*

X

Artistas crecen un "cuerpo humano" utilizando cristales

Por: pijamasurf - 02/13/2013

Artistas británicos del Estudio Tobias Klein cultivan partes del cuerpo humano usando imágenes de una resonancia magnética y cristales.

El cuerpo humano es un sistema que nos intriga y lo expresamos a través de la investigación científica y en el arte.

Un grupo de artistas británicos combina ambas materias para recrear el crecimiento de un cuerpo humano en su proyecto 'El Humano Invisible'. El proyecto hace uso del 'Humano Visible', un mapa no-digital del cuerpo humano que fue creado en 1993 a partir del cuerpo de un reo. Joseph Paul Jerningan, condenado a muerte por asesinato donó su cuerpo para que fuera cortado en pedazos de un grosor de 1.871 milimetros, que después serían fotografiados para crear dicho mapa.

El grupo de artistas presentó en la ciudad de Washington su proyecto 'El Hombre Invisible', una instalación que invierte el proceso de la descomposición de Jernigan. El grupo de Tobias Klein y Ordinary Ltd. expusó una serie de contenedores de cristal con pedazos de tela que simulaban la imagen de una resonancia magnética. Los visitantes podían alterar los niveles de humedad de los contenedores, al incrementarla estimulaban el crecimiento de los cristales para que se formaran en los huesos y de manera gradual toman la forma del cuerpo humano.

Los curadores de Industry Gallery explican: 'La cristalización del cuerpo ocurre de dos maneras, a través de la deshidratación, cuando los minerales se cristalizan a partir de una solución saturada y por la congelación, cuando cristales de hielo se forman.' Ambas formas son mortales. Lo que hacen los artistas es crear cultivos de cristales en los sitios donde solían estar la piel y los órganos.

En una vitrina se encuentra al contorno de un corazón que espera la luz y el calor necesarios para 'crecer' de nuevo. En otra, pequeños y traslúcidos fractales se sostienen de la superficie del contorno de un corte del cuerpo. Los cambios de los cristales representan la ocilación entre la vida y la muerte; la creación y la desintegración.

Los artistas también invitan al público a manipular los cristales de manera remota, a través del internet. A través de la página del Humano Invisible se pueden hacer cambios a la luz y a la temperatura de algunas vitrinas.

El proyecto es interesante porque se presta a diferentes interpretaciones. Por un lado podemos interpretarlo como un estudio poético de la ciencia -la cultivación del cuerpo humano- o bien, como una declaración política – traer de vuelta a la vida a un convicto condenado a muerte por un sistema injusto-.

Visiten la exposición a partir del 19 de Marzo o vean la transmisión en vivo a través de la página del Humano Invisible.

[FastCoDesign]

Te podría interesar:

El sorprendente caso del pene desechable de una babosa marina

Por: pijamasurf - 02/13/2013

Una babosa que es capaz de desprender, volver a crecer y re-usar su pene sorprende a científicos.

 

Investigadores japoneses observaron el bizarro comportamiento de una especie de babosa marina conocida como Chromodoris reticulata, que habita el Océano Pacífico. Se cree que es la primera criatura conocida que es capaz de reproducirse con un 'pene desechable'. El estudio fue publicado en The Royal Society's journal Biology Letters.

La mayoría de estas criaturas son nudibranquios o 'hermafroditas simultáneos', que significa que tienen órganos sexuales femeninos y masculinos que pueden utilizar al mismo tiempo.

Bernard Picton, curador de invertebrados marinos del Museo Nacional del Norte de Irlanda (National Museums of Northern Ireland), explica que 'El aparato genital está del lado derecho del cuerpo. Cuando dos nudibranquios se juntan, uno se pone de un lado y el otro del lado opuesto con el lado derecho del cuerpo tocándose. El pene de uno entra a la apertura femenina del otro, y el pene de ése entra a la apertura femenina del primero. Ambos están donando esperma al otro.'

 La cura es sexual

El equipo japonés observó cómo babosas marinas que habían recogido de corales poco profundos se reprodujeron en 31 ocasiones. El acto tomaba entre algunos segundos y varios minutos y al finalizarlo se empujaban y se desprendían de su pene, dejándolo en el fondo del tanque.

Lo que sorprendió a los investigadores fue que tan sólo 24 horas después habían vuelto a crecer los órganos masculinos y estaban listos para reproducirse de nuevo.

Un examen más detallado de la anatomía de los animales reveló que las babosas marinas tenían la mayor parte de su pene enroscado dentro de sus cuerpos y que lo utilizaban para ir reemplazando las partes perdidas. Los científicos también descubrieron que el pene estaba equipado con espinas.

Cómo máximo, los animales podían reproducirse un total de tres veces seguidas, con un periodo de 24 horas entre cada acto. El estudio no pudo definir si una vez que se utilizaba todo el pene interior la babosa podía crecer otro a lo largo de varias semanas o meses.

Las babosas marinas no son el único animal que abandona su pene. Se sabe que algunas arañas pierden el pene después de reproducirse, así como el caracolillo y algunas babosas terrestres.

Sin embargo los científicos creen que la Chromodoris reticulata es la primera criatura conocida que puede volver a crecer sus órganos masculinos y sostienen que el pene desechable les da una ventaja sexual -creen que con el primer acto de copulación el pene puede ser usado para quitar esperma de otras parejas. Una vez abandonado el primer pene con esperma de otras parejas, el segundo pene puede ser utilizado para inyectar una dosis de su propio esperma, asegurándose de la supervivencia de sus genes.

El Sr. Picton explica: 'Tienen una biología muy complicada -y muchos de ellos tienen cosas terriblemente complicadas en términos de reproducción.'

[BBC]