*

X

¿Cuánta marihuana tienen que fumar las personas cerca de ti para que te haga efecto?

Por: pijamasurf - 12/12/2012

¿Cuáles son los peligros de ser un fumador de marihuana de segunda mano? Un estudio te lo dice.

Mientras personas en el estado de Washington se congregan para fumar marihuana en las calles, surge la pregunta de ¿qué tanta marihuana se tiene que fumar para que se traduzca en un efecto secundario en los fumadores pasivos?

Una investigación realizada por el National Institute on Drug Abuse sobre los efectos  de un "flujo lateral de marihuana" -basándose en el humo emitido por porros de marihuana, mostró que es díficil colocarse solo estando con personas fumando. En una habitación sin ventilación de 8x7 un grupo de personas quemaron 4 cigarros de marihuana en una hora; la mayoría de las personas expuestas pasaron exámenes de doping sin tener metabolizado el THC --solamente un par exhibieron esta molécula.

Al intensificar el experimento, quemando 16 porros en una hora, los voluntarios indudablemente reflejaron un estado psicoactivo --ellos mismos confesando estar colocados-- y los exámenes fueron positivos por uso de marihuana. Según los investigadores 16 porros en una habitación 1 hora son casi equivalentes a fumarse un porro directamente.

Las conclusiones van en el sentido de que es posible sentir los efectos de la marihuan de segunda mano, pero esto debe de hacerse casi a propósito --por ejemplo en un hotbox o cuando un amigo se queda dormido y le soplan el humo por las orejas  Es muy difícil que sólo por cohabitar en una ciudad con personas que fuman marihuana puedan ocurrir efectos significativos.

[Slate]

 

Artista añade una dimensión erótica a la decoración navideña

Por: pijamasurf - 12/12/2012

Oníricos desnudos enramados con luces de Navidad: estimulantes fotos para estas fiestas de Polina Rabsteva

Las luces navideñas --y demás parafernalia, como los árboles de Navidad-- pueden llegar a ser irritantes y poco eco-amigables: artificios de consumo y enajenación. Más allá del ogro que odia la navidad --contrastado con la fantasiosa felicidad-- es difícil encontrar un buen uso a toda la proliferación de objetos y artículos que se compran en fechas decembrinas. Por lo que el trabajo de Polina Rabsteva, una fotógrafa basada en California, resulta refrescante y estimulante.

Los etéreos desnudos enramados por las luces multicolores de navidad de Rabsteva añaden un cariz erótico y artístico a los aburridos estereotipos de la navidad, una fecha que solo interesa verdaderamente a los niños.

El trabajo de esta fotógrafa se centra en la belleza femenina, desde la foto de modas hasta una fascinación por los retratos desnudos, aunque generalmente con un toque onírico.

Ver más imágenes