*

X

Yoga al desnudo con la playmate Sara Jean Underwood (VIDEO NSFW)

Por: pijamasurf - 04/03/2013

El video de Playboy de Yoga sirve como la cereza en el pastel ante una creciente controversia entre la relación entre el yoga y el sexo. Video no apto para la oficina después del brinco.

sara jean underwood

Muchas de las personas que practican yoga, quizás desvirtuando esl verdadero espíritu de esta disciplina ancestral, pasan muchas de las asanas contemplando el cuerpo de sus compañeras (o compañeros, quizás en menor medida) superando los límites de la flexibilidad para obtener una salud hipertónica.  Esta fascinación erótica por la armonía gimnástica del yoga ha sido irreverentemente parodiada en numerosas ocasiones, incluyendo el video Yoga Boner, que hace referencia a ese momento incómodo que asedia a muchos hombres en algunas clases de yoga, ya sea porque la belleza de sus compañeras es desbordante, ya sea porque no logran concentrarse en su propia práctica (aunque claro que la causa podría ser la misma).

Hace algunas semanas se generó en Internet una controversia ante la revlación --como si fuera un gran descubrimiento-- de que los leggings usados para el yoga en los años recientes transparentaban la zona genital de las mujeres. Esta controversia un tanto ridícula (aunque quizás una de las causas secretas del boom del yoga comercial) ha hecho que la marca Lululemon incluso remueva de las tienas algunos de sus modelos. Esta faux vergüenza erótica, algunos críticos señalan, ha traido dividendos a la industria e incluso a la marca.

Toda esta aura sexual, por momentos voyeurista, fue explotada por uno de los sitios especializados en yoga que más visitas reciben en el mundo, Elephant Journal, que publicó el video de la playmate Sara Jean Undrwood haciendo una rutina básica de yoga --saludos al sol y algunos de las primeras asanas de la primera serie de ashtanga-- completamente desnuda. Aunque el sitio critica lo típico --la objetificación del cuerpo de la mujer, etc.-- se excusa diciendo que al menos este video promueve el yoga entre otro grupo demográfico, que difícilmente estará atraído a sus mieles (algo que puede ser cierto, un grupo que haría yoga para masturbarse luego con mayor poder energético). ¿Seríamos muy cínicos si decimos que publicamos este video con la misma intención que Elephant Journal? ¿O acaso como crítica a toda esta controversia, tan jugosa como absurda?

 También en PS: El origen del yoga: un culto al sexo 

 

Te podría interesar:

Restaurantes de la Ciudad de México tendrán prohibido poner saleros en sus mesas

Por: pijamasurf - 04/03/2013

Autoridades de salud púbica de la ciudad de México pusieron en marcha la campaña "Menos sal, más Salud" que, entre otras medidas, dispone retirar los saleros de las mesas de restaurantes y otros establecimientos donde se ofrezca comida.

sal“Vosotros sois la sal de la tierra”, dice, en su traducción castiza, alguno de los Evangelios, en una frase heredera de cierta veneración en torno al mineral, cierto respeto tanto por el esfuerzo que cuesta obtenerlo como por la importancia que simboliza en diversos aspectos de nuestra vida, desde el hecho falsamente simple y nimio de que da sabor a los alimentos, hasta aquellos que tienen que ver con la salud de nuestro cuerpo y las funciones que requieren cierta cantidad de consumo de sal, sin olvidar sus notables propiedades como limpiador natural.

Ahora, sin embargo, en la ciudad de México la sal es motivo de noticia por otro motivo, uno un tanto lejano de esta genealogía y más bien cercano a la prohibición, pues autoridades de la capital mexicana decidieron poner en marcha la campaña "Menos sal, más Salud", la cual, entre otras medidas, dispone retirar los saleros de las mesas de restaurantes y otros establecimientos donde se ofrezca comida.

La singular propuesta busca erradicar un hábito más o menos común entre el grueso de la población mexicana: que el comensal sale los alimentos que está a punto de consumir incluso antes de probarlos. De ahí que el promedio de consumo de sal en México sea de 11 gramos diarios por persona, contra los 5 gramos diarios que recomienda la ONU, con los consecuentes problemas a la salud que esto conlleva.

En este sentido, el Secretario de Salud del Distrito Federal, Armando Ahued, recomendó que en los hogares se adopte una medida similar y el salero se retire también de la mesa familiar. Según el propio Ahued, esta misma campaña se ha adoptado en otros países como Estados Unidos, Argentina e Inglaterra.

Cabe mencionar que si en un restaurante un cliente solicita un salero, este no podrá negársele.

[La Jornada]