*

X

Occupy 2012: el brillante rap de The Juice Media sobre la política del Apocalipsis

AlterCultura

Por: pijamasurf - 12/27/2011

El genial noticiario Rap News es una de los más estimulantes manifestaciones informativas que hemos visto surgir en los últimos tiempos en Internet: comedia política psicodélica que lleva a la audiencia a la catarsis y al satori de ver el mundo desde la mayor cantidad de puntos de vista posibles

"Si le vas a decir la verdad a las personas, es mejor que los hagas reír; de otra forma te matarán"

-George Bernard Shaw

En un mundo constantemente polarizado, en el que las noticias son parte de nuestro medio ambiente cotidiano pero difícilmente logran reflejar con amplitud y contextualizar sin prejuicios lo que está sucediendo en el planeta, el trabajo de  The Juice Media con su Rap News es altamente refrescante y estimulante. Hugo Farrant y Giordano Nanni son los creadores de estas sátiras políticas que hacen del webcast una forma de arte. Podríamos afirmar quizás que en el predominante desierto de lo real, ante la simulación (por la mera desintegración de la realidad en el espacio mediático) y la tergiversación (ante las agendas y los intereses ocultos), las aportaciones, aunque infrecuentes, de este dúo de expats fincados en Australia conforman el noticiario más catártico y verdaderamente informativo que existe en la mediósfera de nuestra era.

Giordano Nanni,  historiador y músico italosudafricano y la mente maestra detrás del rap erudito, es particularmente consciente de que en nuestros tiempos la única forma de que un mensaje político tan incluyente y a la vez desafiante, que conjuga tantas perspectivas radicales y toca tantos temas controversiales, sólo puede ser entregado eficazmente --para diseminarse por la sinapsis global como un virus-- bajo la dulce (y secretemante punzante) máscara de la comedia. De otra forma generaría un rechazo inmediato de todas las personas que ven sus ideas cuestionadas y se sienten ideológicamente agredidos --es decir la mayoría de las personas, ya que Rap News se burla de todos, especialmente de dos extremos rectores: la conspiranoia y el mainstream media.

Encaja perfectamente entonces la versatildad del MC Hugo Farrant, quien encarna al conductor Robert Foster y a todos los personajes de esta extravaganza política-psicodélica, incluyendo a Julian Assange (quien dijera sobre Rap News Hilarious WikiLeaks rap gets it right. Is comedy the only honest commentary? ) a Donald Rumsfeld, a Al Gore, a Muanmar Gadafi, Alex Jones o Glen Beck, entre otros. En el flujo rimado de Farrant se sintetiza el acontercer político mundial a la manera de una especie de joya holográfica de bits que, aunque mínima en extensión, refleja todos los ángulos (o los más emblemáticos y reveladores) desde los que se procesa la realidad noticiosa de nuestro planeta, sin decantarse por uno en especial. En este proceso de presenciar las visiones más radicales (y elementales) parodiadas no sólo llegamos a una visión política más equilibrada y aterrizada --que no se podría encontrar buscando "el centro" porque éste actualmente, parafraseando a W.B Yeats, ya no se sostiene)-- sino descubrimos fundamentalmente que cada uno de nosotros está inmerso en su propio viaje, como pisconautas meméticos en un túnel de realidad, todos desde cierta perspectiva somos una rídicula caricatura y desde otra podemos ser iluminantes. Giordano Nanni dice:

Rap News ofrece una perspectiva diferente a los eventos mundiales, usando comedia, rima y comentario político mordaz para destilar, desmistificar y cuestionar algunas de los sucesos más apremiantes de nuestros días, desde la guerra a la propaganda, la teoría de la conspiración, los medios y el medio ambiente --y todo el experimento humano en general. No tratamos, sin embargo, de adoctrinar a nuestra audiencia; creemos que ya hay muchas personas que saben o sienten lo mismo que nosotros. Sólo les estamos dejando saber, "¡hey, no estás solo!". Nuestro objetivo principal en Rap News es crear el mejor contenido que podamos para empujar las fronteras y expandir nuestras habilidades, al tiempo que las personas inclinan sus cabezas al ritmo de los beats, incluso aunque lo hagan sin poder creer lo que ven.

