*

X

Red de sacerdotes homosexuales en el Vaticano, supuesta causa de la renuncia papal

Sociedad

Por: pijamasurf - 02/22/2013

El periódico italiano La Repubblica ha publicado información sobre las causas detrás de la renuncia de Benedicto XVI, provocada al parecer por un red de sacerdotes homosexuales en el Vaticano que fue chantajeada por terceros.

Un reportaje potencialmente explosivo vincula la renuncia del Papa al descubrimiento de una red de prelados homosexuales en el Vaticano, los cuales, según los medios, estaban siendo chantajeados por externos.

El vocero del papa se abstuvo de confirmar o negar el reporte, proveniente del periódico italiano La Repubblica. La publicación afirma que el Papa tomó la decisión de su renuncia el 17 de diciembre, día en el que recibió un dossier compilado por 3 cardenales delegados a estudiar el asunto del “Vatileaks”.

En mayo pasado, el mayordomo del Papa Benedicto XVI, Paolo Gabriele, fue arrestado y acusado de haber robado y filtrado correspondencia papal que hace ver al Vaticano como un hervidero de intrigas y luchas internas.

Según La Repubblica, el dossier comprendía dos volúmenes de casi 300 páginas que habían sido consignadas a la caja fuerte en los apartamentos papales y serían entregados al papa sucesor luego de su elección. El periódico declaró que los cardenales describieron en el documento varios sucesos, incluyendo la existencia de una red homosexual en el Vaticano.

La fuente citada por La Repubblica reportó que “algunos funcionarios del Vaticano habían sido objeto de una “influencia externa” de laicos con quienes tenían relaciones de “naturaleza mundana””. El periódico dijo que esta era una clara referencia de chantaje.

El periódico italiano aseguró que la fuente era alguien “muy cercano a quienes escribieron el dossier”, quien declaró: “El reporte gira alrededor del incumplimiento del sexto y séptimo mandato. El sexto prohibe el adulterio, pero en la doctrina católica se liga con la prohibición de la homosexualidad. El séptimo se impone contra el crimen”.

La Repubblica dijo que el reporte de los cardenales identificó una serie de puntos de encuentro de la supuesta red homosexual alrededor y dentro de Roma, incluyendo una villa fuera de la capital italiana, un sauna en un suburbio de Roma, un salón de belleza en el centro y una residencia universitaria.

El padre Federico Lombardi, vocero del Vaticano dijo: “Ni la comisión de los cardenales, ni yo haremos comentarios para confirmar o negar las cosas dichas sobre este asunto. Dejemos que cada quien asuma sus responsabilidades. No debemos hacer caso de las suposiciones que se hagan de este asunto.”

Agregó, en la cónclave para elegir al sucesor de Benedicto, que las interpretaciones de los reportes crean tensión “que es lo contrario de lo que el papa y la iglesia católica desean”.

Otro diario italiano, Corriere della Sera, hizo alusión a dicho dossier poco tiempo después de la renuncia del Papa, diciendo que sus contenidos eeran alarmantes.

La comisión de los tres hombres de investigación del asunto Vatileaks estaba encabezada por un cardenal español, Julián Herranz, asistido por el cardenal Salvatore De Giorgi, actual arzobispo de Palermo, y por el eslovaco Jozef Tomko, que alguna vez dirigió el departamento de misioneros del Vaticano

Entre la renuncia de Benedicto XVI y el primer papa en tomar esta misma acción, Celestino V, han transcurrido más de 7 siglos. Desde que Ratzinger anunció su retiro ha sido vinculado con intrigas dentro del Vaticano.

El reporte de La Repubblica fue el último de una serie de especulaciones acerca de la existencia una red homosexual en el Vaticano. En 2007 un oficial fue suspendido del sacerdocio después de ser filmado mientras hacía proposiciones sexuales a un joven en una operación encubierta organizada por un programa de televisión italiano.

En 2010 un diario semanal utilizó cámaras escondidas para grabar sacerdotes yendo a clubs y bares gays y teniendo sexo.

[The Guardian]

12 cardenales que no podrían ser papa por sus vínculos con la pederastía, entre ellos Norberto Rivera

Sociedad

Por: pijamasurf - 02/22/2013

Asociación de víctimas de abuso sexual por parte de sacerdotes católicos da a conocer una “lista negra” de cardenales electores que han estado relacionados con casos de pederastía, por lo cual no tienen derecho moral a ocupar la posición de papa.

norbertorivera

Este día inició el cónclave entre los cardenales electores de los que saldrá, en unos cuantos días o semanas, el papa que sucederá a Benedicto XVI, quien en una decisión más o menos inesperada anunció su renuncia hace unos días.

En esta situación, la Red de Supervivientes de Personas que sufrieron Abusos por Sacerdotes (SNAP) dio a conocer una “lista negra” de 12 cardenales que si bien, potencialmente, podrían convertirse en el nuevo Sumo Pontífice, por razones morales deberían de tener impedida esta posibilidad, pues se encuentran relacionados de algún modo con los crímenes de pederastía que en años recientes han escandalizado a la Iglesia Católica.

Según la organización, se trata de los prelados Oscar Rodríguez Maradiaga, de Honduras, Timothy Dolan, Donald Wuerl y Sean O'Malley (de Nueva York, Washington y Boston, respectivamente), el argentino Leonardo Sandri, Angelo Scola (Milán), Tarcisio Bertone, George Pell (Australia), Dominik Duka (República Checa), Marc Ouellet (Canadá), Peter Turkson (Ghana) y el mexicano Norberto Rivera.

Según datos recabados por SNAP, estos sacerdotes enfrentaron con indolencia, no con el rigor que requería el caso, abusos sexuales de los que se enteraron durante sus administraciones en sus respectivas diócesis.

En distintas circunstancias y por distintos métodos, todos estos cardenales incurrieron en omisión o franca protección para sacerdotes involucrados en casos de abuso sexual, en particular contra niños. Algunos como Dolan dieron miles de dólares a estos religiosos para que desaparecieran de su diócesis, o Maradiaga, quien púlicamente afirmó que él mismo “iría con mucho gusto a la cárcel antes que hacer daño a mis sacerdotes, ya que yo no soy un policía".

En el caso de Norberto Rivera, son conocidas las acusaciones recibidas en años recientes sobre la salvaguarda ofrecida a sacerdotes pederastas, siendo el caso de Nicolás Aguilar el más documentado al respecto, ocurrido cuando Rivera era obispo de Tehuacán, Puebla.

Y si bien el gesto de esta organización que lucha por el castigo de los religiosos involucrados en casos de pederastía parece más bien simbólico, al menos sirve para saber que, al menos como probabilidad, un cardenal de esta lista podría llegar a ser Papa —con las consecuencias que ello implicaría.

También en Pijama Surf: La congregación de esclavas religiosas del Padre Maciel.

Con información de Milenio