*

X

Hipsters en Coachella dicen haber escuchado bandas que no existen (VIDEO)

Por: pijamasurf - 04/23/2013

Hipsters en Coachella dicen haber escuchado bandas inventadas por la producción de un programa de comedia: estupidez al límite de lo creíble o entretenimiento simulado, de cualquier forma material hilarante.

El talk-show de comedia de Jimmy Kimmel decidió ver hasta que punto el hipsterismo puede trastornar la realidad haciendo de ella una divertida comedia de apariencia, explotando el hecho de que si hay algo que caracteriza a los hipsters es querer o creer haber escuchado bandas que nadie más ha escuchado. Bandas tan oscuras e inéditas que ni siquiera existen. 

Algunas de estas bandas que los asistentes de Coachella querían oír en vivo, porque ya las habían oído antes: Slow Mo and the GI Clinic "estoy muy emocionada de escucharlos en vivo, son super auténticos". Obesity Epidemic,"me encanta su estilo son super innovadores y nuevos". Get the Fuck Out of My Pool o Los Chelsea Clintons, estas dos seguramente bandas de teen punk, spin offs de April Lavigne y Blink 182. Esta orgía de expresividad y y riqueza verbal evidentemente hace pensar que el segmento fue escenificado y simulado --pero por otra parte habría que leer un poco de Morris Berman, crítico de la "decadencia del imperio", que sostiene que "los estadounidenses poseen un nuevo tipo de estupidez" (aunque paradójicamente generalizar sea un signo de estupidez) y tal vez se antoje posible que las respuestas sean verdaderamente falsas --que el cliché se cumpla y los hipsters realmente sean incapaces de aceptar que no han escuchado una banda, por más extraña y ridícula que suene, y poner en peligro su "coolness"... A tdoo esto, dentro del cóctel de verosimilitud, se suma al hecho de que las mismas bandas, buscando nombres innovadores, suelen rotular sus proyectos con nombres estrambóticos.

Así las cosas  con este video  que, más allá de la edición de la realidad constituye una especie de estado de las cosas dentro del panorama cultural del momento, un mundo en el que la hiperrealidad ha logrado borrar la frontera entre lo mediático y lo mental, entre los personajes del reality TV y la realidad.

México en el lugar 107 de 108 en índice de lectura según la UNESCO

Por: pijamasurf - 04/23/2013

A pesar de leyes de fomento a la lectura, la UNESCO manda al fondo de la lista de lectura a México, cuya población lee aproximadamente 2.8 libros al año.
[caption id="attachment_59378" align="aligncenter" width="624"] Imagen cortesía de CNN[/caption]

El pasado Día Internacional del Libro trajo una terrible noticia y una que depende del cristal con que se mire. La mala es que en un listado de 108 naciones publicado por la UNESCO sobre índices de lectura a nivel mundial, México ocupa el penúltimo lugar; la que es un poco más relativa es la negación de amparo a la Librería Porrúa Hermanos, por lo que no quedará exenta de aplicar las regulaciones  sobre el precio único de venta al libro, un tema con muchas aristas.

En contraste con los bajos índices de lectura, el 41% de la población dedica su tiempo libre a ver televisión, mientras sólo el 12% dedican este tiempo a la lectura. 40% de la población nunca ha entrado a una librería, de las cuáles en México existe una por cada 200 mil habitantes. Más números: los senadores advirtieron que el índice de lectura de la población general disminuyó de 54.6% en 2006 a 46% en 2012.

Esto significa que el mexicano promedio lee 2.8 libros al año, en contraste con España (7.5) o Alemania (12). A pesar de esto, según la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana (Caniem), la tendencia negativa del número de librerías que en 2006 eran 42,045 y 39,999 en 2010 remontó en 2011 hasta alcanzar 40,345 establecimientos.

La Junta de Coordinación Política en el discurso afirma que la lectura y la educación son lo único que puede mejorar la formación cívica de los mexicanos; la controvertida ley de precio único al libro permitiría que las pequeñas librerías sobrevivieran a los descuentos y créditos que hasta ahora sólo habían tenido las grandes librerías (Sanborn's en primer lugar) al no permitir descuentos sobre el precio marcado. 

Luego de que la Librería Porrúa y otras vieran negado el amparo ante esta ley el día de ayer, legisladores e integrantes de la cadena del libro reiniciarán una sesión de diálogos para hacer modificaciones en materia de sanciones. Sin embargo, no se necesita ser un gran estadístico para preguntarse por la precisión de los instrumentos de medición para crear tendencias y rankings internacionales de lectura. ¿Cuántos son 2.8 libros al año? ¿Qué pasaría si dedicamos todo un año a leer, por ejemplo, El hombre sin atributos de Robert Musil? ¿Qué pasa si la gente que responde las encuestas considera el Reader's Digest como libro? ¿Qué hay de los que sólo leen cómics, pero tienen una tremenda cultura en este ámbito? ¿Dónde entran aquí los e-books?

La lectura es una enfermedad contagiosa que se propaga afectivamente. Las leyes pueden hacer su parte, pero la gente puede hacer mucho más haciendo recomendaciones puntuales y mostrando a otros la experiencia de cambio de vida que implica leer.

[Con información de Proceso]