*

X

Difalia: la condición que hace a los hombres nacer con dos penes

Salud

Por: pijamasurf - 12/18/2012

La difalia es una extraña malformación congénita que hace a un hombre nacer con dos penes, en algunos casos ambos totalmente funcionales.

De todas las malformaciones congénitas que puede sufrir un ser humano, pocas tan singulares como la difalia, una condición que hace a los hombres nacer con dos penes.

En efecto: desde 1609, año en que se documentó el primer caso de difalia, ha habido en varios países del mundo personas que, al nacer, presentan no uno, sino dos miembros viriles, casi siempre idénticos entre sí, simétricos, una suerte de Jano exclusivamente genital con sus caras mirando a ambos lados del pubis, aunque también hay casos en los que un pene es más pequeño que otro. Asimismo, en casi todos los casos ambos apéndices son totalmente funcionales, al menos para orinar, lo cual puede hacerse por los dos al mismo tiempo o por separado.

La difalia afecta las funciones reproductivas, dado que este sistema sufre un reacomodo de sus componentes, además de generar problemas renales y espinales, pero salvo por esto, la salud de los niños que nacen con ella es buena en términos generales.

A pesar de que desde el siglo XVII se ha registrado solo un centenar de casos de difalia, los médicos conocen bien sus causas. Esta malformación se origina entre los días 24 y 25 de la gestación, cuando el tracto que forma los órganos urogenitales se separan tanto de la genitalia como del recto, ambos todavía sin diferenciar. Si el feto se ve sometido a condiciones de estrés durante estos días, las células involucradas en el proceso pueden incurrir en una duplicación errónea que lleva al efecto descrito.

La difalia es sumamente rara y, al menos en Estados Unidos, se estima que solo 1 hombre en medio millón la padece.

[io9]

Mujer de 20 años tiene el aspecto de una niña de 5: un misterio para médicos y científicos

Salud

Por: pijamasurf - 12/18/2012

Brooke Greenberg ha vivido 20 años y sin embargo su aspecto físico es el de una pequeña niña de 5, edad en la cual dejó de desarrollarse; un misterio para el cual médicos y científicos no encuentran explicación.

A pesar del desarrollo que la medicina y las ciencias del cuerpo han tenido en las últimas décadas, todavía existen raras enfermedades y patologías para las que no hay explicación ni, por consecuencia, remedio.

Uno de estos desafortunados casos es el de Brooke Greenberg, una joven de 20 de edad que, sin embargo, tiene el aspecto físico de una pequeña niña de 5, tiempo en el cual se detuvo su desarrollo corporal e incluso mental.

La condición de esta mujer ha atraído la curiosidad científica de numerosos investigadores, entre ellos Eric Shadt, director de un instituto genómico perteneciente al Centro Médico Monte Sinaí con sede en Nueva York.

En vista de que, como es sabido, el desarrollo de una persona está regulado fundamentalmente por las hormonas, el doctor Shadt pensó en primer lugar que ahí se encontraría la causa de la enfermedad de Brooke, pero análisis posteriores mostraron que la joven tenía un sistema endocrino normal.

Ante esto, el equipo médico decidió mapear el genoma Brooke, en busca de mutaciones específicas, una tarea mucho más exhaustiva aun con las modernas herramientas de secuenciación. La genética parece ser la única vía que proveerá la solución última de este enigma.

[Singularity HUB]