*

X

"Yoga Boner", ese momento incómodo en el que tienes una erección en tu clase de yoga

Por: pijamasurf - 10/25/2012

Una erección en la clase de yoga puede pasarle a cualquiera, en el océano se sexy paran que fluye, y puede desatar todo tipo de secuelas.

El yoga en las últimas décadas se ha convertido en  una de las formas de ejercitarse más populares en Occidente --manteniendo un aspecto híbrido, tiene algo de deporte, fitness y tonificación cultural, al tiempo que mantiene aspectos espirituales y esotéricos. Aunque en la mayoría de los casos en los países occidentales el yoga es visto como una disciplina psicofísica secular apta para cultivar la salud, sin ahondar en el significado de las posturas (o asanas) y en la filosofía religiosa que las sustenta --es inevitable que al realizar estos protocolos ancestrales para elevar la energía del cuerpo uno entre en contacto con un cierto misticismo erótico.

El erotismo del yoga viene, según algunos estudiosos como  William J. Broad, de su desprendimiento del tantrismo. La versión más popular en Occidente, el hatha yoga muestra un deseo de "fusionar los aspectos masculinos y femeninos del cosmos en un estado de conciencia extática”. La clave esta en la misma palabra ha (sol) tha (luna). La palabra yoga en sánscrito significa unir o juntar (esto puede entenderse desde una acepción erótica o como "la unión verdadera de nuestra voluntad con la voluntad de Dios y el Universo", en palabras de  B.K.S.Iyengar).

Esta introducción más erudita contrasta con la realidad práctica del yoga en Occidente, donde en la mayoría de las clases ahí un aspect ratio de más mujeres que hombres y donde la ropa deportiva ajustada y la gracilidad y dinámica de las posiciones que reafirman los cuerpos torneados puede hacer para la sexualid masculina, en sus aspecto más primitivo, se vea envuelta en un festín de estímulos, en ocasiones difícil de controlar. El OM puede ser el oso solar del lingam que se manifiesta.

El siguiente video hace mofa de las clases de yoga, desde esta visión testosterónica; tanto de la sexualidad como de la espiritualidad --en su cariz más presuntuoso. Ciertamente el video es un tanto burdo y poco sofisticado, sin embargo en ocasiones es bueno reírse de sí mismo --el yoga con toda su refinación milenaria-- aunque esto signifique cierta noción vulgar o caricaturesca de lo que es uno mismo.

El rap spoof "Boner Yoga" de Jelly Donut y David Daweeds juega con el slang sexual y las nombres de las asanas. "Damn it, Janet! I cannot handle ya camel toe when ya land in camel pose" [No puedo aguantar tú dedo de camello cuando haces el camello]. O  "Sasha, I don't mean to harass ya but i love yo ass-uh, when you do a vinyasa" [No es mi intención acosarte pero amo cuando haces un vinyasa]. También, el clásico albur:  "Floating with my third eye open hopin my third leg gets some gropin". [Flotando con mi tercer ojo abierto esperando que mi tercera pierna obtenga algo de acción].

 

El elegante ritmo del cosmos sobre el hielo: fotografías de Douglas Capron

Por: Javier Barros Del Villar - 10/25/2012

Como un microcosmos observándose al espejo, la obra fotográfica de Douglas Capron proyecta un refinado diálogo entre lo evanescente y lo geométrico.

Cuando se trata de discursos sublimes, orgánicas retóricas, o patrones que sugieren perfección, existe una fuente infinita que es capaz de emanar estas virtudes, sin pedir a cambio nada mas que nuestra atención sensible: la naturaleza. Y para entender, o confirmar, lo anterior, basta con observar piezas como las que retrata Douglas Capron, cuyas fotografías documentan la exquisita transición que experimenta el agua de un estado, el líquido, a otro, el sólido. 

Rebasando la estética, coqueteando con frecuencias y estados de ánimo que trascienden lo hermoso para arroparse en la contemplación etérea, observamos diversas formas que surgen con la seguridad propia de aquello que no titubea, siguiendo así los pasos que define un sendero irremplazable. Entre la geometría evanescente y un paraíso semiótica, el hielo temprano hilvana un intrigante discurso gráfico que termina desdoblándose en ojos concéntricos, en membranas casi estáticas, o en ritmos semi astrales.

La serie Hidrology: Visions in Ice es definida por el propio Capron como "un estudio de los patrones naturales que ocurren momentáneamente cuando el agua comienza a transformarse en hielo al llegar el invierno. Las formaciones resultantes son sorprendentemente dinámicas, orgánicamente expresivas y complejas, postulando más interrogantes que aquellas respuestas que revelan más allá de una perspectiva estética en relación con el más básico elemento que nos sostiene."

Si bien sus inicios en las artes visuales fueron como documentalista de piezas musicales, particularmente de blues, eventualmente Capron diversificaría su panorama y terminaría tejiendo una sensible relación con el retrato de las transiciones naturales. Precisamente en esta etapa surge su serie hidrológica, la cual, evidentemente no niega esta relación del autor con la música (recordemos que el propio cosmos es en si como una partitura auto-interpretándose). Y tal ves esto es precisamente lo que le ha permitido, al menos en esta ocasión, retratar el gélido discurso del agua en pleno proceso de condensación: la materia haciendo gala de su esencial impermanencia. 

Twitter del autor: @paradoxeparadis