*

X

La hermandad de las calaveras: el culto napolitano de los muertos

Por: pijamasurf - 04/06/2013

El cementerio de Fontanelle en Nápoles alberga una impresionante historia que remonta a los viejos tiempos del Imperio Romano y se enclava en la Segunda Guerra Mundial

skull2

La frontera del mundo de los vivos y el de los muertos ha sido explorada por todas las culturas y tradiciones del mundo, las cuales han tenido que vérselas tarde o temprano con el rostro de la muerte. Dentro de estas tradiciones destaca un curioso culto que floreció en la ciudad italiana de Nápoles, precisamente en el cementerio de Fontanelle. Construido como una serie de túneles subterráneos tallados sobre la piedra por los primeros colonizadores griegos, sirvió después como una via de comunicación y almacenamiento para los romanos y para los primeros cristianos.

Durante el Imperio Romano los túneles se transformaron en grandes catacumbas que albergaban los restos mortuorios de miles de personas, especialmente cuando sobrevenían epidemias o plagas, años después de que los emperadores hubieran desaparecido. Para el siglo XVI el osario ya rebosaba de huesos y osamentas humanas. En el siglo XVII la ciudad sufrió una serie de inundaciones que hicieron que algunas secciones del osario se desplomaran; debió ser un tremendo espectáculo para los napolitanos ver ríos de agua fluyendo por la ciudad que llevaban toneladas de huesos. Los religiosos de la ciudad decidieron remodelar el osario para dar cabida a una fosa común a donde iban a parar los cuerpos de los pobres y desamparados, dando origen al cementerio de Fontanelle. Este redescubrimiento de las catacumbas subterráneas durante los próximos siglos dio origen a un culto devocional sumamente particular.

Ya en el siglo XIX, concretamente en 1872, el padre Gaetano Barbati hizo exhumar grandes depósitos de huesos, haciendo que las calaveras fueran limpiadas y colocadas en largas repisas sobre la pared. Sin organización formal el culto comenzó a desarrollarse por sí mismo, atrayendo especialmente a mujeres ancianas y solas, generalmente sin familia, que "adoptaban" una calavera o varias y desarrollaban una extraña relación de lo que creían era un mutuo beneficio --entre ellas y los muertos.

Los devotos traían flores y regalos para sus cráneos "adoptivos"; hablaban con ellos, los limpiaban y les solicitaban consejo de muchas formas, en problemas domésticos o de negocios, además de que existían calaveras con habilidades "especiales", como la dedicada a la fertilidad: una calavera que conserva incluso hoy un extraño brillo a causa de todas las manos de mujer que la han acariciado buscando quedar preñadas eventualmente; los devotos también creían que los espíritus de los muertos se comunicarían con ellos hablándoles directamente, a veces mediante la telepatía pero sobre todo a través de los sueños. Cuando recibían un favor de las calaveras, les dejaban un papel enrollado con una sencilla inscripción ("Per grazie recevuta", o "por la gracia recibida") a manera de agradecimiento. Otras formas de agradecer consistían en hacer construir pequeños o grandes altares, algunos incluso con puertas, lo que a través de los años cambió la faz de las catacumbas.

skull

Los creyentes confiaban especialmente en los poderes de ciertas calaveras para aportarles un dato muy concreto: los números de la lotería. La smorfia, la lotería napolitana, se celebraba los sábados, por lo que era común que los viernes Fontanelle estuviera lleno de mujeres tratando de persuadir a los espíritus en su propio favor (y, por otro lado, la lotería de Nápoles no es ajena a los hechos raros y fuera de lo común). Esto podría parecer mundano, pero en realidad se trataba también de un mecanismo de muchas personas para lidiar con la soledad o la pérdida de sus seres queridos, adoptando una calavera anónima que podría llevar ahí abajo varios siglos. De hecho los túneles sirvieron como refugio antibombas durante los bombardeos aéreos de la Segunda Guerra Mundial, en 1943. Los adherentes al culto agradecieron a sus queridos huesos el haberles salvado la vida.

No se sabe cuánta gente se adhirió a este curioso culto (que recuerda al más reciente de la "Santa Muerte" en muchos barrios de México) a través de los años, pero a pesar de que la Iglesia Católica no veía con buenos ojos estos rituales "necrófilos", no fue sino hasta los años 60 del siglo XX que el lugar fue cerrado definitivamente. Para el año 2000, el ayuntamiento de Nápoles comenzó un programa de restauración para no perder el legado histórico --y potencialmente turístico-- de Fontanelle. Las autoridades afirman que cada tanto un grupo de satanistas aficionados entra de noche y realiza misas negras en el interior, pero no de forma regular. Los devotos del culto a los osarios envejecieron y la tradición quedó como una leyenda de la ciudad, una vez que sus últimos adherentes se hubieran reunido con sus amados huesos.

