*

X

Occupy 2012: el brillante rap de The Juice Media sobre la política del Apocalipsis

AlterCultura

Por: pijamasurf - 12/27/2011

El genial noticiario Rap News es una de los más estimulantes manifestaciones informativas que hemos visto surgir en los últimos tiempos en Internet: comedia política psicodélica que lleva a la audiencia a la catarsis y al satori de ver el mundo desde la mayor cantidad de puntos de vista posibles

"Si le vas a decir la verdad a las personas, es mejor que los hagas reír; de otra forma te matarán"

-George Bernard Shaw

En un mundo constantemente polarizado, en el que las noticias son parte de nuestro medio ambiente cotidiano pero difícilmente logran reflejar con amplitud y contextualizar sin prejuicios lo que está sucediendo en el planeta, el trabajo de  The Juice Media con su Rap News es altamente refrescante y estimulante. Hugo Farrant y Giordano Nanni son los creadores de estas sátiras políticas que hacen del webcast una forma de arte. Podríamos afirmar quizás que en el predominante desierto de lo real, ante la simulación (por la mera desintegración de la realidad en el espacio mediático) y la tergiversación (ante las agendas y los intereses ocultos), las aportaciones, aunque infrecuentes, de este dúo de expats fincados en Australia conforman el noticiario más catártico y verdaderamente informativo que existe en la mediósfera de nuestra era.

Giordano Nanni,  historiador y músico italosudafricano y la mente maestra detrás del rap erudito, es particularmente consciente de que en nuestros tiempos la única forma de que un mensaje político tan incluyente y a la vez desafiante, que conjuga tantas perspectivas radicales y toca tantos temas controversiales, sólo puede ser entregado eficazmente --para diseminarse por la sinapsis global como un virus-- bajo la dulce (y secretemante punzante) máscara de la comedia. De otra forma generaría un rechazo inmediato de todas las personas que ven sus ideas cuestionadas y se sienten ideológicamente agredidos --es decir la mayoría de las personas, ya que Rap News se burla de todos, especialmente de dos extremos rectores: la conspiranoia y el mainstream media.

Encaja perfectamente entonces la versatildad del MC Hugo Farrant, quien encarna al conductor Robert Foster y a todos los personajes de esta extravaganza política-psicodélica, incluyendo a Julian Assange (quien dijera sobre Rap News Hilarious WikiLeaks rap gets it right. Is comedy the only honest commentary? ) a Donald Rumsfeld, a Al Gore, a Muanmar Gadafi, Alex Jones o Glen Beck, entre otros. En el flujo rimado de Farrant se sintetiza el acontercer político mundial a la manera de una especie de joya holográfica de bits que, aunque mínima en extensión, refleja todos los ángulos (o los más emblemáticos y reveladores) desde los que se procesa la realidad noticiosa de nuestro planeta, sin decantarse por uno en especial. En este proceso de presenciar las visiones más radicales (y elementales) parodiadas no sólo llegamos a una visión política más equilibrada y aterrizada --que no se podría encontrar buscando "el centro" porque éste actualmente, parafraseando a W.B Yeats, ya no se sostiene)-- sino descubrimos fundamentalmente que cada uno de nosotros está inmerso en su propio viaje, como pisconautas meméticos en un túnel de realidad, todos desde cierta perspectiva somos una rídicula caricatura y desde otra podemos ser iluminantes. Giordano Nanni dice:

Rap News ofrece una perspectiva diferente a los eventos mundiales, usando comedia, rima y comentario político mordaz para destilar, desmistificar y cuestionar algunas de los sucesos más apremiantes de nuestros días, desde la guerra a la propaganda, la teoría de la conspiración, los medios y el medio ambiente --y todo el experimento humano en general. No tratamos, sin embargo, de adoctrinar a nuestra audiencia; creemos que ya hay muchas personas que saben o sienten lo mismo que nosotros. Sólo les estamos dejando saber, "¡hey, no estás solo!". Nuestro objetivo principal en Rap News es crear el mejor contenido que podamos para empujar las fronteras y expandir nuestras habilidades, al tiempo que las personas inclinan sus cabezas al ritmo de los beats, incluso aunque lo hagan sin poder creer lo que ven.

