*

X

Trabajador se arroja a un tanque lleno de ácido para salvar a su compañero

Sociedad

Por: pijamasurf - 05/10/2012

En un acto profundamente heroico, un trabajador en Nueva Jersey se arrojó a un tanque de ácido para salvar a un compañero suyo que cayó en el interior desde una altura de 12 metros.

En un acto de profundo heroísmo que incluso parece increíble, un trabajador Estados Unidos se arrojó a un tanque lleno de ácido nítrico para salvar la vida de un compañero que había caído en su interior.

Los hechos ocurrieron en la planta Swepco Tube ubicada en Clifton, Nueva Jersey, cuando uno de los obreros, Martin Davis, de 44 años de edad, cayó desde una altura de 12 metros directamente al contenedor de ácido. Inmediatamente Rob Nuckols, de 51, se metió al ácido para rescatar a su compañero, sin importarle que la sustancia cubriera su cuerpo hasta la cintura.

Como consecuencia de ambos incidentes, Davis resultó con la fractura de una costilla, un pulmón perforado y quemaduras de diversa consideración en las piernas y el costado. Por su parte Nuckols recibe tratamiento por las quemaduras que le produjo el ácido.

[La Vanguardia]

Hospital católico niega medicamento VIH a homosexual por ir "contra la voluntad de Dios"

Sociedad

Por: pijamasurf - 05/10/2012

El hospital católico Trinitas Regional Medical Center, situado en Nueva Jersey, atraviesa un momento de polémica porque una de sus doctoras negó el medicamento contra el VIH a un enfermo de SIDA, esto porque, según ella, su enfermedad era la recompensa justa por ser homosexual e ir "contra la voluntad de Dios".

En Nueva Jersey el hospital católico Trinitas Regional Medical Center está pasando por un momento polémico al supuestamente haberle negado medicamentos a un hombre homosexual enfermo de SIDA, específicamente los antirretrovirales que se utilizan en el tratamiento del VIH. Según este hombre, la doctora que lo atendió rehusó concederle el medicamento porque esta conducta iba “contra la voluntad de Dios”.

El paciente, de nombre João Simões, fue admitido al nosocomio desde agosto de 2011, pero sin derecho a los medicamentos que necesita y, además, con la prohibición de que una hermana suya lo visitara.

Según Simões, cuando ingresó al hospital una doctora adscrita al Departamento de Salud Comportamental y Psiquiatría de la institución le preguntó cómo había contraído el virus del VIH, a lo que el hombre respondió que “teniendo sexo sin protección”. “¿Relaciones sexuales con hombres?”, preguntó Susan V. Borja, a lo que Simões respondió afirmativamente. Borja salió entonces de la habitación y desde entonces el personal del Trinitas comenzó a ejercer contra él algunas acciones de discriminación, como negarle los medicamentos o las consultas médicas.

Uno de sus doctores, sin embargo, intentó interceder por él ante Borja, pero esta solo respondió que la enfermedad de Simões era “lo que se recibe por ir en contra de la voluntad de Dios”.

[edge]