[Fortean Times]

¿Es el universo la broma cósmica de un demiurgo con enorme capacidad de programación?

13th

"El universo está hecho de historias, no de átomos", Muriel Rukeyser.

"Nada es verdad; todo está permitido", Hassan-i Sabbah.

 

Algunas de las más brillantes filosofías en la historia de la humanidad han sugerido que el mundo es una ilusión--el budismo, el gnosticismo o el idealismo, por mencionar sólo algunas. Se ha utilizado fundamentalmente la metáfora de un sueño para describir este existir en la irrealidad y actualmente se ha evolucionado esta sospecha cosmológica formulando una nueva metáfora: la simulación o el constructo informático. Reconocer la ilusión, como saber que uno sueña entrando en un estado de lucidez, es la marca del iniciado, la conciencia que se ve a sí misma ya no como un ego sino como la ilusión misma, el universo entero en un espejo infinito.

Siguiendo esta línea de investigación es plausible pensar que aquellos que perciben la ilusión consustancial del universo son parte de una conspiración --aquella que mantiene la ilusión o aquellos que tienen  acceso al código de la programación. Estos iniciados podrían ser vistos como una especie de agentes de la Matrix, algunos de los cuales quizás podrían participar en el diseño del programa, proyectando sobre la nada las imágenes del mundo. (Sostiene el budismo a través del concepto de sunyata, que la realidad de las cosas es la no-realidad, todas las cosas están vacías y son solamente construcciones mentales de nuestra percepción). Atisbar esto es quizás el paso fundamental de la iluminación: el estado búdico que es equivalente al despertar de un sueño.

Hace algunos días el sitio de divulgación científica de la Universidad de Cornell publicó un paper de cosmología en el que se dice comprobar la inexistencia del universo --o algo como una conspiración que muestra que el universo ha sido diseñado por una sociedad secreta cósmica. La teoría se sustenta en los resultados de la Misión Planck, que muestran que "todos los parámetros describiendo el Universo dentro del modelo ACDM pueden ser construidos a partir de un pequeño conjunto de números conocidos de la teoría conspiratoria. Nuestros descubrimiento son confirmados por datos recientes en la física de partículas de alta energía. Esto claramente demuestra que el universo es un plan iniciado por un grupo o logia desconocida. Analizamos posibles escenarios para esta conspiración, y concluimos que la creencia en la existencia de nuestro universo es una ilusión, como ha sido previamente asumido por antiguos filósofos, autores de ciencia ficción del siglo XX y cineastas contemporáneos".

Alice-matrixLos autores Jörg P. Rachen, un astrofísico que ha publicado investigaciones sobre los resultados  de la misión Planck estudiando la luz más vieja del universo, y Ute G. Gahlings, desarrollan su teoría luego de descubrir que el número primo más pequeño que es la suma de tres números primos consecutivos es  23 = 5 + 7 + 11. Mismo número que mantiene relaciones insólitas con π y que además es el número más importante en la moderna teoría de la conspiración, luego de que se la apareciera en una serie de sincronicidades a William Burroughs y más tarde a Robert Anton Wilson, autor de Illuminatus! Trilogy, quien lo conectara a una serie de comunicaciones telepáticas emitidas desde el sistema estelar de Sirio. Sirio es el origen también de la proyección holográfica del Logos que simula la realidad en la novela VALIS de Philip K. Dick, inspirada en un episodio de comunicación telepática con inteligencias astrales.

"Consideramos que es posible que las fechas de los eventos del fin del mundo están encriptadas en nuestra conciencia. Como la fecha del día predicho, diciembre 21 del 2012, ha pasado sin efectos notables, y el error es inconcebible, debemos de concluir que nuestro universo concluyó esa fecha, pero mientras Ellos reciben una extensión de fondos y la simulación es reiniciada con todas las experiencias de lo temporal borradas de nuestra memoria", dicen los autores 

Evidentemente este paper se trata de una broma de April Fools' Day, publicada en una prestigiosa institución con un estupendo humor. Pero más allá de que la teoría es intencionalmente desaforada, parodiando las teorías de conspiración, pensar que el universo es una ilusión no es algo tan disparatado. El filósofo Nick Bostrom ha planteado un caso relativamente sólido argumentando que nuestro universo podría ser una simulación informática holográfica, en cada punto yace la totalidad del código. ¿Por qué no pensar también que el universo es una broma? Acaso de un demiurgo trickster, enamorado del poder de las copias.

"Sólo alguien dormido lo considera real. Luego llega la muerte como el amanecer y te despiertas riendo de lo que pensabas era tu sufrimiento", Rumi.

Twitter del autor: @alepholo