*

X

Alcalde en Texas renuncia a su promisoria carrera política por su amor hacia inmigrante mexicano

Por: pijamasurf - 05/03/2013

Ante un futuro brillante en la política texana o vivir su homosexualidad abiertamente, J.W. Lown, el carismático ex alcalde de San Angelo, Texas, eligió esta última; ahora reside en San Miguel de Allende en compañía de su pareja.

lown

Las narrativas en torno al amor ―las que la literatura, el cine, la sociedad misma y en general cualquier relato en torno a esta emoción o estado del espíritu― otorgan un valor especial a ese momento en el cual el amante tiene que tomar una decisión vital, irrevocable, en aras de su relación amorosa, para preservarla e impedir que muera, casi siempre en un momento que, se adivina, ya jamás se repetirá, uno en el que se debe decidir por encima de otras circunstancias: la fama, el dinero, el poder, tentaciones mundanas cuyo único propósito de existencia parece ser alejarnos (d)el amor.

Se trata, por supuesto, de una visión sumamente romántica del “marinero niño alado”, según llamó Góngora a Cupido, que, pese a todo, a veces se presenta.

En esa encrucijada se encontró hace algunos años J.W. Lown, alcalde de San Angelo, Texas, que por su carisma y su trabajo se ganó la confianza de los votantes, quienes en 2009 lo eligieron para un cuarto periodo al frente de la alcaldía con un 90% de votos favorables.

El panorama era promisorio, pues con semejantes antecedentes, el ámbito de la política parecía provechoso para Lown. Sin embargo, íntimamente sostenía un conflicto. El futuro brillante contrastaba con las sombras en las que creía ocultar su homosexualidad, “uno de los secretos peor guardados de San Angelo”.

“Cuando tienes 33 años y sigues acompañando a tu hermana a cualquier actividad social, la gente empieza a pensar cosas”, declaró Lown recientemente a la agencia AP, ahora que decidió hacer pública su preferencia sexual. Antes la negó por razones públicas: sus asesores le aseguraban que, de confesarla, su carrera política terminaría en ese mismo momento.

Y por si esto no fuera poco, el alcalde sostenía una relación furtiva con un inmigrante mexicano a quien conoció en la Universidad Estatal de San Angelo, un joven aventajado en sus clases pero, a fin de cuentas, indocumentado. La confesión de su homosexualidad también significaba la confesión del delito de proteger a un inmigrante ilegal.

Lown tuvo entonces ante sí dos posibilidades: o continuar su carrera exitosa en la política texana, pero sacrificando los satisfactores de su vida sentimental o, por otro lado, dar la espalda al reconocimiento público y conformarse con una vida personal redondeada por la compañía del ser amado.

“Puse mis cosas en el auto, enfilé hacia la frontera y no volví a mirar atrás. Igual que [en] Thelma y Louise”, dice Lown, aludiendo a la película dirigida en 1991 por Ridley Scott.

Ahora el ex alcalde vive en San Miguel de Allende, Guanajuato (una entidad del centro de México), con su pareja. Quizá el político hubiera permanecido en su país si la legislación otorgara derechos de residencia a las parejas homosexuales, pero no sucede así.

“Duele pensar en todo esto. Tuve que dejar mi familia, ocho años de esfuerzo para construir una reputación estelar en la comunidad. Espero que el país haya evolucionado lo suficiente como para que podamos hablar de esto”, dijo Lown.

[Proceso]

Te podría interesar:
Borderlands es una obra exquisita, capaz de sumergirnos en una estimulante atemporalidad de rítmicos infinitos; la maestría de Atkins y Von Oswald se reconoce así misma en este álbum.

 juan-atkins-moritz-von-oswald-debut-borderlands-collaboration-mutek

Dos de las mentes más lucidas de la música electrónica durante las últimas décadas, Juan Atkins y Moritz Von Oswald, recién materializaron una larga historia de colaboraciones en un memorable álbum –y es que si bien ambos se habían encontrado en innumerables ocasiones para creaciones esporádicas, el diálogo sonoro entre estos dos jamás se había concentrado en la producción de un LP.

En el caso del primero, Juan Atkins, es considerado por muchos como el creador de la música techno, con sus proyectos Cybotron y Model 500, nacidos a principios y mediados de los 80's, respectivamente, en Detroit. Recordemos que originalmente este género floreció a partir de una sinapsis entre el funk y la cultura tecnologizada –algo así como Kraftwerk meets James Brown. Años después, a finales de los ochentas, este término se aplicaría a distintas variaciones de música electrónica. Atkins sirvió como eje de convergencia para que este cocktail sucediera, y a partir de ahí jamás abandonó su prominente papel en dancefloors alrededor del mundo.  

En cuanto a Moritz V.O., podríamos decir que es uno de los más refinados productores de techno, co-fundador de la disquera alemana Basic Channel (incluídas varias sub-labels destacadas, como Rhythm & Sound), especializada en 'dub techno'. En años recientes este maverick de la electrónica ha dedicado buena parte de su talento al proyecto Moritz Von Oswald Trio, junto a Max Loderbauer (Sun Electric) y el genial Sasu Ripatti, aka Vladislav Delay/Luomo/Usiitalo etc. 

images

Exquisitos jams de jazzy techno es el ingrediente esencial de Borderlands, el LP que recién se filtró en la Red, será estrenado en el próximo festival Mutek, en Montreal (28 mayo-2 junio), mientras que el lanzamiento oficial, de acuerdo a lo anunciado por el sello encargado de producir este álbum, Tresor (Berlin) es el 10 de junio. Secuencias meditativas fluyen irreversiblemente a lo largo de sus ocho tracks, en un ejercicio que parece diseñado para diseñar un paisaje infinito. Llama la atención la facilidad con la que Borderlands te sumerge en un estado de atemporalidad, una especie de risueña hipnosis gracias a la cual puedes, fácilmente, loopearte escuchando el disco durante horas. De hecho me remite a una recta interminable en el desierto de wirikuta, la cual por más que caminas se mantiene fiel a su dibujo original –a una esencia imposible de abarcar.   

En fin, la personalidad musical de este 2013 no será la misma (al menos en lo que respecta a la electrónica), tras el lanzamiento de Borderlands. En lo personal agradezco incluirlo entre mis acompañantes de cabecera para la segunda mitad de este intenso año, y recomiendo ampliamente estar atentos a su próximo lanzamiento –la maestría convergente de Atkins y Von Oswald es algo que no debería pasarse por alto.  

Twitter del autor: @paradoxeparadis