*

X

Hombre descubre que en realidad es mujer gracias a sus cálculos renales

Por: pijamasurf - 06/13/2012

Durante una revisión por problemas renales, el fotógrafo Steve Crecelius descubre que sus genitales tenían características masculinas y femeninas, tras lo cual tomó la decisión de convertirse en mujer.

Como si se tratase de una suplantación instantánea de la realidad, un cambio imprevisto y radical, un hombre descubrió que en realidad es mujer durante una estancia en el hospital por un problema en sus riñones.

Steve Crecelius, fotógrafo de profesión, acudió hace 5 años a una clínica para una revisión de sus cálculos renales. Luego del ultrasonido correspondiente, una enfermera informó a Crecelius que padecía una condición que se conoce como “intersexo”, esto es, que exteriormente sus genitales son los de un hombre pero en el interior posee los de una mujer.

Y si bien la noticia lo tomó por sorpresa, Crecelius asegura que siempre sintió cierta inclinación, cierta familiaridad con el género y los sentimientos femeninos, al grado de que secretamente quiso usar la ropa y el maquillaje de su madre.

Ahora el fotógrafo vive como una mujer, bajo el nombre de Stevie, sin haberse separado de su esposa ni de los seis hijos que ambos procrearon. Su pareja, Debbie, asegura que por dentro Stevie es la misma persona que era Steve.

[red orbit]

Las personas que madrugan son más felices que los trasnochadores

Salud

Por: pijamasurf - 06/13/2012

En vista de que el mundo y sus obligaciones están hechos para las personas que prefieren el día para realizar sus actividades, las personas que madrugan son más felices y sanas que aquellas que se inclinan por la noche.

Una de tantas divisiones que puede aplicarse al género humano es la que se basa en la preferencia temporal para realizar las actividades cotidianas: mientras que algunos se sienten mejor realizando sus labores de día, otros encuentran en la noche las mejores horas para sus actividades más importantes.

De acuerdo con un estudio llevado a cabo por Renee Biss, de la Universidad de Toronto, la gente diurna es mucho más feliz que la vespertina y la nocturna, especialmente en el caso de los llamados adultos jóvenes.

En la investigación se estudiaron dos poblaciones distintas: primero, un grupo de 435 personas de entre 17 y 38 años; por otro lado, 297 personas de entre 59 y 79 años. En ambos casos los participantes contestaron preguntas sobre su estado emocional, su salud y su preferencia por el “momento del día”.

Según los resultados, hacia los 60 años las personas prefieren la mañana y, en contraste, únicamente el 7% de los adultos jóvenes se dijo madrugador, lo cual, por otra parte, se corresponde con el 7% de ancianos que todavía acostumbran trasnochar.

En cuanto a la relación de este comportamiento con el estado emocional, Biss encontró que los adultos más viejos manifestaron emociones mucho más positivas que los jóvenes, por lo cual, concluye la investigadora, madrugar está asociado con una mayor felicidad en ambos grupos de edad. Además de que, en términos generales, las personas diurnas son mucho más saludables.

Biss aventura una explicación de este fenómeno basada en el concepto de “jet lag social” del que también publicamos una nota hace poco en Pijama Surf: la felicidad de una persona estaría relacionada con las convenciones y las demandas sociales que casi en su totalidad están pensadas para las personas que viven de día.

“Un persona del atardecer tal vez viva su semana sintiéndose infeliz porque tiene que levantarse más temprano de lo que quisiera”, dice Biss.

[Live Science]