*

X

78 mil personas se han inscrito para morir en Marte

Por: pijamasurf - 05/18/2013

Las misiones espaciales tripuladas del pasado solían enviar astrofísicos a realizar tareas de importancia mundial; la exploración del futuro, si Mars One tiene éxito, en cambio será televisada en un reality show.

marte-colonia-343

La compañía holandesa Mars One afirma haber recibido más de 78 mil aplicaciones para su primer viaje a Marte, el cuál tendrá lugar según sus estimaciones en abril del 2023. La precisión de estos cálculos parece indicar una propuesta totalmente seria de la compañía, quienes financiarán el costoso proyecto con un reality show que seguirá a los astronautas durante su jornada marciana.

El viaje sólo de ida para el planeta rojo está reservado para unos pocos individuos de un estimado de medio millón de futuras aplicaciones. Los requisitos básicos en realidad son estar dispuestos a abandonar la Tierra para no regresar. A pesar de lo descabellado a primera impresión, el CEO y cofundador de Mars One, Bas Lansdorp, afirma que esta posición para astronautas se está convirtiendo en "el trabajo más deseado de la historia", y aún cuando el show no llegara a realizarse, la aplicación cuesta entre $5 y $75 dólares dependiendo del país, lo cuál no será mal negocio a la larga.

Durante el siglo XX (si ponemos en suspenso las teorías de conspiración y creemos la versión oficial) la raza humana ha llegado a la luna y ha enviado satélites por todo el sistema solar. Las habilidades y conocimientos necesarios para estar en la tripulación de uno de estos viajes era considerable, además del entrenamiento físico, psicológico e intelectual que los antiguos astronáutas debían tener. No sorprende que a su regreso a la Tierra se les recibiera como héroes en suntuosos desfiles.

¿Será que la primera misión tripulada al planeta rojo, acorde al absurdo de los tiempos, estará tripulada por el elenco de una de las más lamentables muestras de la vulgaridad de nuestra sociedad, un reality show?

[Gawker]

Te podría interesar:

La macabra industria de fetos humanos para contrabando en magia negra de Tailandia

Por: pijamasurf - 05/18/2013

La dificultad de las mujeres para acceder al aborto legal así como una extraña práctica religiosa alimentan una industria que tiene poca repercusión legal para los responsables y alimenta un negocio sumamente lucrativo.

kuman2

Los cuerpos de seis nonatos tatuados y cubiertos de imágenes religiosas fueron encontrados en una habitación de un hotel en el barrio chino de Bangkok, en Tailandia. Chow Hok Kuen de 28 años se encontraba en posesión de ellos, y aunque la manera en que los obtuvo y el cómo lo descubrió la policía no está del todo claro, Hok Kuen afirma haberlos adquirido días antes por unos $6 mil dólares.

El objetivo de Chow Hok Kuen era llevarlos a Taiwan y venderlos hasta por seis veces más a coleccionistas y aficionados a la magia negra; la posesión de estos fetos, en algunas tradiciones budistas, se asocia con la buena salud y fortuna del poseedor. Los fetos son quemados o "rostizados" y cubiertos con hoja de oro, lo que los preserva como mórbidas reliquias. La tradición ha evolucionado y hoy en día muchos creyentes utilizan ídolos de madera en lugar de fetos, pero este macabro hallazgo indica que la ortodoxia religiosa no sólo está en boga, sino que contribuye a un lucrativo negocio de contrabando de cuerpos.

kuman

El proceso indica que los fetos de varones deben ser quirúrgicamente sacados del vientre materno y secados a través de un ritual. Este proceso así como el nombre del ritual llevan por nombre Kuman Thong, que significa "niño de oro." El involucrado enfrenta apenas un año de cárcel y una multa de tan sólo $60 dólares.

El aborto es ilegal en Tailandia, a menos que el embarazo sea producto de violación o incesto, o bien que exista un peligro considerable para la salud de la madre. Grupos de mujeres en Tailandia, sin embargo, afirman que 400 mil mujeres en aquel país se realizan abortos cada año.

El año pasado dos secuestradores y una mujer fueron detenidos y encarcelados por contrabandear fetos de clínicas de abortos ilegales, luego de que más de 2 mil cuerpos de nonatos fueran encontrados en la morgue de un templo, cuando el horno del crematorio se descompuso.

[Telegraph]