El episodio 10 de Rap News, con la participación de Noam "El Oráculo" Chomsky se estrenó este pasado 21 de diciembre (dar click en CC para subtítulos en español):

La recurrente aparición de Terence Moonseed y del General Baxter nos ofrece un microcosmos in extremis de la orientación política global ante los hechos nodales de nuestra existencia como animales sociopolíticos.  Terence Moonseed es una versión hiprebólica del filósofo psiconauta Terence Mckenna (quien también fue utilizado por David Lynch para su personaje del Dr. Jacobi en Twin Peaks), que toma la perspectiva hippie-new age, un tanto crédula y frita, que ve en todo la concrescencia de la energía cósmica infinita, entidades galácticas benignas o reptileanos iluminati malignos. El General Baxter es una versión casi de videojuego del complejo militar industrial de Estados Unidos y del fanatismo fundamentalista que rige a buena parte de la élite política-financiera de ese país y permea un sector de la sociedad que ha sido programada por medios como Fox News. Entre estas polaridades llevadas al límite, en los matices y claroscuros, va surgiendo una lúcida visión del mundo: de asombrarse ante las múltiples posibilidades de la existencia, de reírse de los personajes que inevitablemente formamos y de tomar conciencia de que estamos viviendo una transformación, nos lleve a dónde nos lleve, dentro del fascinante experimento humano en el cual estamos indiscociablemente unidos con la Tierra.

Will we see Aliens, popular awakening, mass insurrection? divine intervention or, who knows… maybe even a true democratic election? We’d settle for any one of them! For this grand human experiment seems to be sleepwalking towards a social, ecological and existential reckoning and with GM seeds in the soil, droids deployed, peak oil threatening.

This year’s headline: will we avoid the precipice, or dive off the edge of it. Whatever your preference, creed, conspiracy or party membership. Our fate could depend on what we want twenty twelve to represent this date that we’ve subconsciously identified as our collective, self-imposed deadline for correcting our way of life.

With so much energy aligned on this point in time, with all that we are, and could be, potentially on the line. Could this be our final meeting point, prior to the rising or turning of the tide? The clock is already ticking, see you next time–on the other side.

[¿Veremos extraterrestres, despertares populares, insurgencia masiva? ¿Intervención divina o... quién sabe... una verdadera elección democrática? ¡Nos conformamos con cualquiera! Ya que este gran experimento humano parece desfondarse sonambulescamente a un ajuste de cuentas existencial y con las semillas transgénicas en el suelo, los drones en el cielo, los robots en acción y el petróleo en el punto de extinción.

[El encabezado de este año será: evitaremos el desfiladero o nos desbarrancaremos por el abismo. Sea cual sea tu preferencia, credo, conspiración, partido o afiliación. Nuestra fe dependerá de qué queremos que signifique el 2012, esta fecha que subconscientemente hemos identificado como nuestro plazo límite autoimpuesto para corregir nuestra vida.

[Con tanta energía alineada en un punto en el tiempo, con todo lo que somos, y podemos ser, potencialmente en juego.¿Podría ser este nuestro  punto de encuentro final, antes de que suba o cambie la marea? El reloj ya está corriendo, nos vemos la próxima vez --del otro lado].

Se expresa aquí una perspectiva del entrañable mito moderno del 2012 con la que sentimos en Pijama Surf una fuerte afinidad. Es divertido ver desfilar en las pantallas y en nuestras mentes seductoras y desaforadas teorías sobre lo que puede suceder en el futuro cercano de nuestro "experimento humano", en esta "nave espacial Tierra", pero más allá del poder para instaurar realidades parciales que tienen las ideas, no dejan de estar incrustadas en una narrativa, en una historia que nos contamos y con la cual no sólo asimilamos el mundo sino lo transformamos (¿y quién verdaderamente sabe a ciencia cierta y sin lugar a dudas qué diablos está pasando o va pasar?). Es decir, más que creer que vayamos (o no) a ver la llegada de un misterioso planeta oculto o de una flota de naves intergalácticas, a alinearnos con una profetizada energía cósmica de despertar multidimensional, a caer en el embrujo de una civilización de reptiles tecnológicamente superiores que controlan nuestros gobierno o incluso a vivir la revelación divina que significa la palabra Apocalipsis (o cualquiera de estas creencias y teorías que no descartamos por default), pensamos que el 2012 es, como dice The Juice Media, una cita autoimpuesta, consciente o inconscientemente, para encontrarnos, al límite, con nosotros mismos y transformar el destino colectivo e individual que llevamos. Similarmente a lo que plantea el proyecto de Anonymous Mayhem 2012,  una especie de intención (psicomágica) de año nuevo, una forma de canalizar (terrenalmente) toda la energía que se concentra en un punto --un pretexto para hacer un sueño lúcido de la pesadilla de la historia.

