*

X

Biblioteca Pijama Surf: libros de Jean Baudrillard digitalizados y listos para descargar

Por: pijamasurf - 02/11/2013

La guerra del golfo no ha tenido lugar, Cultura y simulacro, El crimen perfecto y otros títulos del genial Jean Baudrillard, el teórico del simulacro y la hiperrealidad, digitalizados y listos para descargar y leer.

Agite usted una buena porción de marxismo y ciencia ficción, de escepticismo ante la realidad, un poco de Borges, otro poco de Foucault y Barthes, de sociología y filosofía y semiótica, de teorías sobre la posmodernidad y algunos otros ingredientes y obtendrá el singular, inquietante pensamiento de Jean Baudrillard.

A Baudrillard podría alineársele junto a esa rica tradición de filósofos cuyo propósito principal es, siempre, dudar de la realidad, dudar de lo que otros —padres, maestros, líderes, gurús, la sociedad en su conjunto, nuestra mente misma que, en cierto sentido, no es absolutamente nuestra— nos dicen qué es real y qué no.

Intelectual en una de las etapas más vivas del de por sí vertiginoso desarrollo tecnológico y de las telecomunicaciones —las décadas de los 80 y 90—, este pensador francés supo descifrar con notable clarividencia los mecanismos por los cuales el simulacro y la simulación se convirtieron en los verdaderos filtros de la realidad, la cual a su vez, por esta causa, experimentó un proceso de potenciación que la elevó a cualidad de "hiperrealidad", al parecer un estadio inevitable en la tendencia ideologizante del sistema económico en el cual vivimos. Parafraseando el título del libro de Lenin, podría hablarse de un hiperrealismo como fase superior del capitalismo.

Ofrecemos a continuación algunos libros de Jean Baudrillard que se encuentran dispersos en la red. Como con los libros de Philip K. Dick que compartimos en un post anterior, se trata de documentos en PDF subidos en sitios distintos por personas a quienes desconocemos pero no por ello dejamos de agradecer la labor realizada.

A nuestros lectores, por otra parte, no nos queda más que animarlos a leer a este genial filósofo, cuestionar el discurso dominante en torno a la realidad y descubrir que, en efecto, mucho de lo que llamamos real no es sino un simulacro levantado con intereses específicos, por personas o entidades que trazan cuidadosamente determinada simulación.

A continuación los enlaces.

objects-in-mirror

La Guerra del Golfo no ha tenido lugar (1991) 

El crimen perfecto (1995) 

Cultura y simulacro (1981)

El sistema de los objetos (1968) 

De la seducción (1979)

La simulación en el arte (conferencia, 1994) 

La ilusión vital (2000) 

Contraseñas (2000) 

La transparencia del mal (1990) 

El intercambio simbólico y la muerte (1976)

El siglo del yo: máquinas de felicidad; documental sobre el deseo y las necesidades artificiales

Por: pijamasurf - 02/11/2013

Una parte importantísima del capitalismo es el proceso ideológico que, paralelo a sus mecanismos económicos, lo fortalecen y lo perpetúan, nos hace pensar que este es el único modo de vida posible o, por utilizar perversamente el motto de Leibniz, que este es el mejor de los mundos posibles.

La propiedad, la acumulación, el consumo, entre otros, son, en efecto, realidades económicas, materiales, pero también circunstancias que impactan en la vida mental del individuo, en sus pensamientos y sus acciones, en sus hábitos y los conceptos bajo los cuales rige su existencia.

El siglo del yo es un documental de cuatro capítulos que examina esta situación, rastreando sus orígenes históricos y las implicaciones sociales que ha tenido.

Realizado por Adam Curtis para la BBC, El siglo del yo destaca por retomar las ideas y la labor de Edward Bernays, sobrino de Sigmund Freud y quien utilizó las teorías psicoanalíticas del inconsciente y el deseo para aplicarlas política, económica y propagandísticamente y probar así hasta qué punto es posible manipular la mente de una persona o de una grupo para fines y propósitos específicos.

Así, la necesidad y el deseo comenzaron a producirse en serie, a intercambiarse, a comprarse y venderse, a tratarse como cualquier mercancía se trata en el capitalismo.