*

X

Obligan a hombre en Sudán a casarse con una cabra

Por: pijamasurf - 10/17/2010

Un hombre sudanés es forzado por el consejo de ancianos a tomar a una cabra por esposa, luego de que fuera sorprendido teniendo sexo con ella.

Un hombre sudanés ha sido forzado a tomar a una cabra como su "esposa", después de que fue sorprendido teniendo sexo con el animal, reporta la BBC. El dueño de la cabra, el Sr. Alifi hizo valer la dignidad de su cabra como si fuera su virginal hija, y llevó el caso al consejo de ancianos. Los ancianos le ordenaron al Sr. Tombe pagar una multa de 50 dólares. El Sr Alifi dijo "Le hemos dado la cabra y de lo que sabemos siguen juntos".

Alifi le dijo al diario Juba Post que oyó ruidos estentóreos alrededor de la media noche del 13 de febrero (¿el día del amor interespecie?) e inmediatamente salió de su casa para encontrar al Sr. Tombe teniendo comercio carnal con su cabra. "Cuando le pregunte '¿qué haces? ' se cayó de la cabra y lo capture y lo amarré", dice Alifi, a quien los ancianos le recomendaron que no fuera a la policía, sino que exigiera un dote por su cabra que había sido tomada "como esposa".

Por alguna extraña razón la interacción sexual entre los hombres y las cabras es de las más comunes entre los hombres y animales, en ese reino bizarro de la zoofilia el hombre y la cabra tienen una estrecha relación; tal vez no es casualidad que tanto Dionisio como Pan, dioses ferales orgiásticos, estuvieran relacionados con las cabras.

Vía BBC

El misterioso 'Fantasma Fecal' deja su marca escatólogica en Idaho

Por: pijamasurf - 10/17/2010

Un hombre se escabulle de pobladores y autoridades dejando de forma artística sus heces fecales en diferentes sitios de un pueblo de Idaho.

En el este de Idaho (el estado del "cielo grande") un hombre ha causado caos llenando los rincones de un pueblo de sus furtivos excrementos. La gente local dice que debido a los vientos se ven asediados por los olores fetidos de este fantsma escatológico ("Phantom Pooper"). Además el ignoto implantador de heces gusta de dibujar con sus excreciones en las paredes creando una nueva forma de arte urbano (los pobladores locales dicen que tiene "un poco de Rembrandt"). Impotentes antes sus artilugios para sembrar la noche de heces, la gente local ha recurrido a la policía, la cual se ha mostrado también impotente para detener a este felino coprofílico.

Más allá de este hábito centinela del asco, hay que reconocer que el Fantasma Fecal (no se trata del presidente de México, más allá de las escato-semejanzas) se debe de estar divirtiendo con la gente de este pueblo (o tiene una fijación anal pronunciada). En realidad este artículo es un pretexto para recordar el texto de poesía terrorista y anarquía ontolológica de Hakim Bey, en el que se azuza a los jóvenes a entrar al lobby del Banco Mundial y depositar una buena pieza de excremento en el centro brillante y marmóreo y salir con una sonrisa ante los guardias y banqueros atónitos.