El episodio 10 de Rap News, con la participación de Noam "El Oráculo" Chomsky se estrenó este pasado 21 de diciembre (dar click en CC para subtítulos en español):

La recurrente aparición de Terence Moonseed y del General Baxter nos ofrece un microcosmos in extremis de la orientación política global ante los hechos nodales de nuestra existencia como animales sociopolíticos.  Terence Moonseed es una versión hiprebólica del filósofo psiconauta Terence Mckenna (quien también fue utilizado por David Lynch para su personaje del Dr. Jacobi en Twin Peaks), que toma la perspectiva hippie-new age, un tanto crédula y frita, que ve en todo la concrescencia de la energía cósmica infinita, entidades galácticas benignas o reptileanos iluminati malignos. El General Baxter es una versión casi de videojuego del complejo militar industrial de Estados Unidos y del fanatismo fundamentalista que rige a buena parte de la élite política-financiera de ese país y permea un sector de la sociedad que ha sido programada por medios como Fox News. Entre estas polaridades llevadas al límite, en los matices y claroscuros, va surgiendo una lúcida visión del mundo: de asombrarse ante las múltiples posibilidades de la existencia, de reírse de los personajes que inevitablemente formamos y de tomar conciencia de que estamos viviendo una transformación, nos lleve a dónde nos lleve, dentro del fascinante experimento humano en el cual estamos indiscociablemente unidos con la Tierra.

Will we see Aliens, popular awakening, mass insurrection? divine intervention or, who knows… maybe even a true democratic election? We’d settle for any one of them! For this grand human experiment seems to be sleepwalking towards a social, ecological and existential reckoning and with GM seeds in the soil, droids deployed, peak oil threatening.

This year’s headline: will we avoid the precipice, or dive off the edge of it. Whatever your preference, creed, conspiracy or party membership. Our fate could depend on what we want twenty twelve to represent this date that we’ve subconsciously identified as our collective, self-imposed deadline for correcting our way of life.

With so much energy aligned on this point in time, with all that we are, and could be, potentially on the line. Could this be our final meeting point, prior to the rising or turning of the tide? The clock is already ticking, see you next time–on the other side.

[¿Veremos extraterrestres, despertares populares, insurgencia masiva? ¿Intervención divina o... quién sabe... una verdadera elección democrática? ¡Nos conformamos con cualquiera! Ya que este gran experimento humano parece desfondarse sonambulescamente a un ajuste de cuentas existencial y con las semillas transgénicas en el suelo, los drones en el cielo, los robots en acción y el petróleo en el punto de extinción.

[El encabezado de este año será: evitaremos el desfiladero o nos desbarrancaremos por el abismo. Sea cual sea tu preferencia, credo, conspiración, partido o afiliación. Nuestra fe dependerá de qué queremos que signifique el 2012, esta fecha que subconscientemente hemos identificado como nuestro plazo límite autoimpuesto para corregir nuestra vida.

[Con tanta energía alineada en un punto en el tiempo, con todo lo que somos, y podemos ser, potencialmente en juego.¿Podría ser este nuestro  punto de encuentro final, antes de que suba o cambie la marea? El reloj ya está corriendo, nos vemos la próxima vez --del otro lado].

Se expresa aquí una perspectiva del entrañable mito moderno del 2012 con la que sentimos en Pijama Surf una fuerte afinidad. Es divertido ver desfilar en las pantallas y en nuestras mentes seductoras y desaforadas teorías sobre lo que puede suceder en el futuro cercano de nuestro "experimento humano", en esta "nave espacial Tierra", pero más allá del poder para instaurar realidades parciales que tienen las ideas, no dejan de estar incrustadas en una narrativa, en una historia que nos contamos y con la cual no sólo asimilamos el mundo sino lo transformamos (¿y quién verdaderamente sabe a ciencia cierta y sin lugar a dudas qué diablos está pasando o va pasar?). Es decir, más que creer que vayamos (o no) a ver la llegada de un misterioso planeta oculto o de una flota de naves intergalácticas, a alinearnos con una profetizada energía cósmica de despertar multidimensional, a caer en el embrujo de una civilización de reptiles tecnológicamente superiores que controlan nuestros gobierno o incluso a vivir la revelación divina que significa la palabra Apocalipsis (o cualquiera de estas creencias y teorías que no descartamos por default), pensamos que el 2012 es, como dice The Juice Media, una cita autoimpuesta, consciente o inconscientemente, para encontrarnos, al límite, con nosotros mismos y transformar el destino colectivo e individual que llevamos. Similarmente a lo que plantea el proyecto de Anonymous Mayhem 2012,  una especie de intención (psicomágica) de año nuevo, una forma de canalizar (terrenalmente) toda la energía que se concentra en un punto --un pretexto para hacer un sueño lúcido de la pesadilla de la historia.

