*

X

La imagen prohibida de Leda y el Cisne de Derrick Santini, ¿bestialismo o arte erótico?

Arte

Por: pijamasurf - 05/07/2012

La policía de Londres consideró que esta fotografía, que podríamos describir más como poética que pornográfica, sugiere y hasta fomenta el bestialismo.

A la policía londinense poco parece importarle que las transformaciones en animales de Zeus para concretar su incesante deseo sexual  probablemente sean sólo  metáforas para transmitir un conocimiento simbólico. Quizás la más famosa de estas transformaciones, la que hizo de Zeus un cisne para copular con Leda, la madre de Helena de Troya, ha sido considerada impropia para una galería de arte  en Londres, puesto que, según la policía, transmite el mensaje de que se tolera el bestialismo.

Una versión actualizada del mito de Leda y el Cisne, de Derrick Santini, había sido expuesta durante un mes en la galería Scream at Mayfair sin recibir ninguna queja. Pero cuando un policía especialmente sensible (o quizás deberíamos decir insensible al arte) vio la obra en un aparador ordenó inmediatamente que se quitara la fotografía, ya que fomentaba el bestialismo (el sexo entre hombre y animales).

El representante de ventas de la galería, Jag Mehta,  dijo que la policía argumentó que la imagen parece "condonar el bestialismo, lo cual es un delito". El galerista explicó: "Es una locura. Tal vez perdieron toda referencia cultural".

La policía al parecer se mantuvo en la galería impasible hasta que no se quitó la fotografía, titulada A Fool for Love, en una muestra de censura cultural donde el pudor se confunde con la ignorancia.

El momento definitivo, al menos desde la mitopoética, de la civilización helénica, fue descrito por W.B. Yeats: una cópula que engendró toda una ilustre cadena de sucesos:

A shudder in the loins engenders there
The broken wall, the burning roof and tower
And Agamemnon dead. Being so caught up,
So mastered by the brute blood of the air,
Did she put on his knowledge with his power
Before the indifferent beak could let her drop?

Un espasmo en la entrepierna concibe
el muro caído, el techo y la torre ardiendo,
a Agamenón y su muerte.
Tan impotente,
tan rendida ante el brutal hijo del aire,
¿unió ella al recibirlos el saber y el poder
antes de que el indiferente pico la dejara caer?

(Traducción tomada de este blog)

Te podría interesar:

Monstruos marinos muertos en el bosque, la fantástica obra de Adrián Villar Rojas

Arte

Por: pijamasurf - 05/07/2012

Apariciones de leviátanes de cemento en el bosque o en el jardín, el artista argentino Adrián Villar Rojas excava en su propia memoria y en la memoria primordial de la humanidad para hacer estos masivos accidentes ferales

La fantasía de encontrar un gigantesco monstruo en el patio trasero, no sólo nos remite a la infancia de una persona, nos remite a la infancia de la humanidad. El monstruo primordial, aquel que surge del caos informe, el Leviatán, es parte del Génesis, casi como una contraparte a la creación, dualidad de la divinidad. En la mitología nórdica tenemos al Kraken y en la griega a Ceto, ambos monstruos primordiales ligados a la Tierra, a las fuerzas ctonianas. Acaso la tarea de sembrar monstruos en un patio trasero o en un bosque aledaño, es la continuación natural de los monstruos sembrados en el fondo de nuestra mente.

La obra del escultor argentino Adrián Villar Rojas, más allá de lo espectacular que puede ser montar y abandonar un monstruo marino en un paraje, se planta sobre estas fibras arquetípicas para crear un happening del inconsciente. Ballenas-dinosaurio muriendo en el pasto en una especie de intersección anacrónica (¿vemos un futuro desastroso o son los remanentes del pasado que brotan del mar y de la mente?). ¿Acabarán todas las cosas fuera de su habitat, testamentos petrificados de un desencajamiento ontológico?

 

Esta fusión córnea de ballena y saurio es para el artista una imagen de su abuelo muerto. La historia grabada en el cemento.

 

Esta ballena arbórea en la nieve representa para el artista "Mi Familia Muerta".  Cetáceo colectivo de la desolación y el paso del tiempo. Respirando árboles asolados por el invierno.

Esta cópula desesperada entre mujer y dinosaurio, en lava, que recuerda a los cuerpos petrificados en Pompeya por la erupción del Monte Vesubio, significa para el escultor argentino: "El momento más hermoso de la guerra no sabe distinguir el amor de cualquier sentimiento" .

[io9]