En su genial tratamiento de la operación Geronimo que llevó a la supuesta muerte de Osama bin Laden,  un excelente ejemplo del poder de disparar ideas dispares para llevar de la disonancia cognitiva a la sintonía (a)gnóstica, Robert Foster concluye que:

¿Little wonder there is such confusion in the news, when we can scarcely agree on historical narratives, is there any mystery we live in diverging realities?

[¿Todavía les sorprende la confusión que impera en las noticias, cuando difícilmente podemos ponernos de acuerdo en narrativas históricas, es aún un misterio que vivamos en realidades divergentes?]

Juice Media-Rap News, con la atenuante expansivo del humor, contribuye a hacernos ver que la información que consumimos es la narrativa que vivimos; y esa narrativa está directamente relacionada con la realidad que percibimos. Los medios de comunicación más que contarnos "cosas reales", nos cuentan historias que luego se convierten en cosas reales. Los viejos mitos, los cuentos de hadas, los cuentos de cunas, los poemas épicos, los arquetipos, los dioses y los héroes, son ahora los memes, los personajes históricos, las noticias y las películas que vemos todos los días. Esto no significa que lo que sucede o supuestamente sucede en el mundo al que accedemos a través de los medios no nos deba de importar o que no tenga una relación consustancial a nuestra existencia. Pero en la medida en la que somos más conscientes del proceso mítico-mediático que lleva a la información a convertirse en una narrativa que se materializa, que se vuelve "real", podremos extendernos y holgarnos por nuevos campos narrativos, por nuevas realidades in-formadas y, divertirnos con la ligereza, que da la conciencia, de saber que este mundo es una ilusión... que es, sobre todo, un juego.

El entrelazamiento cuántico, descrito como el parteaguas entre la física moderna y la clásica y también llamado "el efecto de Dios", parece servir como un cordón inmaterial que conecta todas las cosas del universo y tiende un puente entre la materia y el espíritu

Las cosas que han estado alguna vez en contacto entre sí siguen influyéndose mutuamente a distancia tras haberse cortado el contacto físico

James Frazer, La Rama Dorada.

What is LOVE?- An attempt to create quantum entanglement between two or more macroscopic sentient beings  

@Akposthuman

 

En las últimas décadas la física cuántica ha tomado una enorme popularidad entre los no iniciados, principalmente por virar el materialismo característico de la ciencia hacia antiguas filosofías como el idealismo o religiones tan atractivas para la mente posmoderna como el budismo. Tiende un puente: la ciencia originalmente no se distingue de la filosofía: ambas buscan describir y entender la naturaleza (o el universo); la naturaleza, que en un inicio era concebida como la manifestación visible del espíritu. Es parte de la interpretación popular de la física cuántica (ampliamente criticada por científicos que en ocasiones no logran salir de la "caja"): hacer del mundo algo en lo que la mente participa o al menos algo que se parece más a lo mental que a lo inerte y meramente mecánico. A mi juicio atinadamente, el filósofo y físico de Yale Abner Shimony llamó a esta vertiente de la física "metafísica experimental".

Una de las cosas que ha hecho a la física cuántica tan atractiva para la mente popular, con cierta inclinación a la espiritualidad, es que ha demostrado que el acto de observar un objeto afecta el estado de lo que se observa. Este "efecto del observador" se explica por la interacción inevitable entre un instrumento y el fenómeno que se observa. Por otra parte, el principio de indeterminación de Heisenberg señala que la posición y el momentum de una partícula no pueden determinarse hasta que no es medida —existe en un estado de superposición, está, por así decirlo, en todas partes antes de ser medida u observada. La interpretación popular, que extrapola el mundo micróscopico, espectral e implicado del quantum al mundo macroscópico, que se caracteriza por el dar sentido: la explicación, ha entendido esto como que al observar cualquier fenómeno, al percibir algo, lo modificamos: la mirada transforma e incluso, bajo cierta influencia del new age, al percibir (o al creer en) algo lo estamos (co)creando. El escritor Robert Anton Wilson desarolló toda una  teoría de psicología cuántica agnóstica de la realidad bajo este principio: 

Cada modelo que construimos nos dice más sobre nuestra mente que sobre el universo… el universo es más grande que cualquiera de nuestros modelos… cada descripción del universo es una descripción del instrumento que utilizamos para describir el universo (la mente humana).