En su genial tratamiento de la operación Geronimo que llevó a la supuesta muerte de Osama bin Laden,  un excelente ejemplo del poder de disparar ideas dispares para llevar de la disonancia cognitiva a la sintonía (a)gnóstica, Robert Foster concluye que:

¿Little wonder there is such confusion in the news, when we can scarcely agree on historical narratives, is there any mystery we live in diverging realities?

[¿Todavía les sorprende la confusión que impera en las noticias, cuando difícilmente podemos ponernos de acuerdo en narrativas históricas, es aún un misterio que vivamos en realidades divergentes?]

Juice Media-Rap News, con la atenuante expansivo del humor, contribuye a hacernos ver que la información que consumimos es la narrativa que vivimos; y esa narrativa está directamente relacionada con la realidad que percibimos. Los medios de comunicación más que contarnos "cosas reales", nos cuentan historias que luego se convierten en cosas reales. Los viejos mitos, los cuentos de hadas, los cuentos de cunas, los poemas épicos, los arquetipos, los dioses y los héroes, son ahora los memes, los personajes históricos, las noticias y las películas que vemos todos los días. Esto no significa que lo que sucede o supuestamente sucede en el mundo al que accedemos a través de los medios no nos deba de importar o que no tenga una relación consustancial a nuestra existencia. Pero en la medida en la que somos más conscientes del proceso mítico-mediático que lleva a la información a convertirse en una narrativa que se materializa, que se vuelve "real", podremos extendernos y holgarnos por nuevos campos narrativos, por nuevas realidades in-formadas y, divertirnos con la ligereza, que da la conciencia, de saber que este mundo es una ilusión... que es, sobre todo, un juego.

Te podría interesar:
El transhumanista psicodélico y filósofo performer Jason Silva habló con uno de nuestros editores: una memorable charla en la que discutimos la llegada del estado postbiológico, la materialización de la conciencia a través de la tecnología, el hombre como extensión del universo, el Big Data y la experiencia psicodélica de la informática.

Jason Silva es heredero de filósofos-performers como Terence Mckenna y Tim Leary que usaron los medios audiovisuales para inseminar un meme psicodélico en la mente planetaria. Siempre cazando la novedad y devorando ideas como si fueran enteógenos, su obsesión es la tecnología en su intersección con la evolución humana y la posibilidad de que nos propulsemos hacia un estado postbiológico en el que, de autotrascender nuestro propio código, habremos bebido del soma (aunque este sea digital y esté compuesto solamente de información).

Nacido en Venezuela pero fincado en Estados Unidos, Jason Silva ha realizado una serie de videos que han seducido a la (b)logósfera por su interpretación poética de la experiencia psicodélica y su subeversiva exploración del paisaje tecnomental en el que habitamos. Estos buscan, en sus propias palabras, crear "una experiencia microspicodélica pero hecha a través de la electrónica y no de la química", para de alguna manera asomarnos, aunque sea en un fractal de segundo, a "la experiencia de la totalidad de la existencia sin los filtros que utiliza nuestro sistema nervioso para diluir lo que podemos percibir y trazar una analogía entre la tecnología y la psicodelia".

En esta entrevista, que inaugura nuestra sesiones conversando con mavericks de la altercultura contemporánea, pudimos sentarnos a distancia (tecnotelepáticamente) y discutir una serie de temas fascinantes para cualquiera que se interese por la relación entre el hombre, la tecnología y la información. Recomendamos escuchar todo el audio de esta sesión —que va in crescendo, con algunos momentos rapsódicos a la Mckenna.  Resaltamos lo más destacado de nuestra plática después del brinco.

Con su característico tecno-optimismo, Jason Silva nos contó sobre su afinidad con la teoría de Ray Kurwzeil sobre la aceleración exponencial tecnológica, a través de la cual pronto llegaremos "a un punto en el que no podremos distinguir entre la tecnología y nosotros", incrustándonos así en una especie de idilio cibermetafísico, sin división entre el programador y lo programado, entre la materia y la mente. Una división que de todas formas no existe: "como dice Richard Dawkins del fenotipo extendido, cualquier cosa que nosotros creamos es parte de nuestro tejido".

