*

X

Subvirtiendo los límites del retrato: la pintura dinámica de Sergio Albiac (VIDEO)

Arte

Por: pijamasurf - 12/14/2011

Cuestionando la perspectiva tradicional del retrato pictórico, el artista español Sergio Albiac presenta el "retrato videorativo", con el que intenta tejer la red subjetiva de significados que nos constituyen como personas.

 

En pintura, la tradición del retrato es sin duda una de las más antiguas, practicadas desde hace siglos y hasta la actualidad por todo tipo de pintores, desde los tradicionales o especializados en esta especie de género pictórico, hasta otros de los que quizá no esperaríamos trabajos de dicha índole, por ejemplo, los grandes muralistas.

Sin embargo, algo tiene el retrato que, como también se ha dicho de la fotografía, tiene en su razón de ser un principio de falsa autenticidad, de engaño, porque fija a una persona en un instante inexistente, dilatado menos el tiempo real que en ese tiempo ficticio que ocurre solo en la mente del pintor mientras realiza su tarea.

Cuestionando esta perspectiva canónica del retrato, el artista español Sergio Albiac operó una interesante subversión de dichos principios pero intentando, no sin inteligencia, mantenerse dentro de sus fronteras.

Albiac desarrolló una técnica de pintura dinámica a la que denominó “retrato videorativo” y la cual consiste en la edición y posterior superposición de varios videos personales del cineasta Randall Okita, dispuestos de tal manera que forman un collage móvil vertebrado por el rostro de Okita.

Las grabaciones consisten en escenas de la vida cotidiana e íntima de Okita, así como algunos fragmentos de las películas que este ha realizado, con lo cual se integra, dice Albiac, “un nuevo tipo de retrato, uno que va más allá de las apariencias físicas y que es mucho más realista en tanto presenta los bloques constituyentes del mundo íntimo: tus memorias, tus relaciones y tus emociones”.

Por otro lado, el propio Okita agregó a cada una delas imágenes una etiqueta que cifrara o diera una idea de lo que significaban para él los videos proyectados: soledad, amor, etc., con las que además es posible interactuar, ofreciendo la posibilidad de generar dos contenidos distintos: un retrato-video subtitulado con narrativas personales y, en segundo lugar, una videoinstalación en la que el espectador puede explorar los recuerdos, significados y emociones de Okita, enhebrando los hilos de su subjetividad, trenzándolos, estableciendo esa red de circunstancias que, creemos, explican por qué una persona es como es y no es de otro modo.

“Es una suerte de ‘retrato de Dorian Gray’, pero uno que refleja tus recuerdos en vez de tus pecados”, asegura el artista.

 

Videorative Portrait of Randall Okita from Sergio Albiac on Vimeo.

[FastCo]

Google Shoot View: el polémico juego que te permitía disparar un rifle por las calles del mundo

AlterCultura

Por: pijamasurf - 12/14/2011

Una agencia de markting holandesa desarroló un videojuego en el que los usuarios podían recorrer los mapas de Google Street View con un rifle de asalto y dispararles a las personas y a los lugares "reales"; Google, sin embargo, prontamente retiró el jugo de la Red

 

 

Navegar con tu avatar en POV por el "mundo real" con un rifle de asalto M4A1 para dispararle a las personas capturadas por Google Street View --a la Call of Duty-- es una simulación demasiado fantástica y violenta para las buenas conciencias. Google Shoot View, desarrollado por la agencia de marketing holandesa Pool Worldwide, causó sensación por varios días, ofreciendo a usuarios recorrer con un arma de alto calibre los mapas de 360 grados de Google -- esas copias baudrillard-borgeana de la realidad que amenazan con reemplazarla-- y aunque las personas y los objetos no se veían afectados por el fuego virtual, de cualquier forma había algo en el juego que perturbaba nuestra representación del mundo y su seguridad. (Uno puede imaginar una escena hipotética, un jugador navega por su colonia y se encuentra con que el coche de Google lo ha tomado haciendo una diligencia, entonces apunta al rifle a la sien y se dispara, cometiendo un autoasesinato simbólico).

Google ha argumentado, probablemente con razón, que el juego infringía sus derechos y políticas y por lo tanto lo ha removido de la Red. Según la agencia holandesa, que busca captivar el zeitgeist, en su apogeo, el juego estaba recibiendo hasta 3 mil visitas por minuto, por lo cual se puede decir que su campaña de viralización ha sido un éxito.

Lo interesante de este juego es que se incrusta en una creciente área de desarrollo en la que se embebe la ficción sobre la realidad (aumentada), lo cual evidentemente acaba cuestionando nuestra realidad cotidiana. Borrar las fronteras entre las diferentes plataformas y entre los mundos digitales y los mundos "reales" arrastra el lúdico peligro de que nos volvamos incapaces de distinguir la realidad de la ficción (o de lo virtual). Y sin embargo, esta distinción quizás nunca haya existido y nosotros estamos incrustados en una platataforma virtual, sólo que creemos que es inexorablemente real porque todo lo que percibimos lo percibimos desde nuestro (único) punto de vista.