*

X

Adolescente es condenado a contraer matrimonio con una vaca por tener sexo con ella

Por: pijamasurf - 08/01/2012

La paradisíaca isla de Bali, un adolescente de 18 años fue condenado a contraer nupcias con una vaca por haber sido sorprendido manteniendo sexo con el animal.

Era una apacible tarde en la hermosa Bali cuando Ngurah Alit tuvo la idea de experimentar sexo con una vaca, penosamente  fue cachado en el momento climático del acto. El  joven aseguró que la vaca lo había seducido, pero la excusa no fue válida para las autoridades balinesas que lo condenaron a casarse con el animal.

La ceremonia se llevaba a cabo cuando Ngurah se desplomó debido a la enorme pena que lo invadió. Para resarcir el daño, el joven simbólicamente fue ahogado en el mar como un gesto de purificación, mientras la vaca sí fue sacrificada.

La madre de Ngurah comenzó a gritar histéricamente cuando cientos de personas comenzaron a disparar su cámara a fin de obtener la mejor imagen del enlace matrimonial.  

En ocasiones, las penas dictadas por las tradiciones son más severas que aquellas erigidas por las leyes de algún gobierno, como en Sudán, donde un consejo de ancianos decidiera castigar a un hombre que tuvo sexo con una cabra, obligándole a casarse con ella. 

[Hyper vocal]

Enfermedades olfativas hacen que percibas desagradables olores irreales

Salud

Por: pijamasurf - 08/01/2012

Extraña enfermedad sensorial hace que las personas perciban diversos olores desagradables. La condición puede durar años, como una mujer que vivió años percibiendo un inexistente olor a podrido.

Si por algún motivo inimaginable tuvieses que sacrificar uno de tus 5 cinco sentidos, ¿cuál sería y por qué? Las mayorías echarían por la borda al olfato, pero en realidad no conocen las verdaderas consecuencias de la carencia de este sentido. Stevie Wonder podría dar un buen testimonio de ello, ya que en 1973 el músico lo perdió en un frenético accidente automovilístico.

El cuerpo humano crea mecanismos para alguna carencia, y en el caso de los olores no es una excepción. Se le denomina Fantosmia a la acción de inventar olores, una especie de alucinaciones olfativas, pero también existe otra afección que los médicos suponen se origina desde una lesión cerebral, es la Parosmia, extraña condición que distorsiona el sentido olfativo, a tal grado que una flor puede oler a pescado podrido o un bebé a gasolina.

Algunos científicos asocian este padecimiento a futuros derrames y tumores, sin tener una respuesta exacta a esta condición; otros la asocian con daños en el lóbulo frontal cerebral, a una consecuencia de un severo catarro o a trastornos psicológicos, principalmente.  

 Otro síntoma que caracteriza a la Parosmia es el constante olor de algo en específico: una mujer vivó durante un año con un permanente olor a tierra, sin importar que su olfato percibiera otros aromas; otra vivió 16 años con intermitentes destellos por largos periodos de un olor pútrido.

La situación puede tornarse en algo tan desesperante, que el suicidio no queda exento en los pacientes con esta afección.

Es muy común que las personas con parosmia reduzcan su peso corporal rápidamente: el abrumador olor que los persigue, impide que los alimentos sean un placer, por lo que prefieren abstenerse de comer en pos de no sufrir un terrible asco. 

[io9]