*

X

Casas abandonadas por el narco: trazos interrumpidos de vida (FOTOS)

Por: Ana Paula de la Torre - 08/14/2013

Luego de que uno de sus vecinos recibiera una amenaza directa por parte del crimen organizado, Daniela Garza Maldonado se vio obligada, al igual que otros miles de mexicanos, a renunciar a su hogar. Decenas de conocidos suyos también tuvieron que dejar sus viviendas, en situación de emergencia, por cuestiones de seguridad –en México hay por lo menos cinco millones de hogares abandonados. 

El abandono colectivo de los hogares es un fenómeno sin precedentes en la ciudad norteña de Monterrey –así como en muchas otras urbes de México. Ante la urgencia del momento, las pertenencias de sus dueños permanecen casi intactas: zapatos, adornos, muebles, etc. Todo quedó íntegro pero inerte, sumergido en un conmovedor vacío. 

Daniela, quien se dedica a la fotografía, decidió documentar este fantasmagórico escenario, y creó el proyecto “Fractura”: una serie de imágenes del interior de los hogares deshabitados. Los colores y el nostálgico velo que los filtra, impregnan las imágenes con desolación y desamparo. 

Cuestionada sobre su vivencia, como víctima y documentalista, ella responde: 

Se vive un proceso muy fuerte, de desapegarse del pasado, y tratar de construir lo nuevo. Se siente soledad, nostalgia, e impotencia. 

Históricamente el arte ha fungido como un catalizador de la realidad, ayudándonos a entenderla, y en ocasiones transformarla. Además de que el acto creativo representa un escape en sí mismo, este también puede ser un elemento de denuncia sensible.  

El arte nos ofrece la posibilidad de ver una situación desde perspectivas diversas, por esto es tan valiosa la interpretación de los artistas acerca de un tema. En la mayoría de los casos la información esta regulada, y solo vemos una cara de la historia. Como sociedad es muy enriquecedor poder conocer otros ángulos para poder formar una opinión más global. 

Más allá de las estadísticas, las imágenes de Garza, nos transforman a una atmósfera que sin palabras, narran, mediante objetos comunes como relojes, zapatos, paredes, cortinas, suelos brillantes y espacios enlodados, ente otras cosas, un ambiente de melancolía, producto de una apremiante realidad. 

Las personas que ven esta serie, sienten mucha curiosidad por el estado de los objetos en las fotografías...les intriga saber un poco mas de la historia que envuelve al abandono de estas casas. Estas fotos son una mirada muy íntima, sobre detalles muy específicos que para algunas personas pudiesen pasar desapercibidos. (…)Es una posibilidad de conocer una historia de la cual no se habla mucho, y que en la mayoría de los casos no se conoce… sobre todo fuera de México. 

Twitter de la autora: @anapauladelatd

Inversores se sienten ricos solo si poseen más de 5 millones de dólares

Sociedad

Por: pijamasurf - 08/14/2013

De acuerdo con un estudio reciente, inversores se sienten ricos solo cuando tienen 5 millones de dólares a su disposición, algo que, en sus palabras, les permite "no tener limitaciones para lo que hacen".

dolar

Como sabemos bien, en la época moderna el concepto de “necesidad” se modificó profundamente, un poco como consecuencia inevitable de la disociación entre naturaleza y cultura que adoptó nuestra especie como recurso evolutivo. A las necesidades auténticas, insoslayables, vitales, se añadió otro plano definido por las necesidades civilizatorias, las cuales se transformaron hasta alcanzar en nuestra época un carácter que algo tiene de surreal y aun de obsceno.

Al menos así parece evidenciarlo un estudio difundido recientemente en el sitio Think Progress, según el cual existen personas ricas que se sienten como tales solo cuando poseen 5 millones de dólares a su disposición. En caso contrario, si tienen menos de esa cantidad, se consideran cualquier otra cosa menos acaudaladas.

Según este mismo reporte, para estos inversores la riqueza consiste menos en poseer una determinada cantidad de dinero que en “no tener limitaciones en aquello que hacen”. Sin duda una concesión individual que viene signada con un alto costo social.

Cabe resaltar que, en promedio, en Estados Unidos el ingreso económico de un CEO es hasta 273 veces mayor que el de un trabajador cualquiera de esa misma empresa, además de que el 20% de la población más rica es 8 veces más acaudalada que el 20% de la población más pobre.

[Think Progress]