*

X

Investigadores consiguen crear un animal enteramente a partir de células madre

Ciencia

Por: pijamasurf - 10/11/2012

Científicos en Japón coronan décadas de investigación en biotecnología al crear animales totalmente sanos y funcionales a partir de células madre, proceso en el que estrictamente queda fuera la aportación de ambos procreadores, abriendo nuevas perspectivas en el ámbito de la generación artificial y controlada de vida.

En uno de los logros más notables de las últimas décadas en biotecnología, un equipo de científicos dirigido por Mitinori Saitou, de la Universidad de Kyoto, en Japón, consiguió crear un animal enteramente a partir de células madre.

En términos generales, el logro de los científicos consistió en crear un ratón utilizando óvulos y esperma producidos por dicho tipo de células por sí mismas, esto es, células que aún no se distinguen a partir de la función a realizar y, por lo tanto, se encuentran en una especie de estado neutro, anterior a la trasformación que las singulariza. Las células madre provienen de dos fuentes: de embriones y células madre pluripotentes inducidas.

El principal problema de los científicos fue conseguir, a partir de las madre, células con el potencial de volver un gameto, lo cual superaron situando células de embriones y pluripotentes en un cultivo mixto de proteínas, con lo cual eventualmente se transformaron en proto-ovocitos, los cuales fueron mezclados después con células fetales de ovario y adaptaron la estructura injertando ovarios naturales de ratones vivos.

Pasado un mes, los proto-ovocitos se convirtieron en ovocitos en forma, estado apto para fertilizarlos con esperma obtenido también a partir de células madre.

Los embriones fecundados fueron implantados en una madre sustituta, las crías nacieron sanas e incluso ellas mismas serán fértiles cuando su desarrollo lo permita.

El éxito de este experimento animó a Saitou y sus colegas a buscar células primordiales a partir de tejido humano, igualmente para crear esperma y óvulos humanos de células madre embriónicas para entender mejor el proceso reproductivo de nuestra especie.

Si, en el caso humano, los logros son similares, se espera resolver problemas de fertilidad, hacer que mujeres puedan concebir aun en edades avanzadas o restituir la capacidad reproductiva en mujeres afectadas por algún tipo de cáncer.

En proyecciones todavía más ambiciosas —y éticamente polémicas— podría ser posible crear personas sin filiaciones paternas y maternas.

[io9]

Mover tus manos altera lo que tu cerebro escucha

Ciencia

Por: pijamasurf - 10/11/2012

Investigador encuentra que mover la mano derecha o la izquierda altera el contenido de lo que el cerebro escucha, un fenómeno en el que están involucradas las habilidades de procesamiento de lenguaje repartidas en ambos hemisferios.

Mover las extremidades es uno de los primeros impulsos con que el cuerpo responde a la música. De acuerdo con ciertos neurólogos, esto se debe a que la música conecta directamente con nuestros comportamientos primitivos reminiscentes asociándose con la percepción de alarma y riesgo, por lo cual una buena cantidad de sangre se dirige a dichos miembros, en caso de huida o combate —solo que, como usualmente no sucede ni uno ni otro, nuestros dedos tamborilean sobre la mesa o nuestros pies se mueven casi involuntariamente al ritmo de lo que escuchamos (en el mejor o peor de los casos, llevándonos incluso a bailar).

Sin embargo, una investigación reciente llevada a cabo por Peter Turkeltaub, investigador del Centro Médico de la Universidad de Georgetown, asegura que mover las manos durante la audición podría alterar el contenido de lo que se escucha.

El experimento por el que se llegó a estos resultados consistió en pedir a ciertos voluntarios que, con presionar un botón, indicaran el momento en que escucharan el cambio de un sonido disimulado entre ruido de fondo; el equipo de investigación variaba la velocidad de dicho cambio, haciéndolo más rápido o más lento según fuera el caso.

De acuerdo con lo observado, quienes presionaban el botón con su mano derecha escucharon los cambios rápidos de sonido con mayor frecuencia que quienes realizaban dicha operación con la mano izquierda, quienes a su vez mostraron cierta ventaja para detectar los cambios lentos.

“El hemisferio izquierdo prefiere los cambios rápidos de sonido, como las consonantes, y el derecho los lentos, como las sílabas o la entonación”, según explica Turkeltaub, un fenómeno en el que están involucradas tanto las habilidades de procesamiento de lenguaje que se encuentran repartidas en ambos hemisferios de nuestros cerebro, como el control del cuerpo que estos ejercen.

“Es muy impresionante. Imagina que estás agitando una bandera estadounidense mientras escuchas a uno de los candidatos presidenciales. El discurso sonará ligeramente distinto dependiendo de donde esté la bandera, si en in mano derecha o en la izquierda”, agrega el investigador.

Pero más allá de este ejemplo (¿ahora los políticos podrán a su auditorio a agitar banderas o mover las manos para que su mensaje sea mejor recibido?), el hallazgo podría servir para mejorar los tratamientos de discapacidades lingüísticas como la dislexia o en personas que pierden el habla luego de un ataque.

[Wired]