*

X

Red de sacerdotes homosexuales en el Vaticano, supuesta causa de la renuncia papal

Sociedad

Por: pijamasurf - 02/22/2013

El periódico italiano La Repubblica ha publicado información sobre las causas detrás de la renuncia de Benedicto XVI, provocada al parecer por un red de sacerdotes homosexuales en el Vaticano que fue chantajeada por terceros.

Un reportaje potencialmente explosivo vincula la renuncia del Papa al descubrimiento de una red de prelados homosexuales en el Vaticano, los cuales, según los medios, estaban siendo chantajeados por externos.

El vocero del papa se abstuvo de confirmar o negar el reporte, proveniente del periódico italiano La Repubblica. La publicación afirma que el Papa tomó la decisión de su renuncia el 17 de diciembre, día en el que recibió un dossier compilado por 3 cardenales delegados a estudiar el asunto del “Vatileaks”.

En mayo pasado, el mayordomo del Papa Benedicto XVI, Paolo Gabriele, fue arrestado y acusado de haber robado y filtrado correspondencia papal que hace ver al Vaticano como un hervidero de intrigas y luchas internas.

Según La Repubblica, el dossier comprendía dos volúmenes de casi 300 páginas que habían sido consignadas a la caja fuerte en los apartamentos papales y serían entregados al papa sucesor luego de su elección. El periódico declaró que los cardenales describieron en el documento varios sucesos, incluyendo la existencia de una red homosexual en el Vaticano.

La fuente citada por La Repubblica reportó que “algunos funcionarios del Vaticano habían sido objeto de una “influencia externa” de laicos con quienes tenían relaciones de “naturaleza mundana””. El periódico dijo que esta era una clara referencia de chantaje.

El periódico italiano aseguró que la fuente era alguien “muy cercano a quienes escribieron el dossier”, quien declaró: “El reporte gira alrededor del incumplimiento del sexto y séptimo mandato. El sexto prohibe el adulterio, pero en la doctrina católica se liga con la prohibición de la homosexualidad. El séptimo se impone contra el crimen”.

La Repubblica dijo que el reporte de los cardenales identificó una serie de puntos de encuentro de la supuesta red homosexual alrededor y dentro de Roma, incluyendo una villa fuera de la capital italiana, un sauna en un suburbio de Roma, un salón de belleza en el centro y una residencia universitaria.

El padre Federico Lombardi, vocero del Vaticano dijo: “Ni la comisión de los cardenales, ni yo haremos comentarios para confirmar o negar las cosas dichas sobre este asunto. Dejemos que cada quien asuma sus responsabilidades. No debemos hacer caso de las suposiciones que se hagan de este asunto.”

Agregó, en la cónclave para elegir al sucesor de Benedicto, que las interpretaciones de los reportes crean tensión “que es lo contrario de lo que el papa y la iglesia católica desean”.

Otro diario italiano, Corriere della Sera, hizo alusión a dicho dossier poco tiempo después de la renuncia del Papa, diciendo que sus contenidos eeran alarmantes.

La comisión de los tres hombres de investigación del asunto Vatileaks estaba encabezada por un cardenal español, Julián Herranz, asistido por el cardenal Salvatore De Giorgi, actual arzobispo de Palermo, y por el eslovaco Jozef Tomko, que alguna vez dirigió el departamento de misioneros del Vaticano

Entre la renuncia de Benedicto XVI y el primer papa en tomar esta misma acción, Celestino V, han transcurrido más de 7 siglos. Desde que Ratzinger anunció su retiro ha sido vinculado con intrigas dentro del Vaticano.

El reporte de La Repubblica fue el último de una serie de especulaciones acerca de la existencia una red homosexual en el Vaticano. En 2007 un oficial fue suspendido del sacerdocio después de ser filmado mientras hacía proposiciones sexuales a un joven en una operación encubierta organizada por un programa de televisión italiano.

