*

X

Descubren cientos de grabados de hace 6,000 años al norte de México

Por: pijamasurf - 07/13/2013

Arqueólogos encontraron más de quinientos petroglifos (del griego petros, “piedra”, y glyphe, “grabado”) de hace 6,000 años (la era de piedra) en las faldas de una montaña en Narigua, Coahuila.  Los más de 800 dibujosen tienen sobre todo formas de soles, lunas o  intrincadas  formas de círculos concéntricos e incluso se encontró una con lo que parece ser un pez. 

Po ésto último, algunos arqueólogos creen que los grabados pueden haber sido hechos como parte de ritos de iniciación a la caza, o incluso para representar a las estrellas o los ciclos lunares. En un radio de tres kilómetros, estás rocas decoradas podrían informar a historiadores sobre la  sofisticación de las tribus de la zona en la era de piedra, y de la clase de herramientas que utilizaban.

Gerardo Rivas, arqueólogo de la INAH, apuntó que existe evidencia de que tribus de esa época vivían en ese sitio. Incluso encontraron anafres, ollas y puntas de flecha que refuerzan la evidencia.

El estudio comenzó en agosto del año pasado y el Instituto planeahabilitar el sitio para que los turistas visiten la montaña, que se encuentra a noventa y cinco kilómetros al oéste de Monterrey.

 

Vaca mata a un hombre al caer sobre la cama donde dormía

Por: pijamasurf - 07/13/2013

En la ciudad brasileña de Caratinga un hombre murió luego de una vaca cayó sobre la cama donde dormía; es la tercera ocasión en años recientes que ocurre un incidente similar en la misma casa.

vacaEntre los símbolos apocalípticos predilectos del imaginario colectivo se encuentra el de cosas cayendo del cielo, preferentemente animales, lo cual se toma como símbolo ominoso de tragedias por venir. Así, por ejemplo, cuando repentina e inadvertidamente caen ranas o aves, se piensa en una tragedia inminente.

Y si bien en el caso que ahora reseñamos no se trató de una hecatombe (aun en el sentido etimológico del término), sí significó la muerte de una persona y un ejemplar del ganado bovino.

En Caratinga, una ciudad en el estado de Minas Gerais, en Brasil, un hombre murió a causa de una vaca que cayó sobre su cama mientras dormía, un incidente que sin duda vece sobre casi cualquier tipo de cálculo probabilístico.

Por una razón no del todo clara, el animal se encontraba parado sobre el techo de asbesto del edificio donde vivía João Maria de Souza, de 45 años, cuando la superficie colapsó por el peso y terminó dentro del lugar.

De inicio Souza sobrellevó el impacto relativamente bien, pues no perdió la conciencia y llegó al médico por su propio pie. Sin embargo, sus familiares aseguran que la atención demoró tanto que el sangrado interno terminó por cobrar su vida.

Curiosamente este es ya la tercera ocasión en que sucede algo similar; en la primera, hace tres años, no había nadie al interior de la casa cuando una vaca cayó igualmente del techo; en la segunda un bebé y un niño dormían cerca de donde otro animal se precipitó, pero por fortuna no los lastimó.

[BBC]