*

X

Fumadores escriben la historia de su adicción en su código genético

Salud

Por: pijamasurf - 11/14/2012

Investigación del Imperial College London y la Human Genetics Foundation revela que el hábito de fumar deja marcas en la superficie del ADN sanguíneo que distinguen para siempre el código genético del fumador del de una persona que no fuma, hallazgo que podría servir para perfeccionar las pruebas para detectar el cáncer.

Un estudio previo demostró que fumar pone en riesgo tu ADN en solo 15 minutos, revelando los efectos inmediatos que el consumo del cigarrillo tiene en las estructuras más elementales del cuerpo humano.

Ahora, una investigación del Imperial College London y la Human Genetics Foundation ha encontrado una serie de sitios en el ADN sanguíneo que se convierten en objetivos químicos como resultado del hábito de fumar.

De acuerdo con el estudio, fumar dejar marcas en la superficie del ADN pero sin cambiar la secuencia del código genético, modificaciones epigenéticas que se conservan a pesar de que la persona deje el cigarrillo (distinguiéndose siempre su ADN del de un no fumador).

Para James Flanagan, co-autor de la investigación, este hallazgo podría servir para elaborar una prueba que, con base en la información epigenética a nivel molecular, detecte con mayor detalle el riesgo de cáncer asociado con el consumo de tabaco, todo esto examinando nada más que una muestra de sangre.

Asimismo, el estudio podría extenderse a otras adicciones como el alcoholismo para conocer a fondo sus consecuencias en la salud humana.

[Wired]

Autoridades de la India no pueden explicar el avistamiento de cientos de esferas flotando en el cielo

Por: pijamasurf - 11/14/2012

Personal militar ha levantado más de 100 reportes relacionados con el avistamiento de esferas amarillas flotando en Aksai Chin, una región al norte de India colindante con Pakistán y China, enigma que astrónomos, personal del ejército y de la inteligencia gubernamental no han podido resolver.

En 2004 un fantasma recorrió el norte de India: el espectro de numerosos OVNIs cuyo avistamiento reportaron soldados destacados en la zona, más de 100 informes que hablaban de esferas amarillas flotando en el cielo.

Ahora, 8 años después, la explosión de avistamientos vuelve a repetirse, y esta vez la policía de la frontera tibetana, las fuerzas armadas de India, el Observatorio Astronómico del país, la Organización Nacional para la Investigación Tecnológica y la Organización para el Desarrollo de la Investigación en Defensa, se han abocado a desentrañar el misterio.

“Algo está claramente mal si nuestros recursos científicos combinados no pueden explicar el fenómeno”, declaró un oficial del ejército al diario India Today.

El avistamiento de OVNIs comenzó el pasado 1 de agosto en las inmediaciones de Aksai Chin, la región donde se unen las fronteras india, paquistaní y de la China ocupada. Para el 15 de octubre, los reportes sumaban más de un centenar, todos coincidiendo en la descripción de “objetos luminosos no definidos” que se observaban del lado chino de la zona, flotando durante lapsos de entre 3 y 5 horas antes de partir y desaparecer.

La singularidad de la circunstancia fue tal que los informes llegaron hasta la oficina del primer ministro indio, quien desplegó 14 cuerpos armados que instalaron una unidad de radar y un analizador de espectro en una montaña cercana al lago Pangong, dispositivos que se revelaron inútiles, pues no captaron ningún tipo de señal al momento de que uno de estos objetos se avistaba. Incluso se dio el caso de que un dron fue enviado para perseguir un supuesto OVNI pero en vano, pues lo perdió cuando alcanzó su altura máxima de vuelo.

Los astrónomos que se involucraron en la resolución del enigma, después de 3 días de investigaciones, tampoco pudieron definir la naturaleza de los objetos y solo atinaron a calificarla como “no celeste”.

El personal de inteligencia de India fue quizá el más sensato al suponer que todo esto podría ser “una cruda operación psicológica por parte de China”.

Así, hasta ahora, al menos públicamente, nadie puede explicar el origen de estas esferas brillantes que sobrevuelan una región que, históricamente, ha estado asociada a creencias mitológicas.

[Wired]