*

X

El pene de este caracol puede ser tan grande como su cuerpo (algo que le da más problemas que placer)

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 11/18/2012

El Dolichophallus, conocido popularmente como caracol banana por su forma y color, es uno de los animales con el pene más grande del reino animal, en proporción con sus dimensiones, una característica que le acarrea más problemas que beneficios.

Este simpático animal es un “caracol banana”, un gastrópodo cuyo nombre en latín, Dolichophallus, significa, literalmente, “pene largo”. La razón es obvia: en proporción con su cuerpo, cuenta con uno de los miembros más extensos del reino animal, tanto, que su longitud puede llegar a igualar la de su cuerpo entero.

Y por si esto no fuera suficientemente sorprendente, en el terreno sexual esta especie de caracoles destacan por otra característica: son hermafroditas, es decir, los especímenes cuentan al mismo tiempo con los órganos reproductores de una hembra y de un macho. Hay un momento durante la cópula que los penes de los involucrados comienzan a asomarse por encima de sus cabezas, en un acto que tardar varias horas en consumarse.

Como se ve, la combinación de estos dos rasgos ―el hermafroditismo y la notable longitud de su pene― da al caracol más problemas que placer, pues al final de la cópula uno de los caracoles intenta desprenderse de sus genitales masculinos, lo cual se dificulta en el caso de especímenes de gran tamaño, situación en la que la pareja, amablemente, se ofrece a masticar los órganos para ayudarle al otro a quitárselos de encima.

Quizá, después de todo, tener un pene tan grande no sea lo mejor que puede ocurrirle a un animal.

[Guardian]

Suicidio masivo de calamares en las costas de California (VIDEO)

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 11/18/2012

En días recientes han aparecido cientos de cadáveres de calamares de Humboldt en las costas del norte de California, probablemente como consecuencia del cambio climático en los océanos.

En los últimos días algunas costas de California han sido testigos de un fenómeno lamentable: la aparición de cientos de calamares muertos, al parecer una especie de suicidio masivo cuyas razones aún se investigan.

La zona donde esto se ha observado es el norte de California, especialmente en las inmediaciones de Santa Cruz. En cuanto a la especie, se trata de la Dosidicus gigas, o calamar de Humboldt, un cefalópodo sumamente inteligente, carnívoro, que recibe este nombre por ser natural de la región marítima dominada por la corriente de Humboldt, que cubre buena parte de las costas de Sudamérica, aunque dicha especie también es común en las aguas californianas, tanto en Estados Unidos como en México.

El hábitat natural de estos calamares son las aguas profundas, pero en años recientes especialistas han notado que hay ocasiones, cuando emprenden la colonización de nuevos territorios marinos, en que cientos de especímenes se lanzan en una especie de actitud kamikaze hacia las costas, en un comportamiento del cual solo se tienen indicios que pueda explicarlo.

De acuerdo con Hannah Rosen, investigadora en Stanford, es posible que esto se deba al “El Niño”, el conocido fenómeno meteorológico que, entre otras consecuencias, altera la temperatura promedio del océano, de ahí que los calamares viaje en busca de aguas más frías.

En esta conjetura, los animales podrían haberse desorientado y encallado en las playas mientras cazaban.

Sin embargo, existe otra circunstancia que también confunde a los científicos: el hecho de que en los cuerpos  se han encontrado restos de algas rojas, cuyas neurotoxinas también podrían haber influido en la pérdida de rumbo de los cefalópodos.

El calamar de Humboldt es una especie particularmente agresiva que nunca se ha podido mantener en cautiverio, pues cuando esto sucede, los animales se estrellan contra las paredes de su jaula hasta matarse.

Aquí un video del desolador panorama que ofrecen las playas californianas:

 

[io9]