Entre el tesoro de rarezas que descubrió la física cuántica al penetrar en el átomo, probablemente la más significativa y maravillosa sea el entrelazamiento cuántico.  Desde 1935 el físico Erwin Schrödinger notó una propiedad peculiar en la materia subatómica que llamó  "entrelazamiento" (entanglement, en inglés).  Esto es, cuando dos sistemas cuánticos entran en contacto entre sí permanecen conectados instantáneamente, como si fueran parte de un todo indivisible.  Schrödinger rápidamente apuntó que esta era la diferencia fundamental entre la teoría cuántica y la física clásica.

Actualmente el entrelazamiento cuántico se entiende como un proceso en el que una sola función de onda describe dos objetos separados, los cuales comparten una misma existencia no obstante lo lejos que puedan estar entre sí, como si estuvieran unidos por un cordón umbilical invisible o una onda que, en teoría, se puede propagar por todo el universo. Dos partículas que se han entrelazado tienen una descripción definida juntas, pero cada partícula por separada yace en un estado completamente indefinido: podemos decir que no existe la una sin la otra (aunque una partícula pudiera estar en las Pléyades y la otra entrando a tu pupila en la Tierra: photons that did tango, can never untangle). El entrelazamiento cuántico, que ha sido observado principalmente entre fotones, ha sido descrito por Henry Stapp en los términos de "luz gemela", una "disposición correlacionada a responder".

Albert Einstein desdeñó este aspecto de la mecánica cuántica con su famosa frase de "acción fantasmal a distancia". Einstein, por supuesto, había impuesto un límite de velocidad al universo y no concebía posible un efecto superlumínico. Sin embargo, el físico irlandés John Bell demostró con su famoso teorema que el entrelazamiento cuántico sí ocurre (algo que ha sido confirmado en repetidas ocasiones, como es el caso del famoso experimento de Aspect).

Ahora bien, este misterioso efecto de entrelazamiento a distancia difíicilmente se explica por una fuerza física que pueda viajar más allá de la velocidad de la luz para transmitir un estado cuántico entre dos partículas (de existir ciertamente se mantiene fantasmal).  Bell describió esta conexión entre partículas como "no-local", es decir que no tiene una ubicación en el espacio. Dice Nick Herbert:

Las interacciones no-locales, de existir, serían una especie de vudú de la física en el que una partícula influye en la otra, no a través de una fuerza de campo convencional, sino simplemente porque se han tocado alguna vez en el pasado distante.

Pese a observarse en el laboratorio repetidas veces este fenómeno que afecta a los bloques fundacionales de la materia que conforma a todas las cosas del universo, existe cierta reluctancia a darle importancia al entrelazamiento cuántico. Nuestra vida en el mundo macro discurre sin detenernos a pensar en lo que significa que todas las partículas que han estado en contacto entre sí tengan esta propiedad de conexión cuántica instántanea: no se nos ocurre pensar que estamos entrelazados con ciertas personas, con ciertos objetos, con ciertas ideas que siguen influyéndonos a distancia. Recientemente, sin embargo, científicos han notado que diversos fenómenos "macroscópicos" —como la fotosíntesis y la navegación de las aves— parecen estar ligados al entrelazmiento cuántico. Aún más interesante es la teoría de que nuestro ADN se mantiene unido debido a esta conexión cuántica.

