*

X

Hombre es encerrado por error en hospital psiquiátrico y recibe un cóctel antipsicótico

Por: pijamasurf - 12/27/2012

Policía en Australia confunde a un hombre sano con un paciente que salió sin permiso del Graylands Mental Hospital, por lo cual el sujeto recibió por error una buena dosis de un potente medicamento antipiscótico.

En un episodio que lo mismo puede ser sospechoso que condenable, un hospital en el oeste de Australia investiga cómo fue que un hombre totalmente sano fue admitido en sus instalaciones, en el área de atención psiquiátrica y, además, como consecuencia del equívoco, recibió una dosis de un potente medicamento antipsicótico.

Al parecer el sujeto, cuya identidad se desconoce hasta el momento, fue confundido con un paciente del Graylands Mental Hospital que a mediados de diciembre dejó el lugar sin permiso de sus doctores, quizá una huida planeada o una salida inconsciente.

Las autoridades del lugar pidieron ayuda a la policía local y algunos días después fue localizado un hombre con la misma descripción del paciente extraviado. Sin mayor trámite, los agentes llevaron a esta persona de vuelta al hospital, donde de inmediato recibió un coctel de drogas antipsicóticas que le provocaron una reacción adversa, por lo cual tuvo que ser llevado de inmediato a otro hospital. Curiosamente, el hombre con quien fue confundido, el paciente real, regresó por su propio pie a Graylands.

Ahora se investiga a los responsables de tan vergonzoso error que podría dejar secuelas de por vida en un inocente.

[news.com.au]

El reverso de este mundo: así se ven fuegos artificiales implotando, no explotando (VIDEO)

Por: pijamasurf - 12/27/2012

Desde su invención en la China antigua, la pirotecnia es una de las técnicas de entretenimiento más vistosas, sorprendente cuando se efectúa con pericia y aun con cierta dosis de ambición artística, un producto del ocio que vuelve memorable una ocasión especial, que  añade sus luces fogosas al ánimo festivo de una fecha señalada.

Este es el caso, por poner uno de los ejemplos más asequibles y compartidos en prácticamente todas las culturas del mundo, de las celebraciones por la llegada de un Año Nuevo. Pero justamente por esta razón, porque en todo el mundo se lanzan fuegos artificiales en esta fecha, ¿cómo darle un nuevo sentido a esta práctica?

Con esta pretensión en mente, el cineasta Julian Tay acudió a Melbourne, Australia,  y filmó los fuegos de artificio que se lanzaron durante esos minutos intermedios entre el viejo y el nuevo año, entre el 31 de diciembre de 2012 y el 1 de enero de 2013, solo que, antes de publicar su video, le dio a este un tratamiento especial, de modo tal que los cohetes parece que implotan, no explotan, en un proceso reversivo que además se muestra en slow motion.

Según declaró el propio Tay, el resultado es de algún modo totalmente opuesto a lo que se espera de un espectáculo de pirotecnia: un efecto "extrañamente relajante y tranquilo", luces que acuden a reunirse y concentrarse en vez de explotar y dispersarse.

[io9]