*

X

Vándalos destruyen monumento histórico de 3,500 años en California

Por: pijamasurf - 11/25/2012

Decadencia proactiva y deplorable ignorancia afloraron entre un grupo de sujetos que optaron por destruir, mientras intentaban robar, milenarios petroglífos en la Sierra Este de California.

Difícil de entender lo que pudo haber motivado a un grupo de desconocidos que vandalizaron, en un torpe intento de robo, milenarias inscripciones en piedra. Estos petroglifos, una viva reliquia para los habitantes nativos de la reserva de Bishop, fueron ultrajados con martillos, sierras y otros utensilios, lo que motivo que más piezas fueran destruidas de las que efectivamente lograron extraer presumiblemente para ser comercializadas en el mercado negro.

Las inscripciones mostraban figuras de serpientes de cascabel, venados, círculos concéntricos, borregos cimarrón, cazadores y herramientas de cacería, y eran utilizadas periódicamente en importantes rituales entre los actuales habitantes de la reserva y quienes son descendientes de aquellos grupos que plasmaron los petroglifos. Por si no fuese suficientemente patético, al parecer los glifos tienen poco valor en el mercado negro, oscilando entre los 500 y los 1500 dólares, lo cual contrasta con el carácter de invaluable que ostentaban para sus 'propietarios' originales.  

[LA Times]

Completa, subtitulada y disponible en Internet: Exit Through The Gift Shop, la película de Banksy sobre el arte callejero

Por: pijamasurf - 11/25/2012

Exit Through The Gift Shop (2010) es una de las películas más inquietantes de los últimos años, una narración fílmica oscilante entre la veracidad del documental y la ficción de lo simulado, en donde Banksy toma un papel central pero furtivo, una especie de puppet master nunca declarado que sin embargo, por esta misma condición, parece evidenciar el alcance de su (in)genio.

Sin duda una película para ver y disfrutar y, sobre todo, reflexionar: lo mismo sobre el arte callejero en sí que sobre los falsos límites entre la realidad y la ficción.

Nota cortesía de Arte y Callejero