*

X

¿Qué tipo de regalos hacen los narcisistas en Navidad?

Por: pijamasurf - 12/21/2012

Los narcisistas, singulares como son, también desean destacar en los regalos que ofrecen a los demás; estudio de universidad sudcoreana revela las tendencias de su comportamiento a este respecto.

Navidad es la época de regalos por antonomasia, la temporada en que, sea por un hábito consumista hecho propio, sea por sinceridad auténtica, por generosidad o por algún sentimiento entremezclado con una práctica cultural propia de estos últimos días del año, se regala como en ninguna otra.

Curiosamente, a pesar de la supuesta rutina con que acometemos esta tarea, en un regalo están implicadas más cosas que una simple imposición del mercado. Al menos psicológicamente, un regalo revela mucho de lo que una persona es y, sobre todo, de la relación que sostiene con quien recibirá el obsequio.

En una investigación realizada hace poco en la universidad sudcoreana de Hanyang, se analizó por qué las personas con tendencias narcisistas —un intenso amor de sí— prefieren ciertos regalos por encima de otros y, además, qué sensaciones y emociones les despiertan estos.

En primer lugar, por medio de un cuestionario que se respondía en línea, los participantes elaboraron un perfil de sus hábitos de consumo. En esta primera etapa se encontró que los narcisistas se inclinan por objetos que promuevan la originalidad personal.

Después los mismos voluntarios imaginaron que cambiarían su viejo reproductor MP3 por un novedosísimo Apple iPod Touch, con posibilidad de elegir entre dos bonus: por un lado, una edición limitada, con funda de piel y grabado; por otro, una tarjeta de iTunes.

La tercera etapa consistió en preguntar a los participantes cómo personalizarían una camiseta, que describieran tres pertenencias personales y, por último, se les realizaron preguntas sobre un reloj de serie exclusiva.

Tanto esta última prueba como la anterior, la del iPod Touch, reforzó la idea de que los narcisistas tienen mayor interés por lo exclusivo, lo que pueden modificar a voluntad, aquello en lo que pueden imprimir su identidad. Asimismo, la tercera prueba reveló que este tipo de personas aprecian más sus posesiones en la medida en que saben que casi nadie más las posee.

En cuanto a los regalos comprados para otros, la tendencia es que esas otras personas sean tan exclusivas como ellos mismos lo son, de ahí que prefieran obsequiar objetos que tengan el aura de “edición limitada”.

“Los narcisistas se sienten bien consigo mismos porque piensan que han triunfado en individualizar o elevarse a sí mismos”, declaró al respecto Aiden Gregg, uno de los responsables del estudio.

[Live Science]

¿El fin del mundo es eterno o incierto? Mayas marcaron el fin del 13 Baktún para el 23 de diciembre de 2012

Arte

Por: pijamasurf - 12/21/2012

Asegura especialista en la cultura maya antigua que el fin del 13 Baktún —periodo de 144 mil días en el calendario maya antiguo— en realidad está fechado para el 23 de diciembre de 2012, no el 21, día este que se eligió más bien por fines comerciales.

 

El 21 de diciembre llegó y, para sorpresa o confirmación de muchos, el mundo continúa como si nada. Las interpretaciones, erróneas, de que la civilización maya había pronosticado una fecha de catástrofes y destrucción, cayeron por su propio sinsentido, aunque, como regularmente sucede con este tipo de conocimiento remoto, parece haber resquicios donde pueden colarse interpretaciones que disculpen el equívoco.

"No hay indicación de ningún fenómeno apocalíptico. Los mayas con estas interpretaciones se hubieran muerto de la risa o se hubieran indignado, ya que su calendario era de larga duración, de largo aliento, y no termina”, declaró en entrevista Guillermo Bernal, investigador de la Universidad Nacional de México especializado en la cultura maya.

Según el académico, el fin de un baktún —el periodo del calendario que comprende 144 mil días— significa solo el cambio de un ciclo, y además, como si esto no fuera suficiente, la verdadera fecha en que los antiguos mayas señalaron el último día del 13 Baktún fue el 23 de diciembre, no el 21.

Al parecer el error se debe a una correspondencia que los investigadores Joseph Goodman, Juan Martínez Hernández y Eric Sidney Thomson intentaron hacer del calendario maya con el gregoriano. “En esas correlaciones hicieron un cambio de dos días”, declaró Bernal, quien además hace notar que, en el ámbito académico, el 23 de diciembre es la fecha que se maneja como término del baktún, no el 21, que al parecer fue elegida más por fines comerciales (y por la facilidad de identificarla con el solsticio de invierno).

[CNN]