*

X

Otro hombre embarazado que da a luz

Por: pijamasurf - 02/13/2012

Siguiendo los pasos de Thomas Beatie, el primer hombre en mostrar orgulloso una prominente barriga producto de su embarazo, ahora un congénere suyo en Inglaterra da a luz a un niño.

Algunos años atrás la opinión pública se vio sorprendida por las imágenes de un hombre que, no sin orgullo, mostraba su prominente barriga de embarazado. Se dijo entonces que el sujeto, de nombre Thomas Beatie, era el primer hombre capaz de llevar en su vientre a un hijo suyo. Y aunque técnicamente esto era cierto solo a medias —pues Beatie era originalmente mujer que cambió su sexo pero que con un tratamiento hormonal pudo quedar preñado ante la infertilidad de su pareja— dichas sutilezas no menguaban el impacto de las imágenes, el hecho, hasta entonces contradictorio, de ver un hombre embarazado.

El de Beatie, sin embargo, no es el único caso, y desde que este se dio a conocer han surgido otros hombres, en condiciones similares, que también han concebido a sus vástagos.

En estos días, por ejemplo, un hombre en Inglaterra está a punto de dar a luz a un niño, y aunque se conocen pocos detalles de su identidad —se dice que ronda los 30 años de edad, pero no se sabe ni su nombre ni el género de su pareja—, es evidente que en la cirugía de cambio de sexo conservó su útero y sus ovarios, por lo cual pudo concebir.

Joanna Darrell, de la Sociedad Beaumont con sede en Inglaterra que se apoya a la comunidad transgénero, asegura que el hombre se acercó a la organización en busca de consejo y sobre las implicaciones que tendría en su salud retener su útero. Seis meses después de esta primera visita, el susodicho regresó a la Sociedad a agradecer la asistencia recibida y comunicarles que había tenido al niño.

Según Darrell, este sería el primer hombre inglés en embarazarse y parir y el tercero en el mundo —después de Beatie y un segundo caso en España.

[Telegraph]

Nueva droga sacude el mercado: MXE, la alternativa legal a la ketamina

Por: pijamasurf - 02/13/2012

La metoxetamina, una sustancia análoga a la ketamina, inunda el mercado: puede comprarse en línea (o en las calles) legalmente y promete no afectar la vegija

Una nueva droga perturba el sano desarrollo de la juventud y atenta contras las buenas costumbres de la sociedad británica, la metoxetamina (MXE): una sustancia análoga a la ketamina y al PCP, que por el momento se mantiene legal. El tabloide más leído del mundo, el Daily Mail, ha iniciado la ola de pánico sobre esta sustancia que al parecer empieza a popularizarse en Gran Bretaña y en algunas partes de Europa.

Además de supuestamente llevar a sus usuarios a los profundos páramos disociativos que caracterizan a la ketamina (los llamados k-holes) el marketing callejero de esta sustancia promete no causar los desagradables efectos secundarios que tiene la ketamina en el riñón y la vegija, según algunos reportes. 

La metoxetamina es parte de la familia de drogas de diseño de las arilciclohexilaminas, que fueron originalemente desarrolladas como anestesias, y  que incluye a la ketamina y al PCP (también conocido como polvo de ángel). Y se suma también a sustancias como el meow meow (mefedrona) que irrumpieron las calles al imitar a sustancias de alta popularidad psicoactiva.

La paranoia --no sabemos por ahora si justificada o injustificada-- no ha tardado en surgir, como suele ocurrir con todas las nuevas drogas recreacionales.

Según el Daily Mail, la policía ha encontrado relación en la muerte de dos personas y el consumo de esta sustancia también conocido como mexxy.

Los autores del reporte Druglink Street Drug Trends 2011 dicen que "Como es el caso de drogas antes legales como la mefedrona, que emulaba al éxtasis y a la cocaína, la ketamina ahora tiene su doppelganger  --en la forma de la metoxetamina".

Algunas compañías ya ofrecen en línea la posibilidad de adquirir este producto, como es el caso de la curiosa Crazy Chemicasl Cartel:

La revista Vice entrevistó a un químico que, a la manera del ilustre Alexander Shulgin, altera moléculas para diseñar nuevas drogas, y quien aparentemente habría creado la metoxetamina. Bajo reserva apodado M., así describe el albor de este disociativo:

La molécula de la metoxetamina era algo que tuve tres años rondándome en la cabeza. Lo único que sabía es que sería algo fantástico; contiene todos los grupos funcionales necesarios para producir el disociativo perfecto. Notaba que iba a ser como una versión de la ketamina, pero libre de estrés. Finalmente encontré a alguien que estaba interesado y produje una pequeña cantidad, y cuando la probé... me quedé alucinado. Sin duda tenía un gran potencial como antidepresivo.

Este talentoso químico tiene sentimientos encontrados sobre su creación --entre Frankenstein y la alquimia--, considerando que una chica murió de un paro cardiaco por una sobredosis de metoxetamina:

Sí, [murió] por problemas cardíacos. Saber que la metoxetamina no habría llegado al mercado de no haber sido por mi participación me deja un sabor más que amargo en la boca. Es imposible no pensar, “Si no hubiese abierto la boca, esto nunca habría sucedido”. Pero hay gente que me ha escrito para darme las gracias por la metoxetamina, diciéndome que realmente les había ayudado. Sé de gente a la que ha ayudado con la depresión de forma que ningún fármaco había logrado antes. El efecto antidepresivo de la metoxetamina es inmediato y dura largo tiempo. Podría desterrar el deterioro emocional de las vidas de la gente, y la dosis necesaria es tan pequeña que, a diferencia de la ketamina, no produciría daños en la vejiga y los conductos urinarios.

Asimismo, estudios recientes parecen indicar que la ketamina podría ser una de las sustancias más efectivas en el tratamiento de la depresión severa. Lo cual es paradójico ya que muchas personas dicen tener experiencias cercanas a la muerte tomando esta sustancia. Comida para pensar. Seguramente la muerte también tiene algo sumamente luminoso, que hace encarar la vida con renovados bríos (la belleza de los fantasmas) si se sabe surfear esos túneles.

El brillante y por momentos desquiciado científico John Lilly, seguramente el usuario más famoso y avezado en la historia de la ketamina, tuvo una relación de amor y odio con esta sustancia, con la cual se propulso a estados de samadhi en tanques de aislamiento, penetrando lo que llamaba la Computadora Cósmica. Pero también con la ketamina llegó a las zonas abisales de la conciencia y sufrió varios episodios de psicosis.

Más allá de lo interesante que esta sustancia pueda sonar para algunos psiconautas se recomienda proceder con cautela ya que, al ser tan novedosa, no se tiene información fidedigna sobre los posibles efectos secundarios de la MXE, una sustancia de la cual seguramente estaremos oyendo en el futuro.

Aquí pueden consultarse algunos relatos de experiencias con metoxetamina

Twitter del autor: @alepholo