*

X

Otro hombre embarazado que da a luz

Por: pijamasurf - 02/13/2012

Siguiendo los pasos de Thomas Beatie, el primer hombre en mostrar orgulloso una prominente barriga producto de su embarazo, ahora un congénere suyo en Inglaterra da a luz a un niño.

Algunos años atrás la opinión pública se vio sorprendida por las imágenes de un hombre que, no sin orgullo, mostraba su prominente barriga de embarazado. Se dijo entonces que el sujeto, de nombre Thomas Beatie, era el primer hombre capaz de llevar en su vientre a un hijo suyo. Y aunque técnicamente esto era cierto solo a medias —pues Beatie era originalmente mujer que cambió su sexo pero que con un tratamiento hormonal pudo quedar preñado ante la infertilidad de su pareja— dichas sutilezas no menguaban el impacto de las imágenes, el hecho, hasta entonces contradictorio, de ver un hombre embarazado.

El de Beatie, sin embargo, no es el único caso, y desde que este se dio a conocer han surgido otros hombres, en condiciones similares, que también han concebido a sus vástagos.

En estos días, por ejemplo, un hombre en Inglaterra está a punto de dar a luz a un niño, y aunque se conocen pocos detalles de su identidad —se dice que ronda los 30 años de edad, pero no se sabe ni su nombre ni el género de su pareja—, es evidente que en la cirugía de cambio de sexo conservó su útero y sus ovarios, por lo cual pudo concebir.

Joanna Darrell, de la Sociedad Beaumont con sede en Inglaterra que se apoya a la comunidad transgénero, asegura que el hombre se acercó a la organización en busca de consejo y sobre las implicaciones que tendría en su salud retener su útero. Seis meses después de esta primera visita, el susodicho regresó a la Sociedad a agradecer la asistencia recibida y comunicarles que había tenido al niño.

Según Darrell, este sería el primer hombre inglés en embarazarse y parir y el tercero en el mundo —después de Beatie y un segundo caso en España.

[Telegraph]

La millonaria industria del pop saquea los ritmos locales para conseguir sus ganancias

Por: pijamasurf - 02/13/2012

En una alevosa "vampirización cultural ", la industria del pop, cantantes como Shakira y Madonna, han recurrido recientemente al saqueo de los ritmos locales para convertirlos en la base de sus millonarios éxitos.

Hace un par de días el periódico El País publicó una interesante investigación realizada por Víctor Lenore sobre cómo la industria del pop basa muchos de sus millonarios éxitos en creaciones de artistas marginales o que no cuentan “con la poderosa máquina empresarial” de las grandes luminarias, esto sobre todo en el caso del pop latinoamericano de proyección internacional, de cantantes como Shakira o Diplo. Justificadamente, Lenore llama a este procedimiento un “mecanismo de desposesión cultural”.

Es un patrón típico del pop actual: la estrella occidental se inspira en la música de las zonas pobres, dándola a conocer en todo el planeta, pero las barreras de la industria impiden que los artistas modestos cosechen el reconocimiento que merecen.

Los ritmos de las favelas brasileñas, de los reguetoneros dominicanos y de ritmos nacidos en la experimentación vanguardista de quienes no tiendo nada que perder se arriesgan en la creación de lo nuevo. Una apropiación alevosa que deja grandes ganancias a los productos de la mercadotecnia y poco o nada a los creadores originales, quienes, las más de las veces, siguen hundidos en la miseria y el anonimato.

La noticia más reciente tiene que ver con Madonna. Su nuevo single, Give Me All Your Luvin, arrastra la sospecha de plagio. Tiene un parecido evidente con L.O.V.E. Banana, una pieza de João Brasil, artista emblemático de la escena technobrega, que podemos definir como una mezcla de tecno-pop ochentero con la estética más kitsch posible.

 

Los señalamientos del periodista ayudan a entender un poco la suspicacia de muchos frente al intento de fortalecer los derechos de propiedad intelectual, pues se intuye que estos serán aplicables únicamente entre quienes tienen los medios económicos para hacerlos valer.

[El País]