Elisabeth Rieper y colegas de la Universidad Nacional de Singapur dicen que este entrelazamiento es lo que mantiene unida la doble hélice del ADN. Según el sitio Technology Review de MIT, Rieper y sus colegas usaron un modelo teórico del ADN en el que cada nucleótido consiste en una serie de electrones orbitando un núcleo cargado positivamente. El movimiento de la nube negativa es un oscilador armónico. Cuando los nucleótidos se unen para forma un par de bases, las nubes deben de oscilar en direcciones opuestas o la estructura no será estable. Rieper y sus colegas se preguntaron qué  le sucedería a esas oscilaciones si los pares bases estuvieran apilados en una doble hélice. La hélice debería de vibrar y deshacerse, pero esto no sucede, ya que las oscilaciones ocurren como una serie de estados de superposición —lo que significa que oscilan en todos los estados posibles al mismo tiempo. Un entrelazmiento cuántico lo mantiene todo unido [Daily Galaxy].

Que el ADN esté unido por entrelazamiento cuántico es altamente significativo, y por otra parte algo que podría anticiparse bajo cierto entendimiento de la selección natural y la evolución. Siendo que el ADN es fundamentalmente un programa (bio)informático que ha logrado replicarse con éxito —una especie chip cósmico o libro orgánico (¿el axis mundi de la galaxia?)— y que la forma más efectiva de transmitir información de la cual tenemos conocimiento es el entrelazamiento cuántico, es lógico pensar que el código genético esté vinculado entre sí de esta forma: con el pegamento más potente del universo (curiosamente es esa "oscilación de todos los estados posibles al mismo tiempo" lo que le da cohesión,  una especie de omni-potencia cuántica).

Además de la teoría expuesta por los investigadores de la Universidad de Singapur, el Premio Nobel de Química Luc Montagnier publicó el año pasado un trabajo en el que sugiere que el ADN emite señales electromagnéticas que imprimen su estructura en otras moléculas, algo similar a una teleportación de información, o en otras palabras entrelazamiento cuántico. El experimento realizado por Montagnier ha generado gran controversia y poca aceptación entre la comunidad científica, de cualquier forma avanza hacia una elegante intuición —que parece reflejarse en  la naturaleza. Aún menos aceptado es el trabajo del científico ruso Pjotr Garjaje quien sostiene que el ADN es similar a un Internet cósmico. Lo siguiente del libro Vernetzte Intelligenz de Grazyna Fosar y Franz Bludor (traducción de fragmentos aquí): 

De hecho, Pjotr y su equipo encontraron más paralelos aún entre la genética y la informática. Especulan que la estructura del “ADN basura” (el “segundo código” similar a la gramática del lenguaje humano) y su posibilidad de modificación, se deben a que el ADN no acumula toda la información necesaria en cada momento, sino que intercambia información permanentemente (la recibe, modifica y emite), de la misma forma que lo hace una computadora conectada a la web. Cada persona sería, siguiendo esta línea argumental, un nodo de una red o sistema (como Internet) que involucraría a muchos más individuos-nodos. 

Hay que aclarar que Pjotr es una figura oscura, aparentemente miembro de la Academia de Ciencias de Moscú según algunos sitios web,  de quien se tiene poca información y quien cree que el ADN no solo puede modificarse a través de la interacción de rayos de luz coherente (como lásers), también a través de las palabras —de manera similar a lo que sostiene Masuro Emoto con las moléculas de agua. Aclarando esto —que nos alejamos de la ciencia establecida— la posibilidad de que el ADN de un ser vivo no solo esté en un estado de entrelazamiento cuántico con cada una de sus células, sino con otros miembros de su especie (y quizás con todo el universo), es muy interesante. Es una forma de explicar la fascinante teoría de los campos mórficos del biólogo Rupert Sheldrake, quien sostiene que existen campos de información  que organizan el desarrollo de una especie y sirven con una memoria de la naturaleza —de tal forma que se pueden transmitir hábitos y mutaciones de manera horizontal, sin tener que pasar de generación a generación.

En 1920 el embriólogo Alexander Gurwitsch descubrió que los seres vivos emiten fotones “ultra-débiles” dentro del espectro ultravioleta. Gurwitsch los llamó “rayos mitogénicos”, ya que creía que estos fotones tenían un papel importante en la división celular del campo morfogenético, es decir, en el desarrollo de la estructura morfológica de un ser vivo.

