*

X

Cerebros conectados de dos ratas comparten información vía Internet: ¿la primera computadora orgánica?

Ciencia

Por: pijamasurf - 02/28/2013

El primer gran paso en pos de la computación orgánica ha sido dado: dos cerebros de sendas ratas que, conectados vía Internet, comparten información que utilizan en tareas compartidas y de cooperación.

El primer paso para la consecución de una computadora orgánica ha sido dado, o al menos eso es lo que asegura un equipo de investigadores de las universidades de Duke, North Carolina (ambas en Estados Unidos) y Natal (de Brasil), que han vinculado el cerebro de dos ratas de manera tal que, a pesar de estar separadas por miles y miles de kilómetros, comparten información por medio de Internet para colaborar en tareas compartidas.

Miguel Nicolelis es el responsable del desarrollo, un científico con un amplio y reconocido historial en interfaces cerebro-computadora que, entre otros beneficios, ha permitido a personas discapacitadas controlar prótesis robóticas con sus pensamientos.

En el caso de los roedores, el equipo consiguió establecer una red de electrodos instalados en el córtex motor, la región del cerebro encargada del movimiento corporal, diseñada específicamente para servir de medio de comunicación entre ambos órganos. Acto seguido, las ratas fueron entrenadas para presionar una plataforma cuando una luz se encendía sobre esta, con lo cual obtenían un sorbo de agua. Una vez que aprendieron este comportamiento, fueron separadas en distintos compartimentos, de los cuales solo uno tenía la plataforma iluminada y el otro el dispensador de agua. En esta fase, cuando una rata accionaba el mecanismo, un paquete de información relacionado con este movimiento —en su forma de actividad cerebral— era enviado al cerebro de su compañera. En las primeras pruebas, 7 de cada 10 intentos fueron exitosos: una rata respondía correctamente a la información recibida de presionar la plataforma.

Lo más notable, por inesperado, es que la comunicación entre los cerebros de las ratas era recíproca. Si la tarea de presionar la plataforma no se realizaba correctamente y, en consecuencia, la otra rata no recibía su dosis de agua, entonces había cambios en el comportamiento y los procesos cognitivos que facilitaban la tarea del otro roedor.

Una segunda prueba consistió en distinguir entre pasajes amplios y estrechos solo con sus bigotes y una tercera, la más sorprendente, en, literalmente, poner mar de por medio y situar a cada una en continentes distintos y trasladar el medio de su comunicación a Internet, lo cual no fue obstáculo, pues a pesar de los vicios de transmisión de información, el retraso entre el envío y la recepción de información y otras contrariedades, la comunicación entre los animales se mantuvo.

“Esto nos dice que podemos crear una red factible de cerebros animales distribuidos en varias locaciones diferentes”, declaró al respecto Miguel Pais-Vieira, autor principal de la investigación, cuyos resultados fueron publicados en Scientific Reports. Asimismo, el éxito de los experimentos pronostica la posibilidad de conectar varios cerebros y con ello, hipotéticamente, resolver problemas que un cerebro por sí mismo no puede solucionar.

“La principal por la que nosotros dirigimos el planeta es porque somos sorprendentemente buenos en comunicarnos y coordinarnos. Sin eso, aunque somos animales muy inteligentes, no dominarías el planeta”, declaró Anders Sandberg, estudioso de las implicaciones éticas de la neurociencia entrevistado por The Guardian al respecto de esta investigación.

¿Cuál será el futuro de este desarrollo? ¿Cientos de mentes animales conectadas entre sí en un dispositivo computacional viviente? ¿O quizá mentes humanas aparentemente dormidas en un sueño plácido pero en realidad ocupadas en solucionar algunos de los grandes enigmas de la humanidad?

[Guardian]

En el futuro todos tendremos ratas controladas con la mente

Ciencia

Por: pijamasurf - 02/28/2013

Los avances tecnológicos de la telepatía electrónica asientan el terreno para las más abyectas y fabulosas distopias de control mental.

light-controlled-rat-brain

La telepatía no sólo presenta la posibilidad de una conexión más profunda entre dos seres, también abre la puerta a una forma de control más eficiente. Sabemos que entre la vanguardia de esta década en la ciencia, la tecnología controlada con la mente y los mapas neuronales detentan un lugar preponderante, y apenas estamos viendo los primeros pasos.

Investigadores del Harvard Medical School han creado un sistema que conecta a un ser humano con una rata vía  una computadora, sin la necesidad de un implante cerebral. Los humanos utilizaron un casco de electrodos que monintoreó su actividad cerebral, mientras que una rata anestesiada estaba conectada al aparato haciendo que las neuronas de la rata dispararan cuando se emitía un pulso ultrasónico a su córtex motriz. Es decir, los humanos hacían mover las colas de las ratas con la mente.

Para lograr vincular las mentes, los científcos sincronizaron las ondas electroencefalográficas de los voluntarios con la frecuencia de un estrobo. Cuando los voluntarios modificaron su atención a intentar mover la cola de la rata, el cambio perturbó su onda EEG, detonando una señal que la computadora tradujo como un pulso ultrasónico que estimuló el córtex de las ratas. Con este sistema todos lo voluntarios rápidamente lograron mover  a la rata. 

Un sistema así podría ser usado entre dos humanos sincronizados. Una persona paralizada podría reaprender a usar sus extremidades si un terapeuta primero las mueve con su mente.

El investigador Ricardo Chavarriaga del Instituto Federal de Tecnología en Suiza es cauteloso y señala que para que este sistema verdaderamente sea interesante es necesario ligar el cerebro consciente y crear una intención correspondiente entre el cerebro de un humano y la acción de una rata. Por ejemplo, una persona podría imaginarse mover su mano y la rata movería su pata. Esto, sin embargo, tal vez no esté tan lejos, una vez que se haga un mapa neuronal más completo --algo que sería equivalente al genoma humano-- y se puedan focalizar los más detallados comandos mentales.

Estas señales eventualmente podrán ser transmitidas inalámbricamente a través de ultrasonidos o de mecanismos opotogenéticos que permitan estimular neuronas individuales a través de frecuencias de luz. Podríamos tener mascotas que hicieran lo que quisieramos con sólo imaginarlo. Un ejército de ratas, de abejas o de cualquier otro organismo. Actualmente ya se desarrollan drones controlados con la mente. Este tipo de tecnología tiende a avanzar propulsada por la industria militar. Pero quizás en un espacio distópico alterno existirán ratas sirvientes psíquicas --o nuestras mascotas favoritas actualizadas para entabler una límpida conexión mental a distancia. Y, albergando visiones apocalípticas, por qué no seres humanos, una raza entera, secretamente controlada por nuestros mensajes encriptados. Algo así sugirió William Burroughs:

El aparato de biocontrol es prototípico del control telepático unidireccional. El sujeto podría hacerse susceptible al transmisor a través de drogas u otros procesamientos sin necesidad de instalar un aparato. Al final los Emisores utilizarán exclusivamente la transmisión telepática. ¿Alguna vez vieron lo códices mayas? Yo los veo así: los sacerdotes —como el uno por ciento de la población— hacían transmisiones telepáticas para instruir a los trabajadores qué sentir y cuándo.

[New Scientist]