"Buckminister Fuller decía: 'empieza con el universo', si tú empiezas con el universo luego te das cuenta de que el planeta Tierra es un sistema... y eso que nosotros decimos que es la diferencia entre lo real y lo virtual y entre lo mecánico y lo natural o entre lo natural y lo artificial es una división creada por nosotros, el ecosistema que creó una flor o los rizomas de los árboles es el mismo sistema ecológico que creó el microprocesador o que ahora está creando la red fractal del Internet y que muestra las conexiones y los patrones que están funcionando en la evolución... lo que crea el hombre también es natural, la diferencia es que está siendo creado por diseño, a través de la conciencia".

El hecho actual de que en muchos casos la tecnología opere como un mecanismo de enajenación, de que paradójicamente mientras vivimos las mieles de la hiperconexión planetaria a través de la tecnología también vivimos una desconexión en el ser individual y con nuestro entorno más inmediato, puede explicarse, según Silva, como un proceso traumático, un rito de paso, que se ve violentado ante la velocidad y la aceleración de la tecnología. Una vez que asimilemos la tecnología y que esta se vuelva menos primitiva y más sutil, podremos madurar hacia una etapa de plenitud en la que la tecnología nos entregue su promesa de reingeniar el paraíso. La tecnología necesariamente reflejerá el impulso del ser humano, por lo cual será necesario una evolución paralela de la conciencia del "programador" para que lo que progremos logre realizar el  viejo sueño de materializar el espíritu —quizás en una versión más actualizada: espiritualizar (eterrealizar) la materia.

"Como dice William Gibson en Neuromancer, la información quiere ser espacial, pronto podremos habitar infoespacios y entrar al ciberspacio; este no-espacio que es todavía espacio, y es más, nos liberará porque seremos mentes postgeográficas fuera de los límites del tiempo y la distancia, pensamiento eléctrico viajando a la velocidad de la luz más allá de la entropía".

Llegamos aquí a la dimensión de la información como realidad fundamental de la cual se desdobla el mundo material que percibimos. "Hasta la materia es información, it from bit, hasta los niveles más pequeños son información, la biología es información que es programable... apenas estamos aprendiendo los lenguajes". Esta es la visión psicodélica-lingüística que heredamos de Mckenna y de Wittgenstein: la realidad esta hecha de información, de código y si conoces el código entonces puedes hackearla y puedes hacer con ella lo que que quieras.

"El Big Data nos hace ver —con nuestra capacidad de medir, de mapear y visualizar tanta información— patrones a gran escala, metapatrones de ciudades enteras que son iguales al comportamiento de las células bajo el micrsoscopio ... lo que nos dice Juan Enriquez es que el Big Data nos permite ver todo esto y reprogramarlo, la realidad entonces se vuelve programable porque la podemos mapear, el mapa se convierte en el territorio" y "no hay separación entre las cosas, solo la forma en la que están organizadas, el Sol y nuestros átomos son lo mismo bajo otro patrón".

En el éxtasis tecnológico, el hombre se convierte en la punta de lanza de la evolución cósmica, algo que nos recuerda a la aparición de la noósfera de Teilhard de Chardin, a través de lo que llamó "un calentamiento psíquico" y en comunión con el planeta:

"Una sensación de que somos una forma para que el cosmos se conozca a sí mismo. Como dijera Harold Bloom, 'Somos los lóbulos frontales del universo'. El cerebro humano sigue siendo el objeto más complejo que hemos encontrado en todo el universo. Creo que tenemos un papel clave, el rol de la mente de comprender, recrear, aumentar y mejorar los procesos por los cuales el universo se gobierna".

Y entonces cabe preguntarnos si no somos nosotros —en un feedback loop— la tecnología que usa la divinidad para extenderse por el universo y conocerse a sí misma. Y si, como sugiere Silva, llegará un punto en el que el hombre se volverá indistinguible de la tecnología. ¿Nos volveremos indistinguibles de la divinidad, de la totalidad, del Gran Holograma y el universo entero estará contenido (mas danzante) en un solo bit? 

To Understand Is to Percieve Patterns from jason silva on Vimeo.

Lecturas adicionales discutidas en la entrevista:

Marshall Mcluhan Playboy Interview 

A Computer, a Universe, Erik Davis 

The Glory of Big Data, Juan Enriquez

Jason Silva Wired Interview

Twitter del autor: Aleph de Pourtales /@alepholo