia, y nuevos compuestos son probados tanto para generar nuevos efectos como para comprometer la pureza de una sustancia (la cual, según una vieja ecuación, es menos pura mientras más lejos se encuentre de su fuente de producción, como la cocaína, cuya pureza es inversamente proporcional a la distancia del comprador con Colombia.)

Otros peligros propios del MDMA son efectos secundarios como rigidez en la mandíbula, deshidratación, ansiedad, insomnio, fiebre, pérdida de apetito, además de hipertermia, espasmos, alta presión sanguínea y depresión durante los días posteriores a su uso, debido a la caída en los niveles de serotonina del cerebro (que son llamados por algunos "Suicide Tuesdays", la resaca retrasada de la fiesta del fin de semana.) Por si sola, sin embargo, la sobredosis es poco común: sólo dos personas han muerto en Nueva York a causa del MDMA según un estudio en las salas de emergencia de Nueva York, entre 1997 y el 2000, aunque el uso de la sustancia se ha incrementado desde entonces.

Una dosis de Molly puede costar entre $20 y $50 dólares y es una droga de mayor aceptación social que la cocaína, puesto que no produce adicción física. La cocaína es sórdida, peligrosa y adictiva; la cannabis tiene un olor demasiado fuerte; Molly, en cambio, es una droga discreta, pero sería peligroso decir que es inocua: "Es cierto que [Molly] no es como la cocaína", afirma Car Marnell, una antigua usuaria, "y no hace que te raspe la nariz, pero a veces la tomas y no puedes dormir o te pones muy enfermo. Con todo, es una droga dura."

También en Pijama Surf: "Mitos psicoactivos: cómo las narrativas de las drogas alteran sus efectos en nuestra psique."

[NYTimes]

"La escuela de Venus", el manual sexual de la Inglaterra del siglo XVII

Por: pijamasurf - 06/24/2013

La Inglaterra del siglo xvii no es tan puritana como se podría pensar: manuales de este tipo circularon en librerías públicas y convivieron con misales y sermones, para los amantes aventureros.

venus2

Un siglo antes de que el divino Marqués de Sade publicara obras que siguen sonrojando señoritas, y casi dos siglos antes de Apollinaire y Pierre Louys, fue publicado en 1680 en Inglaterra la traducción de una obra francesa llamada L'École des filles ("Escuela de señoritas") con el nombre  The School of Venus, or the Ladies Delight Reduced into Rules of Practice ("La escuela de Venis, o el placer de las damas reducido a reglas de práctica"); se trata de una obra literaria en diálogo y con muchas ilustraciones que sorprende por su modernidad.

Se trata de dos personajes femeninos teniendo una entretenida charla acerca de sus hábitos sexuales: Katherine, "una virgen de admirable belleza" y su prima Frances, quien está casada pero es un poco más liberal. Su diálogo nos hace ver que la sexualidad en el siglo xvii no era tan puritana como podríamos creer en un principio, además de la conciencia de su autor (anónimo, por cierto) sobre la relación entre sexo y política.

[caption id="attachment_61557" align="aligncenter" width="640"]Venus4 Donde se discuten los nombres populares de la vagina y el pene[/caption]

Las primas hablan de los beneficios de tener múltiples parejas sexuales y de cómo no es preciso estar casado con alguien para disfrutar de los placeres carnales; también hay especulación sobre qué pasaría "si las Mujeres gobernaran el mundo y la Iglesia, como hacen los hombres", entremezclado con referencias al orgasmo múltiple e incluso a la existencia del clítoris, al que se refieren como "la cima del Coño" que "sobresale".

Términos y conceptos usuales hoy en día (como "amigos con derechos") están insinuados en la búsqueda de un "Fucking friend" con el cual se pueda "romper el hielo", además de estar poblado de ideas para que las parejas del xvii expandieran sus horizontes sexuales pues, a diferencia de los prejuicios contra el puritanismo, no todo era la posición misionero en ese tiempo:

a veces mi Esposo se coloca sobre mí, y a veces yo me coloco sobre él, a veces lo hacemos de lado, a veces de rodillas, a veces de costado, a veces por atrás... con una pierna sobre sus hombros, a veces lo hacemos sobre nuestros pies...

[caption id="attachment_61555" align="aligncenter" width="640"]Venus3 Donde Katy aprende que hay placeres incomparables y necesarios, tan lejos de su imaginación que son como comparar el agua con el vino[/caption]

A continuación una serie de ilustraciones provenientes de la última sección del manual. El libro puede consultarse en línea aquí.

Venus7

 

Venus6

 

Venus4 (1)

 

Venus5

[The Appendix]