En 2010 un diario semanal utilizó cámaras escondidas para grabar sacerdotes yendo a clubs y bares gays y teniendo sexo.

[The Guardian]

10 trabajos donde es muy probable que los empleados odien a sus jefes

Sociedad

Por: pijamasurf - 02/22/2013

Una curiosa lista de los trabajos donde es mayor la probabilidad de que los empleados odien a su superior inmediato en la jerarquía laboral.

Desde tiempos ancestrales, el trabajo se ha considerado una condición deplorable, una suerte de condena presente lo mismo en la influyente tradición judeocristiana (“te ganarás el pan con el sudor de tu frente”), como en otras en las que se habla de una edad dorada cuya característica principal es, justamente, que la satisfacción de necesidades se cumple con el esfuerzo mínimo: inclinándose a beber en un río de leche, tomando los frutos de árboles imperecederos, etc.

Y si bien, entre trabajar y no trabajar (al menos en el sentido capitalista de la actividad: el de trabajar para producir riqueza, para convertir el entorno en plusvalía), probablemente sea preferible lo segundo, lo cierto es que en la situación actual, la misma desde hace dos o 3 siglos, es posible clasificar los muchos trabajos existentes en buenos y malos, algunos menos pesarosos que otros, más satisfactorias, tormentosos en ocasiones, sea por las condiciones del trabajo mismo —la explotación desmedida, la falta de medidas de seguridad, el salario injusto—, como por un factor sumamente específico y al mismo tiempo muy frecuente: el jefe que, en la jerarquía, ordena y controla a los subalternos, sobre quienes ejercer el ilusorio poder que tiene de maneras que, inevitablemente, terminan generando odio contra su persona.

De acuerdo con el sitio especializado en contenido laboral Payscale, que elaboró un estudio entre 24 mil personas en Estados Unidos, estos son los 10 empleos en donde es más probable que los trabajadores odien a su jefe.

 

10. Actores, productores, directores

El glamour que usualmente rodea al mundo del cine, la televisión y el teatro contrasta significativamente con el odio que se profesa hacia el superior inmediato (13.3%).

 

8. Empacadores, revisores de tráfico / Despachadores

Empatados en el octavo sitio con 13.5% de personas que aceptaron tener sentimientos negativos hacia su jefe.

 

7. Gerentes de servicios administrativos

Administrar no es fácil, y posiblemente menos cuando el jefe pide administrar lo inadministrable.

 

6. Administradores de base de datos

¿El odio hacia el jefe será solo una manifestación del odio más profundo de tener que trabajar con base de datos?

 

5. Técnicos en seguridad

Con 15.8% en la encuesta de Payscale, los técnicos en seguridad se cuelan al top 5 de los empleados que odian más a sus jefes —algo cuya explicación no parece muy evidente.

 

4. Supervisores de preparación de alimentos

Aunque casi 2 de cada 10 empleados de esta profesión odian a sus jefes (17%), vale la pena mencionar el porcentaje de personas que laboran con baja satisfacción laboral: 14.24%, uno de los más altos del estudio.

 

3. Panaderos

Sorpresivamente, uno de los trabajos que se creerían más nobles es también el tercero en el que más empleados odian a su jefe, con 17.9%.

 

2. Asistentes dentales

¿Pero quién cuyo universo laboral es una boca abierta podría encontrar felicidad en lo que hace todos los días?

 

1. Químicos

Casi 2 de cada 10 químicos odian a sus jefes (19.4%), situación que estos últimos podrían manejar con más cautela en vista de las sustancias que sus subordinados manipulan cotidianamente.

 

¿Alguno que tú, lector, quisieras agregar —o quitar?

 

También en Pijama Surf:

Empresario japonés irrumpe con espada en oficina y corta el brazo a su socio

Si vas a renunciar a tu trabajo, hazlo con estilo: mira el ejemplo de Faulkner

Por qué no deberíamos trabajar más de seis horas

[Huffington Post]