En la década de los 70 el profesor Fritz Albert Popp descubrió que esta emisión de luz, a la que llamó biofotones, se presentaba en un rango de entre 200 y 800 nm y que exhibía un patrón periódico y coherente. Popp teorizó que los biofotones son producidos por el ADN en el núcleo de las células. Esto fue demostrado en los años ochenta. El Dr. Jeremy Narby  escribió en su libro The Cosmic Serpent:

Como el axis mundi de las tradiciones chamánicas, el ADN tiene una forma de escalera torcida (o una viña); de acuerdo a mi hipótesis, el ADN era, como el axis mundi, la fuente del conocimiento y las visiones chamánicas. Para estar seguro tenía que entender cómo el ADN podía transmitir información visual. Sabía que emitía fotones, que son ondas elctromagnéticas, y me acordé de lo que Carlos Perez Shuma me había dicho cuando comparó a los espíritus con ‘ondas de radio’. Una vez que prendes la radio, las puedes sintonizar. Es lo mismo con los espíritus; con la ayahuasca los puedes ver y escuchar. Así que investigué la literatura sobre fotones de origen biológico [...]

Narby formuló la hipótesis de que cuando los ayahuasqueros del Amazonas dicen comunicarse con los espíritus de las plantas, de sus ancestros o de la naturaleza, en realidad se están comunicando con el ADN de esas plantas o con su propio ADN (el cual tiene un campo holográfico) —y de esta forma obtienen información sumamente difícil de obtener por métodos de prueba y error, como fue en su momento el descubrimiento del curare. «Esta es la fuente del conocimiento: el ADN, viviendo en el agua y emitiendo fotones, como un dragón acuático escupiendo fuego». 

Existe en la profundidad del misticismo humano una identidad entre el espíritu y la información, que ha sido recuperada con la física cuántica y con la era de la informática. Del gnosticismo al Internet. De Hermes a MSN. It from bit. Heisenberg escribió: "los átomos no son cosas, son solo tendencias, así que en vez de  pensar en cosas, debes de pensar en posibilidades. Todos son posibilidades de conciencia". Ervin Lazlo ha dicho que "la información es el software del universo". Vemos hoy  claramente que la información es lo que programa a la materia, lo que de alguna manera arde al interior del cuerpo (la manifestación más conspicua de aquello que llamamos alma —"el sol invisible"— es la información, el código). La versión de Erik Davis del Génesis:

En el principio era la Info, y la Info estaba con Dios, y la Info era Dios.

Davis, en su texto Images of Spiritual Information, añade: "El medio es el mensaje y el mensaje es el espíritu al interior que viene de fuera, señal y ruido cruzando las fronteras entre sí en el flujo feroz del desdoblamiento".

Si el Logos o Espíritu en verdad es omnipresente, entonces debe de contar con los servicios de mensajería instantánea del entrelazamiento cuántico.  No por nada el escritor Brian Clegg ha titulado su libro sobre el entrelazamiento cuántico "El Efecto de Dios", como si este fuera el resultado de la materialización de la divinidad en el universo: el sello elástico de la unidad.

Según el físico Nick Herbert, el teorema de Bell revela que los hechos que experimentamos en el mundo "no pueden ser simulados por una realidad local subyacente. Cualquier realidad que se ajuste a los hechos debe de ser no-local [...]. El teorema de Bell muestra que debajo del mundanal ruido de nuestra existencia local yace oculta una realidad cuántica vudú conectada superlumínicamente que es necesaria para que este mundo ordinario opere".

Esta realidad subyacente es lo que David Bohm llamó el orden implicado, un mar de energía del cual se desprende nuestra existencia apenas como la onda que se forma sobre la superficie de un lago cuando se lanza una piedra. Es también lo que Arthur Schopenhauer llamó el Mundo de la Voluntad (nuestra realidad explícita es el Mundo de la Representación: el Maia, la Matrix). Es también el mundo del Nagual, que expone Don Juan Matus según Carlos Castaneda y que podría ser parte de la tradición oculta tolteca. Es el mundo del Espíritu, el Brahman. El entrelazamiento cuántico parece ser el cordón umbilical (de luz comunicante) entre la dimensión de unidad divina absoluta y el mundo material de la multiplicidad, que es una falsa caída o división, ya que, por el mismo entrelazamiento cuántico, el Espíritu sigue irradiando, transmitiéndose a sí mismo a través de nosotros. In-formándonos.

Con información de Quantum Tantra y de MIT Technology Review

Twitter del autor: @alepholo