*

X
Si alguna vez te has preguntado qué especie del reino animal tiene el pene más raro del mundo, probablemente en la equidna encontrarás la respuesta.

Los órganos sexuales son una de las pocas partes del cuerpo animal que varían notablemente su apariencia de individuo en individuo, particularmente entre los machos de cada especie. Sea por sus magnitudes (largo, ancho, grosor), por su forma, su coloración o algunos otros rasgos exteriores, el pene puede tomar curiosas formas que, sin embargo, al final parecen no importar tanto porque se advierte que todas ellas son variaciones en torno a una misma estructura.

Pero este no es el caso del que sin duda se lleva el honroso título de ser el pene más raro del mundo. Una rarísima especie de erizo, la equidna, endémica de Oceanía, particularmente de Tasmania, Nueva Zelanda y Australia, los únicos lugares del mundo donde se encuentra. Y antes de entrar en materia vale la pena resaltar que este mamífero es, junto con el ornitorrinco, el único que pone huevos para reproducirse.

El macho de la equidna posee un apéndice sexual bastante sui generis.  Como se ve en la imagen, el usual cuerpo cilíndrico de todo pene mamífero queda coronado en su caso por una ramificación de salidas que recuerdan vagamente a las ventosas que los pulpos tienen en sus brazos. Según algunos zoólogos, esta división podría explicarse porque la hembra posee dos canales distintos de fecundación, a los cuales el macho debió evolucionar adaptándose y preparando su pene para eyacular simultáneamente en dos vías distintas, aumentando así las probabilidades de fertilización. Por otro lado, la versatilidad de este pene para producir placer de formas inusitadas, aunque no ha sido explorada, podría abrir una nueva dimensión de estimulación en diversos frentes.

[Huffington Post]

Te podría interesar:

Rara especie de calamar se desprende de sus miembros para atacar y defenderse (VIDEO)

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 07/07/2012

Cuando este cefalópodo no se siente cómodo, lanza temible ataque: se desprende de sus extremidades. Los científicos quedaron sorprendidos al saber que los miembros autoamputados rápidamente se regeneran.

En las profundidades marinas, donde el misterio se transforma en densas aguas y el miedo en criaturas marinas, habita el  Octopoteuthis deletron, un calamar cuyo método de ataque-defensa es similar al del conocido personaje Mazinger Z.

Cuando este negruzco y bello cefalópodo siente que su vida peligra, rápidamente se desprende de uno de sus miembros, que funciona como un poderoso torpedo que ahuyenta hasta la más feroz de las especies.

Un grupo de biólogos del Monterey Bay Aquarium Research Institute observaron significativos cambios en varios de los calamares que permanecen en el acuario, estos poco a poco se iban quedando sin extremidades, incluso algunos sólo sobrevivían siendo un horrendo pero curioso muñón marino.

No fue sencillo captar el momento justo en el que estos calamares actúan en pos de su vida, pero con ayuda de una cámara, se pudo observar cómo se desprenden de sus extremidades que en cuestión de semanas se regeneran completamente; otra característica de esta especie que acapara la atención de los científicos, son las luces que los calamares poseen en la punta de cada brazo para distraer a sus víctimas, pero también a sus presas. 

 

[io9]