*

X
Mediante la ampliación del recurso de amparo, cualquier ciudadano podrá defenderse de las decisiones de gobierno que considere atenten contra sus derechos.

de26044220da795b23e2a9b6d25b1c78_int470

 Imagen: Mileno.com

En nuestro país es común escuchar sobre casos de personas que ante la sentencia de algún juez que no les pareció justa, acuden al amparo. Se puede decir que este es el último recurso que alguien ya juzgado tiene, para que lo absuelvan o cambien su sentencia.

Relativo a este tema, el presidente de México Enrique Peña Nieto promulgó este lunes La Nueva Ley de Amparo, la cual contempla tres grandes cambios. En general, su principal característica es que amplía sus posibilidades de uso para todos los ciudadanos. A continuación enlisto y explico los tres grandes ejes en el ejercicio de este recurso, que se incorporan a partir de esta semana.

De “Afectación de Forma Directa” a “Interés Legítimo”: hasta ahora solo podías solicitar un amparo si eras un afectado “directo” del sistema judicial. Es decir, si habías vivido un proceso de juicio, a partir de alguna demanda. La nueva Ley de Amparo propone que cualquier persona que tenga un “interés legítimo”- es decir que se afecten sus derechos por alguna decisión de gobierno-, pueda hacer uso de ella. Por ejemplo, si una autoridad autoriza la venta de un parque y tú consideras que eso afecta tus derechos, puedes ampararte. Ya un juez decidirá si te da o no la razón.

Inconstitucionalidad de las Normas Derivadas de la Jurisprudencia: gracias a este rubro, cualquier persona podrá interponer un amparo ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación, cuando considere que alguna ley afecta sus derechos humanos. Por ejemplo: si en un estado crean una ley para prohibir los matrimonios homosexuales, cualquier persona puede ampararse pues se está afectando el derecho de la libre determinación, incluso, aunque el amparado no sea un sujeto homosexual. Si la Suprema Corte determina que sí se violó este derecho, la sentencia aplicaría para todos los ciudadanos.

Limitación del Amparo para Empresas que Exploten Recursos del Estado: Un ejemplo es el caso de las compañías que utilizan la atmósfera para emitir señales de televisión, celular, etc. Anteriormente si algún órgano estatal determinaba que la empresa estaba abusando de alguna forma, estas se amparaban y entonces la multa o resolución del organismo de competencia, no ejercía hasta que el sistema judicial resolvía el amparo que la empresa había interpuesto. Con la nueva ley, las empresas podrían seguir amparándose, sin embargo, mientras este proceso termine, tendrían qué cumplir con la resolución que el organismo de competencia interpuso, si se tratase de suspensión de explotación del recurso natural.

El verdadero reto de la nueva ley, radica en el funcionamiento del aparato judicial. Pues, aunque los ciudadanos contemos con más herramientas para defendernos de decisiones de gobierno inaceptables, si el sistema judicial continúa generalmente corrompido, no servirá que en la constitución contemos con letras muertas como arma de defensa. Actualmente un proceso de amparo puede extenderse de 3 a 10 años.

Twitter del autor: @anapauladelatd

Noruega devuelve a México los restos de la "mujer mono", sensación circense del siglo XIX

Por: pijamasurf - 04/01/2013

Debido a una enfermedad conocida como hipertricosis, Julia Pastrana recorrió el mundo a mediados del siglo XIX bajo motes como "la Indescriptible”, “la mujer oso”, “la mujer simio” y otros; ahora, en un acto de dignificación, el gobierno de Noruega devolvió sus restos a México para que termine así su vagabundeo circense.

Juliana-Pastrana-mujer-simio

A mediados del siglo XIX, la lotería de lo insólito tenía en Julia (o Juliana) Pastrana una de sus mejores cartas. Una mujer que por aspecto fue exhibida en distintas ferias del mundo con el mote “La Indescriptible”, al que se añadían varios epítetos que iban de “la mujer oso” a “la mujer simio” y otros menos fáciles como “la maravillosa híbrido”.

Nacida en 1834 en Sinaloa, en la costa mexicana del Pacífico, y, según refiere María Emilia Chávez Lara, creció como parte del personal doméstico del entonces gobernador Pedro Sánchez. Sin embargo, en un tránsito del cual no existe documentación al respecto, a los 20 años fue llevada al Gothic Hall de Nueva York como atracción de los curiosos. Al parecer la hipótesis más probable es que, en algún punto, la mujer fue adquirida por un tal Theodore Lent, empresario de dudosa reputación que bajo este nombre podría esconder un pasado criminal.

Físicamente, Pastrana medía poco menos de metro y medio, y lo más singular era el tupido vello oscuro que cubría prácticamente todo su cuerpo, rostro incluido, lo cual, aunado a sus facciones toscas, le valieron la comparación con un primate no humano. Como parte de su promoción se aseguraba que era hija de un ser humano y un orangután. Curiosamente, a Julia también la distinguía una voz incomparable, de mezzo-soprano, y el talento musical suficiente para tocar la guitarra.

mujer

“Simplemente era horrible por la abundancia de pelo negro que crece en su frente y barba, pero su figura es muy bella y graciosa […] y su pequeño pie y tobillo tan bien torneados, la perfección en sí mismos”, escribió Frank Buckland, un conocido científico inglés, con una sospechosa inclinación por los monstruos y las quimeras, que conoció a Pastrana en Londres.

Con el tiempo, Pastrana se casó con su captor, el empresario Lent, con quien además intentó procrear un par de hijos; y si bien ambos fallecieron al nacer, ello no obstó para que Lent vendiera sus cadáveres.

Ahora, en un acto que se ha calificado de dignificación, la Facultad de Medicina de la Universidad de Oslo devolvió a México los restos de Julia Pastrana para que sean enterrados en su tierra natal y, en cierta forma, cerrar honorablemente sus viajes por el mundo. Cabe destacar que aun después de su muerte, ocurrida cuando tenía 36 años, justo al parir su segundo hijo, Lent vendió su cadáver a la Universidad de Moscú, donde fue embalsamado para así continuar exhibiéndolo. En 1921 el empresario noruego Haakon Lund los adquirió para este fin hasta que las críticas recibidas se lo impidieron. De ahí el cadáver fue robado y reapareció en 1976, cuando la policía noruega lo decomisó y trasladó al Instituto de Medicina Forense de Oslo.

La devolución fue solicitada por autoridades de México, quienes ofrecieron colaboración de tipo científica a cambio de los restos de Pastrana, en particular, una investigación en torno a la hipertricosis, la enfermedad que la mujer padecía.

Con información de Milenio y Yahoo