*

X

Subvirtiendo los límites del retrato: la pintura dinámica de Sergio Albiac (VIDEO)

Arte

Por: pijamasurf - 12/14/2011

Cuestionando la perspectiva tradicional del retrato pictórico, el artista español Sergio Albiac presenta el "retrato videorativo", con el que intenta tejer la red subjetiva de significados que nos constituyen como personas.

 

En pintura, la tradición del retrato es sin duda una de las más antiguas, practicadas desde hace siglos y hasta la actualidad por todo tipo de pintores, desde los tradicionales o especializados en esta especie de género pictórico, hasta otros de los que quizá no esperaríamos trabajos de dicha índole, por ejemplo, los grandes muralistas.

Sin embargo, algo tiene el retrato que, como también se ha dicho de la fotografía, tiene en su razón de ser un principio de falsa autenticidad, de engaño, porque fija a una persona en un instante inexistente, dilatado menos el tiempo real que en ese tiempo ficticio que ocurre solo en la mente del pintor mientras realiza su tarea.

Cuestionando esta perspectiva canónica del retrato, el artista español Sergio Albiac operó una interesante subversión de dichos principios pero intentando, no sin inteligencia, mantenerse dentro de sus fronteras.

Albiac desarrolló una técnica de pintura dinámica a la que denominó “retrato videorativo” y la cual consiste en la edición y posterior superposición de varios videos personales del cineasta Randall Okita, dispuestos de tal manera que forman un collage móvil vertebrado por el rostro de Okita.

Las grabaciones consisten en escenas de la vida cotidiana e íntima de Okita, así como algunos fragmentos de las películas que este ha realizado, con lo cual se integra, dice Albiac, “un nuevo tipo de retrato, uno que va más allá de las apariencias físicas y que es mucho más realista en tanto presenta los bloques constituyentes del mundo íntimo: tus memorias, tus relaciones y tus emociones”.

Por otro lado, el propio Okita agregó a cada una delas imágenes una etiqueta que cifrara o diera una idea de lo que significaban para él los videos proyectados: soledad, amor, etc., con las que además es posible interactuar, ofreciendo la posibilidad de generar dos contenidos distintos: un retrato-video subtitulado con narrativas personales y, en segundo lugar, una videoinstalación en la que el espectador puede explorar los recuerdos, significados y emociones de Okita, enhebrando los hilos de su subjetividad, trenzándolos, estableciendo esa red de circunstancias que, creemos, explican por qué una persona es como es y no es de otro modo.

“Es una suerte de ‘retrato de Dorian Gray’, pero uno que refleja tus recuerdos en vez de tus pecados”, asegura el artista.

 

Videorative Portrait of Randall Okita from Sergio Albiac on Vimeo.

[FastCo]

Escritores y artistas diseñan dinero para los tiempos que se avecinan (FOTOS)

Arte

Por: pijamasurf - 12/14/2011

A invitación expresa del periódico inglés The Guardian, un grupo de artistas y escritores propone nuevos diseños para el dinero, esa mercancía que es todas las mercancías, uno de los bloques fundamentales del sistema económico que en este año mostró sus deficiencias y debilidades.

(Posy Simmonds)

Si aceptamos que los distintos movimientos sociales y manifestaciones ocurridas en este 2011 pueden considerarse una expresión del cansancio ante el sistema económico dominante en prácticamente todo el mundo, un intento por hacer evidentes sus fallas y también las posibles alternativas, entonces una de las primeras cosas que podría cambiarse es el símbolo más elemental de dicho sistema: el dinero.

Con esta idea en mente un grupo de escritores y artistas de otras disciplinas proponen nuevos e inquietante diseños de papel moneda para los aciagos tiempos que se avecinan: el daño ecológico resultante en la extinción irreversible de la biodiversidad, pronósticos sobre el sistema económico del futuro, sentencias sobre el carácter ilusorio o fantasmagórico del dinero y otros un tanto indescriptibles por la irreverencia de su concepto, son algunos de los temas o posturas presentes en estos diseños.

 

“El dinero es, por consenso general, una de las invenciones humanas más notables. Porque vuelve intercambiables todos los bienes —puedes cambiar cualquier cosa por cualquier otra por medio de una transacción monetaria—, hace todos los bienes humanos solubles y fungibles e intercambiables. Eso es lo maravilloso del dinero, y también lo terrible […]”, John Lanchester, quien propone un regreso a la moneda céltica.

 

“Adornado con especies en peligro o extintas en denominaciones como $6.66, el valor real de $10 deduciendo los costos ambientales”. El diseño es del escritor estadounidense Jonathan Franzen.

 

Las autoras de este billetes son la teórica de la anti-globalización Naomi Klein y la artista visual Kyo Maclear. Un fragmento de su leyenda: “El agujero en el centro, que en su sentido más literal representa todo lo que el dinero no puede comprar ni resarcir, podría verse también como una ventana abierta para que lo no-material y lo que no se puede contabilizar vuelven a entrar a nuestras vidas”.

 

Otra canadiense, la escritora Margaret Atwood, propone este billete en el cual, en su margen superior, puede leerse el título de uno de sus libros más recientes: Payback: Debt and the Shadow Side of Wealth [Payback: la deuda y el lado oscuro de la riqueza]

 

Tracey Emin: "No existirá el dinero".

 

El escritor Will Self  y el caricaturista Martin Rowson unen sus talentos en este diseño, del que rescatamos la cita que ocupa buena parte de la mitad izquierda, proveniente del libro Purity and Danger de la antropóloga social Mary Douglas: "El dinero media en las transacciones; el ritual media en la experiencia. El dinero fija un vínculo entre el presente y el futuro; como el ritual. El dinero solo es un tipo de ritual extremo y especializado".

 

De  Peter Carey, escritor australiano.

 

Audrey Niffenegger, artista visual, ofrece este diseño, parco pero de alto contenido simbólico (¿que alude a la expresión "Fascist octopus" analizada por Orwell?)

 

En un concurso convocado por miembro del Movimiento Occupy, este diseño de Stephen Barnwel resultó vencedor. Sus méritos están a la vista.

 

[Guardian]