*

X

¿Es este el video de auroras boreales más espectacular que jamás has visto?

Arte

Por: pijamasurf - 04/25/2012

Celestial Lights, es sin duda una de las manifestaciones más gloriosas de esta nueva forma de arte que rinde culto a la naturaleza en épicos timelapses, especialmente de auroras boreales.

Solemos publicar videos de time lapse de auroras boreales, es una forma cómoda de compartir la fasinación por las luces cósmicas que genera la interacción del campo magnético de la Tierra con la lluvia del solar. Los cielos se pintan de pirotecnia que embriaga los sentidos al borde de lo espiritual, arrobando al ojo de la mente hacia plácidos palacios de luz evanescente. Pero este, ahora sí (al menos hasta que uno de los grandes cazadores de auroras vuelva a compartir su trabajo en Vimeo), es el video más espectacular que hemos visto (pero nuestra debilidad por las luces del norte nos hace caer en una dulce amnesia cada vez que nos sometemos a los hipnóticos velos de la Diosa de cintura verde-plasma).

Celestial Lights, es el trabajo de Ole C. Salomonsen, recorriendo partes de Noruega, Finlandia y Suecia capturando auroras entre el 2011 y el 2012. El resultado es épico, especialmente por los monólitos de árboles nevados que asemejan ser los cancerberos de las auroras, o gurdianes enhiestos que rinden culto a la divinidad policromática de la luz.

 

Te podría interesar:

Agua y aceite: cuando arte y tecnología juegan con la estructura (VIDEO)

Arte

Por: Gustavo Heras - 04/25/2012

La legendaria oposición entre agua y aceite quedan consignadas en este fractálico video realizado por Sam Spreckley, una pieza en la que espacio y tiempo quedan también confundidos en el elocuente diálogo del arte y la tecnología.

 

La búsqueda constante del artista por conocer y explorar diferentes medios para crear su obra,  ha llevado a Sam Spreckley a realizar este video. En él se mezclan dos elementos orgánicos (agua y aceite) y son grabados bajo un efecto reflejante,  caleidoscópico. Las estructuras moleculares hablan por sí solas y crean un lenguaje que transmite armonía, colores ambarinos y formas fractálicas.

Spreckley recurre a sonidos abstractos para armar la pieza, dando como resultado una elocuencia imagen-tiempo. El diálogo que se establece entre espectador y creador es a través del ir y venir de las moléculas de aceite y de agua, mezcladas con sonidos que parecen ser, a veces, de un robot, otras, de un revólver o del carrete de una caña de pescar.

Como ya es común, el arte recurre a la tecnología (o viceversa) en busca de un identidad que defina lo que ésta es en la actualidad y se logre plasmar en la obra del creador y, como consecuencia de esto: “las imágenes han sido vistas por un espejo, y la combinación de máquina electrónica y sonido orgánico crean, por poco, una máquina abstracta, como una estructura tecnológica y la naturaleza se une en una explosión de fuerza y presión” .

Twitter del autor: @elefantastique